Logo Oftalvist Logo Blog
Colirios y gotas para los ojos

Colirios y gotas para los ojos

Colirios y gotas para los ojos
4.5 (90%) 16 votos

¿Qué es un colirio?

Los colirios oftalmológicos son un medicamento líquido que se pone sobre el ojo en forma de gotas de forma dosificada. Existen muchos tipos de colirios, la diferencia entre un colirio y otro está en la patología ocular que se va a tratar.

Tipos de colirios y gotas para los ojos

Colirios sin receta médica 

Cuando tenemos los ojos rojos u ojo seco cuyas molestias no van más allá de un picor o sensación de arenilla soportable, podemos recurrir a los colirios y aplicarnos las gotas nosotros mismos.

colirios-y-gotas-para-los-ojos-ojo-seco-o-rojoEstos síntomas pueden deberse a que nuestros ojos no segregan suficientes lágrimas  o éstas son de mala calidad. Por eso las gotas en los ojos nos ayudarán a lubricarlos. Los colirios sin receta médica quiere decir que los podemos comprar libremente en la farmacia y se dividen en:

  • Colirios para ojos enrojecidos

Sirven para aliviar la irritación causada en nuestros ojos cuando por ejemplo estos han estado expuestos de forma prolongada a algún agente externo nocivo como el humo del tabaco, el cloro de la piscina o un aire acondicionado.

  • Lágrimas artificiales

Por su parte las lágrimas artificiales nos ayudan a hidratar mejor nuestros ojos (humectantes). Su uso es muy frecuente tras actividades tales como el uso excesivo de dispositivos electrónicos hoy en día. Existe otro factor importante que nos hace recurrir a ellas: la edad. Con el paso de los años la cantidad y la calidad de nuestras lágrimas disminuye por lo que se hace necesario ponernos estas gotas en los ojos.

Colirios con receta médica 

Los colirios antibióticos son aquellos que requieren de prescripción médica y, por tanto, de una receta para poder adquirirlos en la farmacia. Por este motivo, es muy importante que no se administren sin el control previo de un oftalmólogo especialista. Al tratarse de un medicamento hay que tener en cuenta que un mal uso o aplicación de los mismos puede ser nocivo para nuestra salud visual. Los tipos de colirios antibióticos más comunes son:

  • Colirios bactericidas

    Se utilizan como alternativa a la penicilina o tetracilina ya que estos pueden no ser todo lo efectivos que esperamos para penetrar en la córnea, que es la capa externa de nuestro ojo, para eliminar bacterias. El más utilizado es el que se compone de aminoglucósido.

  • Colirios bacteriostáticos

    No son tan eficaces como los anteriores para eliminar bacterias pero sí la capacidad para evitar la propagación de que se multipliquen. Su componente más común es el sulfonamida.

  • Colirios combinados de antibióticos

    Sirven para aumentar la eficacia en el tratamiento, como por ejemplo aquellos que combinan antibióticos con medicamentos que se compongan de esteroides.

Colirios para alergias oculares

Como consecuencia de las alergias primaverales podemos notas que nuestros ojos se irritan, se ponen rojos y tienen lagrimeo constante. Todo ello está causado por el humo, el polvo o el moho. Algunos de los colirios y gotas para los ojos que podemos utilizar para aliviar estos síntomas son:

Lágrimas artificiales 

Como ya hemos mencionado antes, es uno de los colirios para los ojos más usados que nos ayudará a combatir además de la sequedad ocular todos aquellos alérgenos que entren a nuestros ojos como el polvo.

Estabilizadores de mastocitos 

Son unas gotas muy específicas para solucionar problemas de lagrimeo, ardor  y picor causadas por las células (mastocitos) que contienen todos aquellos elementos que provocan las alergias.

Antihistamínicos orales 

Será muy importante consultar previamente a un oftalmólogo concretamente para el uso de estos colirios pues en algunos casos pueden provocar sequedad ocular o empeorar algunos síntomas de la reacción alérgica.

Corticosteroides 

Son ideales si padecemos alergias de tipo crónico o con una hinchazón muy específica en la zona ocular. Están elaboradas con esteroides.

Antiinflamatorios no esteroides

Se suele utilizar como tratamiento para la conjuntivitis de tipo alérgico, además de ser una solución preventiva por su tipo de composición. Siempre bajo supervisión médica. Los más conocidos son pranoprofeno y el ketorolaco.

colirios-gotas-ojos

Colirio ciclopléjico

Este tipo de colirios también llamados midriáticos se clasifican en distintos tipos según su composición y la funcionalidad de los mismos:

Dilatación de las pupilas 

Son su uso más común. Cuando visitamos la consulta de un oftalmólogo lo habitual es que nos dilate las pupilas para una adecuada exploración de nuestros ojos. Favorece por ejemplo el estudio de la retina o fondo de ojo.

Irritación del iris 

El iris es la zona de nuestros que tiene color. Su función es la de controlar la dilatación de la pupila según  la cantidad de luz que le entra a la misma. Cuando ésta se irrita, unas gotas de colirios ciclopléjico puede ayudar a aliviar esta situación.

Inflamación de la córnea 

Cuando nuestra córnea se infecta por bacterias o algún tipo de virus externo el colirio ciclopléjico puede remitir y controlar estas molestias en la zona ocular.

¿Cómo usar el colirio correctamente?

Como cualquier otro medicamento debemos controlar siempre la fecha de caducidad de los colirios que tenemos y leer su prospecto. Como ya hemos visto, existen de muchos tipos y no sirven todos para lo mismo.  Para saber usar correctamente los colirios que nos toquen ponernos estas son algunas de nuestras recomendaciones:

  • No usar colirios que hayan permanecido abiertos más de un mes.
  • Nunca se debe compartir un colirios. Por ejemplo, el riesgo de contagio de conjuntivitis puede ser muy elevado.
  • Cuando vayamos a ponernos los colirios o gotas en los ojos es fundamental lavarse bien las manos. También evitar el contacto de la punta del frasco con el ojo u otras partes del cuerpo una vez abierto.

Además, si estamos utilizando colirios durante el tratamiento postoperatorio de una cirugía refractiva o tras una operación de vista cansada  y operación de cataratas en el ojo, será muy importante la higiene que mencionábamos ya que nuestros ojos acaban de ser operados y deben ser cuidados con el máximo rigor posible.

Efectos secundarios de los colirios

Cuando acabamos de ponernos las gotas adecuadas para nuestros ojos podemos notar algunos efectos. Éstos pueden ser visión borrosa, escozor, picor o incluso irritación. En los primeros instantes esto es bastante común. No obstante si los síntomas se prolongan será necesario acudir a un especialista.

En otras ocasiones también podemos notar el sabor del colirio en la boca. Esto es debido a que el lagrimal de nuestro ojo drena hacia la nariz, la que está comunicada por la garganta.

No dude en consultar a su oftalmólogo para cualquier otra aclaración sobre el uso y tipo de colirios o gotas oftalmológicas.

Promo Oftalvist
Oftalmología integral avanzada
¡Infórmate!
Suscríbete a nuestra newsletter

Nuestros pacientes opinan
Valóranos, queremos seguir mejorando


error: Contenido protegido