Logo Oftalvist Logo Blog
Amor a primera vista

¿Existe el amor a primera vista?

¿Existe el amor a primera vista?
Valoración

De repente te das la vuelta y ahí está. Alguien con algo especial. No lo conoces pero te resulta familiar.
Como si lo llevaras esperando toda tu vida. Te observa fijamente igual que tu también lo haces y de forma inesperada llega a tu cerebro la respuesta y lo reconoces ¿Un instante es suficiente para saber que es el amor de tu vida?

Por un lado existen los defensores de la teoría del “flechazo”, aquellos románticos empedernidos y de la química instantánea sin lógica alguna. Por otro, sus detractores, aquellos que opinan que eso no es amor sino una atracción con explicación científica.

 

Amor a primera vista
Amor a primera vista

La teoría del “Amor a Primera Vista” siempre ha generado debate.
En esta definición relacionamos la palabra amor con aquello que nos entra directamente por los ojos, es decir, una persona con unas cualidades físicas y psíquicas determinada que en menos de 30 segundos es capaz de enamorarnos incuestionablemente. ¿Por qué?

Por un lado, existen las opiniones de aquellos que opinan que la excesiva rapidez e intensidad con la que se produce el amor a primera vista se debe a que descubres que esa persona se ajusta a tu modelo de pareja ideal. Es algo así como un arrebato pasional que te altera de forma extraordinaria. Sientes como él/ella te complementa y esa plenitud e ilusión te dan una sensación de felicidad mágica de forma inexplicable. Porque para ellos el amor es precisamente eso, irracional.

Sin embargo, más allá de esta explosión llamada enamoramiento, el amor a primera vista es un proceso que se encuentra más relacionado con el cerebro que con el corazón. Los psicólogos dicen que en el espacio de 30 segundos, que es cuando se produce el amor a primera vista, nuestro cerebro analiza la apariencia, la voz y los gestos del desconocido/a.

Otros científicos explican este “flechazo” por una cuestión de feromonas. A simple vista no se percibe pero nuestra piel segrega una sustancia que sólo es capaz de percibir el sentido olfativo y que en determinadas ocasiones atrae al sexo opuesto. Los estudios llevados a cabo en los seres humanos sobre esta señal química nacen a partir de las exitosas investigaciones que se han realizado desde hace algunos años en los insectos. Esto llevó a pensar que las hembras emiten un olor que los machos detectan a través de sus finas antenas. En comparación con el ser humano, ello equivaldría a mujer madura liberando toda su esencia femenina en una habitación y que al cabo de un tiempo un determinado número de hombres la rodeara tratando de cortejarla, y todo gracias a su sentido del olfato. No obstante, el ser humano no tiene tan desarrollada esta capacidad como otras especies.

Otros hablan del “inconsciente adoptivo”. Es decir, cuando ves una persona el cerebro actúa como un gigantesco ordenador que en secreto procesa un sin fin de datos (ojos, boca, cejas, sonrisa, etc) sin que nosotros podamos controlar, después asocia datos según nuestra forma de ser y determina si se ajusta a nuestro carácter. Si la respuesta es “sí”, se inicia el proceso de acercamiento y cortejo.

Una teoría que encaja perfectamente con una investigación liderada por la investigadora de la Universidad Northwestern en Estados Unidos, Donna Jo Bridge que explica que el amor a primera vista es una combinación que realiza el cerebro con experiencias pasada o recientes con el fin de actualizar los recursos. “La memoria no es como una cámara de vídeo, sino que edita cada escena para crear una historia que encaje en el presente”, ha explicado Bridge cuyo trabajo, publicado en “Journal of Neuroscience” y recogido por la plataforma Sinc, ha mostrado que el cerebro edita constantemente la información que almacena.

Así, una persona puede acordarse de un mismo suceso de forma diferente en cada etapa de su vida, porque si por ejemplo, en el presente está enamorada, probablemente consideró flehazo lo que experimentó al conocer a su pareja. “Puede que pienses que en aquel momento sentiste amor y euforia pero seguramente estarás trasladando tus sentimiento actuales a una situación pasada”, explica.

De esta forma, la investigadora ha comprobado que los recuerdos se adaptan al entorno a fin de ayudar a las personas a sobrevivir y afrontar los problemas de su día a día. De hecho, ha revelado que el hipocampo es la parte del cerebro encargada de esta labor de edición que modifica los fotogramas como si se tratase de una película, para cambiar la información y reemplazarla por imágenes del pasado.

 

Promo Oftalvist
Oftalmología integral avanzada
¡Infórmate!
Suscríbete a nuestra newsletter

Nuestros pacientes opinan
Valóranos, queremos seguir mejorando


error: Contenido protegido