Logo Oftalvist Blog Clínicas Oftalvist
Cambiar de color de ojos

Cambiar de color de ojos ¿Es seguro?

Cambiar de color de ojos ¿Es seguro?
5 (100%) 1 voto

Cambiar de color de ojos es una preocupación estética que algunas personas han llegado a plantearse, sin embargo, los expertos advierten que someterse a una operación para este fin puede ser peligroso y no son partidarios.

Operarse el color de ojos ¿es seguro?

En la actualidad existen algunas técnicas para cambiar de forma artificial el color del iris que a día de hoy no son recomendables y permitidas porque no están lo suficientemente contrastadas en cuanto a que pueden llegar a ser perjudiciales para la visión.

Una de estas técnicas consiste en colocar un pequeño disco de silicona de color sobre el iris.

Otros de los procedimientos quirúrgicos que se ha puesto de moda es mediante un láser que quema la capa más fina de la superficie del iris con el objetivo de darle un tono más azulado.

En este caso, el láser actúa sobre una de las capas del iris donde se encuentran los pigmentos que le dan color. Si se produce una obstrucción cuando estos pigmentos pasan al humor acuoso, el líquido puede no drenarse de forma adecuada, aumentar la tensión y puede producirse glaucoma.

Otro método es la queratopigmentación que consiste en colorear con tinte la córnea. Es el menos agresivo al ser reversible y no permanente. Estos pigmentos deben ser biocompatibles para el ojo. En algunos casos produce sequedad ocular. También se ha utilizado como terapia cosmética para mejorar el aspecto de ojos ciegos.

Los expertos no recomiendan cambiar el color de ojos

De forma generalizada, para los oftalmólogos estas técnicas orientadas a la despigmentación del iris con un motivo estético no ofrecen ninguna garantía de seguridad por la alta probabilidad de que puedan surgir algunas complicaciones.

Además, en nuestro país operaciones para el cambio de color de ojos con láser, por ejemplo, no cuenta con las pertinentes autorizaciones médicas ya que se ha demostrado que se puede llegar a perjudicar el iris debilitándolo y provocando una mayor fotosensibilidad.

Estás técnicas susceptibles de dañar el iris, según los expertos, pueden causar por tanto infecciones, una mayor presión en el ojo, afectar al nervio óptico o incluso la aparición temprana de cataratas, así como de uveítis o atrofia del iris sectorial.

¿Por qué tenemos color en los ojos?

Nacemos con un color determinado de ojos que puede cambiar levemente a lo largo de nuestra vida. Cuando somos bebés nuestro el tono suele ir oscureciéndose hasta los 8 meses de edad. Y al alcanzar la barrera de los 60-70 años puede aparecer un arco gris por encima y por debajo de la parte exterior de la córnea, lo que se conoce como arco senil debido al envejecimiento.

Por tanto, la tonalidad de nuestros ojos depende de la mayor o menor cantidad de melanina que tenemos en el iris, que es la parte que se encuentra alrededor de la pupila en nuestro ojo.

Las personas con mayor cantidad de melanina suelen tener los ojos marrones o negros, y las que menos, los tienen azules, verdes o color miel.

Aunque no se sabe con certeza también puede influir la herencia genética en el color de los ojos.

Como conclusión, la sociedad oftalmológica desaconseja de forma generalizada cualquier implante en el iris con fin estético hasta que se realicen ensayos y estudios que demuestren una mayor regulación de estos procedimientos para evitar cualquier riesgo o complicación que afecte a nuestra salud visual.

Promo Oftalvist
¡Suscríbete a la newsletter!

No pierdas de vista lo último en salud ocular

Oftalmología integral avanzada
Promo Oftalvist
Con la seguridad de un gran hospital
visita la web
Dudas frecuentes sobre la Cirugía Refractiva
Nuestros pacientes opinan