Logo Oftalvist Logo Blog
Cinco consejos para cuidar la retina

Cinco consejos para cuidar la retina

Cinco consejos para cuidar la retina
4.3 (86.67%) 6 votes

La retina es el órgano sensorial del ojo, donde se proyectan las imágenes percibidas, se procesan en forma de impulso nervioso que sale por el nervio óptico. Es fundamental un buen funcionamiento de este órgano.

A continuación vamos a facilitarte unos consejos fáciles y saludables para introducir en tu rutina del día a día y cuidar la función de tu retina.

5 consejos para cuidar de tu retina

  1. Controles oftalmológicos anuales

    Debes acudir al menos una vez al año a tu especialista oftalmólogo en retina. Este especialista, mediante exploraciones diagnósticas por imagen avanzada por Tomografía de Coherencia Óptica (OCT) puede prevenir, controlar y hacer un seguimiento de tu enfermedad, en el caso de padecer alguna patología relacionada con la retina, el vítreo o la mácula como puede ser una retinopatía diabética o degeneración macular asociada a la edad (DMAE).

  2. Buena iluminación de tu entorno

    Reducirás así la fatiga visual al leer sobre los dispositivos electrónicos principalmente.

  3. Proteger los ojos de los efectos nocivos del sol

    Con gafas de sol homologadas nos protegemos de los nocivos efectos de los rayos ultravioletas del sol en los ojos  tanto en invierno como en verano.

  4. No frotarse los ojos

    Ante cualquier contaminación ocular por agente externo lo más inmediato que se debe realizar es lavarse con agua limpia y en abundancia pero en ningún caso frotarase enérgicamente los ojos.

  5. Alimentación sana

    Para mantener una buena función visual y prevenir el envejecimiento ocular, una dieta rica en antioxidantes y nutrientes evitarán el aceleramiento de cualquier patología asociada a la retina que amenace la pérdida de la visión. A continuación te contamos qué alimentos incluir en tu dieta para fortalecer la retina:

    Consejos para cuidar la retina

  • Ácidos grasos Omega 3

    Las grasas omega -3 DHA se encuentran en la retina del ojo. Proporcionan soporte estructural a las membranas celulares que aumentan la salud ocular y protegen la función de la retina.
    Según los recientes estudios, se sugiere comer más alimentos ricos en estas grasas para retrasar enfermedades de la retina. Algunos de ellos pueden ser el salmón, el calamar, el atún, la caballa o la sardina.
    También algunos frutos secos como las nueces son ricos en ácidos Omega-3.

  • Carotenoides

     La luteina y la zeaxantina son sustancias que se encuentran en los vegetales de hojas verdes. Actúan como un filtro solar natural en el fondo de ojo. Ayudan a proteger nuestra visión de los efectos dañinos del sol. Además previenen la pérdida de visión que se produce con el paso del tiempo.
    Algunos alimentos son: el brócoli, espinacas, guisantes, calabacín o maíz.

  • Oligoelementos

    Contribuyen a detener el deterioro de la visión. Por ejemplo, el Zinc juega una importante función en el metabolismo de la retina por sus altos niveles de minerales y permite a la vitamina A crear un pigmento llamado melanina que protege nuestros ojos. Pueden ayudar incluso a ver mejor de noche. Los podemos encontrar en el pan, el queso curado, el cangrejo, paleta de cordero, filete de ternera u ostras crudas.

  • Vitamina E

    Es un antioxidante natural que contribuye a prevenir o retrasar enfermedades como las cataratas o la DMAE. Algunos ejemplos son el aguacate, las espinacas, las acelgas, los cacahuetes y el aceite de oliva.

  • Vitamina A

    Se encuentra en las células fotosensibles de la retina, los conos y los bastoncillos.
    Una cantidad inadecuada de vitamina A puede provocar la presencia de puntos blancos en la conjuntiva.
    Las cebollas son alimentos ricos en vitamina A y fuente de quercetina, un compuesto indispensable para la prevención de las cataratas en diabéticos. También favorece la generación de pigmentos esenciales para la retina. Nos ayudan a tolerar mejor los rayos ultravioletas del sol.

  • Vitamina C

    Previene patologías maculares como la DMAE. El brócoli y los arándanos son ricos en esta vitamina. Además de contener estos últimos flavonoides, una suerte de antioxidantes que previenen la acumulación de los radicales libres causantes del envejecimiento de las células oculares y lesiones internas del ojo.
    Otros frutos son: la frambuesa, la mora, el kiwi, la uva, la manzana o los tomates cherry.

Promo Oftalvist

Oftalmología integral avanzada

¡Infórmate!

Valóranos, queremos seguir mejorando

Nuestros pacientes opinan


error: Content is protected !!