Blog Oftalvist: Lo Último en Salud Ocular
ejercitar la vista

10 ejercicios para mejorar la vista ¡Verás qué bien!

Las patologías o problemas oculares no se pueden corregir con ejercicios para la vista, sin embargo, sí pueden ayudar a prevenir y/o desarrollar capacidades visuales cuando existe algún tipo de dificultad, así como simplemente para relajarlos.

Además, en la era tan digitalizada en la que vivimos en la actualidad, exigimos un gran esfuerzo cada día a nuestros ojos, ya que tanto para nuestro ocio personal como en el terreno laboral, hacemos un uso excesivo de las pantallas sin descanso.

Por eso, no es extraño que tras las largas horas que dedicamos a enfocar a los diferentes dispositivos electrónicos que usamos a diario nuestros ojos se resientan y sufran cierto grado de fatiga visual con síntomas de sequedad ocular, picor o enrojecimiento.

Parpadear

Durante el parpadeo, cada 3 ó 4 segundos, humedecemos nuestros ojos con las lágrimas, lo que ayuda a expulsar elementos externos nocivos.

Sin embargo, cuando estamos frente a un ordenador o pantalla parpadeamos menos por lo que hay mayor probabilidad de que nuestros ojos se sequen o se cansen con mayor facilidad.

 Por ello, te recomendamos que cierres los ojos fuerte durante 3 segundos y los despegues.

Repite este ejercicio cinco veces seguidas apartando la vista de la pantalla.

También puedes probar a mover los ojos formando un círculo mientras parpadeas a la vez y respiras consciente por la nariz.

Descansar los ojos

Será recomendable que cada hora interrumpas actividades como trabajar frente al ordenador o la lectura al menos durante 5-10 minutos, por ejemplo para ir al baño o aprovechar a hacer alguna llamada para relajar la vista.

Otro ejercicio que puedes practicar durante ese tiempo es apoyar las palmas de las manos mientras tienes los ojos cerrados. Suele aliviar la tensión de los ojos.

Presión en los ojos

Con las yemas de los dedos presiona suavemente los ojos cerrados con el objetivo de activar el líquido intraocular durante unos segundos.

Puedes hacer dos veces al día nada más levantarte y antes de irte a dormir.

Ejercicio de movimiento ocular

Habitualmente enfocamos hacia un punto frontal por ello y con el fin de ejercitar el nervio óptico recuerda también mirar hacia la derecha y hacia la izquierda 3 o cuatro veces seguidas.

Una vez realizado este ejercicio prueba a hacer círculos con los ojos para fortalecer aún más los músculos de tu globo ocular.

Masajea las órbitas de los ojos

Regálate un masaje muy sencillo. Con las yemas de los pulgares presiona suavemente el hueso debajo de las cejas desde la nariz hasta la sien realizando movimientos circulares.

Te aliviará mantener los ojos cerrados durante este ejercicio ya que la oscuridad los mantiene más relajados.

Ejercicio de acomodación y enfoque

Hay que colocar el dedo índice de la mano derecha delante del ojo a la distancia del codo y el dedo índice izquierdo a unos 15 centímetros detrás del derecho.

La idea es ir alternando y enfocar a uno y a otro durante al menos un minuto.

Prevenir la sequedad ocular

Para evitar la sequedad ocular te recomendamos el siguiente ejercicio en el que debes abrir y cerrar y los ojos, al menos 20 veces para conseguir relajar tus músculos faciales.

Para este ejercicio también es importante que mantengas la cabeza recta y tengas los párpados relajados.

¿Te interesa lo que estás leyendo?

Suscríbete y conoce todos nuestros consejos para cuidar tus ojos

Ejercicio para ojos con astigmatismo

Si tienes astigmatismo prueba a leer un texto con letra pequeña parpadeando lo máximo que puedas y ponte al lado un objeto.

Después de leer un párrafo, observa el objeto. Realiza este ejercicio hasta que notes tus ojos cansados, te ayudará a liberar la tensión y la presión causada por el astigmatismo.

Mirar al horizonte

También es beneficioso para la salud ocular dirigir la mirada al punto más lejano que tengas de vez en cuando.

Siéntate cómodamente desde tu silla con la espalda recta, o bien en el coche cuando estés de viaje, e intenta concentrarte en el objeto más lejano lo que también ayudará a relajar tu vista y, por tanto, al nervio ocular.

Ejercicio para la vista cansada

Un ejercicio que también ayuda a la relajar la visión si ya empiezas a notar los síntomas de vista cansada o presbicia es mirar con los ojos cerrados al sol y mueve la cabeza en todas las direcciones: de derecha a izquierda y de arriba abajo durante 2-3 minutos.

Al terminar puedes mojarte con agua fría la cara para refrescarte.

.