Logo Oftalvist Logo Blog
El Dr. Juan Carlos Elvira explica el fenómeno viral del azul y negro o blanco y dorado

El fenómeno viral del azul y negro o blanco y dorado

“¿Y tú? ¿Cómo lo ves?”. Esta ha sido la pregunta más repetida en las últimas 72 horas tras  la imagen de un vestido que ha divido al mundo en un curioso debate de percepción cromático del citado atuendo. El 50% lo han visto blanco y dorado y el otro 50% azul y negro pero ¿A qué se debe este fenómeno visual?
El Dr. Juan Carlos Elvira de Oftalvist nos da algunas pistas.

 

El fenómeno viral del azul y negro o blanco y doradoTodo empezó cuando una usuaria de Tumblr decidió pedir ayuda a sus seguidores para preguntarles una duda existencial: ¿de qué color era un vestido concreto? Decía que ella y sus amigos no eran capaces de llegar a un acuerdo y se “estaban volviendo completamente locos”.  La inocente pregunta de Swiked, así se llama la chica, ha creado una polémica a nivel mundial: entre los que ven el vestido blanco y los que lo ven azul y negro ( el que es precisamente el color original del vestido).

Los primeros consideran que, en realidad, el vestido está a contraluz y, por eso, el blanco y el dorado aparecen un poco oscurecidos. La otra parte cree que lo único que pasa es que toda la foto está sobreexpuesta, tanto el fondo como el objeto, y que no es más que el azul y el negro quemados. Parece ser que la razón de estas diferencias entre personas se debe a una ilusión óptica, en la que la relación del objeto con el entorno cambia la percepción que tenemos del mismo.

Precisamente el Dr. Juan Carlos Elvira, del departamento de retina y vítreo de Oftalvist, explica que “estamos más diseñados a través de nuestro propio aprendizaje personal a percibir diferencias relativas en colores que el color absoluto. Y esta percepción relativa del color está claramente marcada  por el entorno, de forma que según el brillo, las sombras, la  saturación de una imagen y de su entorno nos puede hacer cambiar el  color que percibimos aún siendo éste invariable en sí, pero sí lo es  para nosotros dependiendo de dicho entorno.”

Resulta también que el sistema visual es capaz de distinguir más matices entre los tonos claros. Esto podría arrojar pistas de por qué el famoso vestido es azul para unos y blanco para otros. Y es que la fotografía original está saturada de luz y cerca de un umbral en el que el brillo de la tela azul puede ser interpretado como blanco por parte de algunas personas, cosa que no ocurre con fotografías de calidad del mismo vestido.

En relación a esta teoría, el doctor Juan Carlos Elvira apunta que todas las retinas (en ausencia de patología, o defectos hereditarios  o adquiridos en los conos) tienen 3 tipos de conos con especialización en la percepción de determinadas gamas de colores. Del diferente porcentaje de conos de cada clase “reclutados o estimulados” por una imagen con un color con determinadas longitudes de onda se produce una señal, que tras varios niveles de procesado (como diferentes ordenadores con sus señales) llegan al cerebro y son percibidos como una imagen y un diferente color por cada individuo. Destaca que “en  ese proceso influye el aprendizaje, la propia interpretación, la memoria, y hasta cierto punto la propia imaginación”.

Los científicos proporcionan más respuestas: “El sistema visual no está diseñado para realizar valoraciones absolutas, sino más bien para hacer comparaciones”, escribe un grupo de científicos en Fundamentos Biológicos de la Conducta. Según desarrollan más adelante, el contexto o el fondo que hay en una imagen influye en cómo percibimos los colores y las formas que vemos en el frente.

En cualquier caso, aún queda mucho por conocer del complejísimo proceso de la visión,  “tanto desde la propia retina, y su activación, interpretación y análisis a nivel del córtex visual occipital, y de  las diferentes conexiones establecidas a nivel cerebral con otras áreas, que son al final lo que establece que lo percibido por nosotros  se ajuste en mayor o menor grado a la realidad circundante”, concluye el Dr. Elvira.

 

Ahora bien, si ha quedado una cosa clara es que el fenómeno no reside tanto en un simple vestido sino en lo fascinante que pueden llegar  a ser nuestros ojos, todos únicos 😉

 

Promo Oftalvist

Oftalmología integral avanzada

¡Infórmate!

Valóranos, queremos seguir mejorando

Nuestros pacientes opinan

Haznos una pregunta






He leído y aceptado los términos y condiciones