Logo Oftalvist Logo Blog
Annamaría y su familia

El arte mágico de engañar a la vista

El arte mágico de engañar a la vista
5 (100%) 1 voto

“La mano es mas rápida que la vista. El cerebro es más rápido que las manos. Así que hay que atacar al cerebro”, decía un gran maestro de la magia llamado Fu-Manchú.

¿Es la mano más rápida que la vista?

El ojo humano procesa una imagen en tan sólo 13 milésimas de segundo. Esto lo demostró un equipo de neurocientíficos del MIT, que ha medido el nivel del ojo humano para el procesamiento de imágenes enteras, cuyos resultados fueron publicados en la revista Attention, Perception, and Psychophysics.

Que esta capacidad de identificación sea tan rápida, más de lo que se asumía en otros estudios, se debería a que el cerebro necesita tiempo para determinar donde enfocar la mirada y en qué aspecto de la imagen. Mary Potter, miembro del Departamento de Cerebro y Ciencias Cognitivas del MIT y coautora de la investigación, explicó: “El hecho de que puedas hacer eso a estas altas velocidades nos indica que lo que hace la visión es encontrar conceptos”.

Por tanto, si una buena visión es difícil de engañar, ¿por qué parece que las manos de un buen mago sean más veloces que la vista? Lo que sucede es que, un buen profesional sabe cómo distraer a su público.

Las sutilezas y habilidades físicas, como otras psicológicas, son las que consiguen captar la atención del espectador, concentrar la mirada donde el profesional perspicazmente quiera y convertir nuestra inocente mirada en una maleable marioneta, cual inconsciente rehén,  posea o no, la más saludable visión.

Y es que a veces pasa que no queremos alardear siempre de nuestra gran agudeza visual cuando frente a nosotros ocurren malabarismos mágicos que tienen como fin crearnos una ilusión óptica, capaces de bajar las defensas de nuestro cerebro, relajar hasta la vista de un lince y hacernos ver sólo lo que la magia quiere que veamos por puro divertimento. Porque así lo queremos.

El arte de engañar a la vista

Sin embargo, también los hay más curiosos quienes incapaces de bajar la retaguardia de su intelecto, siempre quieren descubrir el truco del mago: “¿Cómo lo ha hecho?”, ¿Puedes volver a repetirlo?”, cuestionan una y otra vez sintiéndose traicionados por su capacidad de descubrir qué es lo que acaba de ocurrir ¿Podrán ver y desvelar el truco? Un reto que sólo pueden aplicarse las vistas más hábiles y perfectas que no quieren dejarse engañar por su cerebro.

Si es así y quieres ponerte a prueba, ejercita tu velocidad visual con estos maravillosos trucos de cartas de los magos Jorge Blas y Jandro ¡Disfruten y vean! (si pueden) 😉

Promo Oftalvist
Oftalmología integral avanzada
¡Infórmate!
Suscríbete a nuestra newsletter

Nuestros pacientes opinan
Valóranos, queremos seguir mejorando


error: Contenido protegido