Blog Oftalvist: Lo Último en Salud Ocular
gafas-deportivas-graduadas
Inicio » Consejos » Gafas deportivas graduadas ¿ventaja o inconveniente?

Gafas deportivas graduadas ¿ventaja o inconveniente?

El deporte y la buena visión son dos conceptos estrechamente relacionados.

Si la práctica de algunos deportes requiere protección de nuestros ojos, más importante es cuidar nuestra salud visual si padecemos algún defecto refractivo y somos portadores de gafas y/o lentillas.

De ahí, la recomendación de los especialistas de graduar las gafas deportivas de muchos deportistas para un buen y mejor rendimiento visual.

En algunos de los deportes que más se practican en nuestros país como el fútbol, tenis, balomnano o pádel se producen cientos de lesiones tanto a nivel profesional como amateur por no llevar una protección ocular adecuada, independientemente de si el deportista ve bien o no.

Por ello, las gafas deportivas son una buena alternativa, pero sobre todo, un accesorio fundamental para aquellos deportistas que precisen corrección óptica en el caso de la miopía, hipermetropía y/o astigmatismo.

Las gafas graduadas convencionales en este caso no serían la mejor opción, ni siquiera por normativa en algunos casos.

El principal inconveniente es que tras el impacto de un golpe, caída o balonazo se pueden romper las monturas y los cristales y estos provocar algún daño de menor o mayor gravedad en el globo ocular como puede ser en la retina o el nervio óptico.

Características de las gafas graduadas para hacer deporte

Cada vez son más los que se suman a incorporar un hábito deportivo en su rutina y, por tanto, a adaptar según la disciplina deportiva, sus gafas de vista para poder realizarlo con mayor comodidad, seguridad y cubriendo todas las necesidades.

Ahora bien, este tipo de gafas deben cumplir una serie de requisitos:

  • Materiales resistentes: las gafas deben soportar posibles golpes. Para ello, la mayoría de marcas utilizan el acetato o el titanio.
  • Comodidad: deben ajustarse correctamente al contorno de la cara pero sin apretar.
  • Cristales: resistentes para que en el caso de rotura no dañen el ojo. También deben ofrecer un campo de visión amplio.
  • Anti-vaho: algunos modelos cuentan con esta ventaja para que las gafas no se empañen.
  • Rayos ultravioleta: otra de las principales funciones que se debe perseguir en una gafa de sol deportiva es la protección a los rayos UVA. Esto es esencial ya que este tipo de gafas dependerán de diferentes tipos de condiciones climatológicas, o cambios de luz.

¿En qué deportes pueden ser útiles?

Running

Deben abarcar una buena superficie ocular, proteger del sol y tener en cuenta los distintos cambios de luces que pueden haber según el momento del día en el que se practique y/o localización.

Bicicleta

Al realizarse con cierta velocidad serán necesario unas gafas de gran cobertura ocular para evitar la entrada de partículas de polvo o insectos que puedan impactar en el cristal.

También se recomienda el uso de lentes fotocromáticas o polarizadas que se adapten a diversas condiciones climatológicas y evitar posibles deslumbramientos.

Natación

La principal funcionalidad que se persigue con gafas de natación y, en general, en cualquier deporte acuático es que sean anti-vaho, así como que repelan el agua y no filtren (gafas hidrófugas).

Deportes de nieve

Una gafas para la nieve deben, además de proteger la zona de los ojos, gran parte de la cara, ya que en esta ocasión deben resguardar bien de la nieve y del viento dada la velocidad que se alcanza con este deporte, evitando así también sequedad ocular.

La protección frente a la radiación UV debe ser la más alta dada la intensa refracción de la nieve.

¿Te interesa lo que estás leyendo?

Suscríbete y conoce todos nuestros consejos para cuidar tus ojos

Inconvenientes gafas deportivas graduadas

Una de las principales limitaciones de practicar un deporte, aunque sea con gafas deportivas graduadas, es la falta de agudeza visual frente a la posibilidad de movimientos bruscos o cambios de velocidades.

Estas son algunas de las molestias generales de la que se suelen quejar los deportistas:

  • Dificultad para secar el sudor.
  • Gafas de materiales resistentes para evitar su rotura pero de precio elevado. No obstante, no existe ningún material que garantice la integridad absoluta frente a cualquier impacto de carácter elevado.
  • Peligro ante la posibilidad de que se caigan, se empañen o no eviten correctamente los deslumbramientos en determinados ambientes.
  • La incompatibilidad de llevar caretas que exigen algunos deportes o la incomodidad ante la obligación de tener que llevar mascarilla.

Por todas estas razones, incluso habiendo probado con gafas graduadas, cada vez son más los deportistas que acuden al oftalmólogo para saber si son aptos para una cirugía refractiva que corrija definitivamente el defecto refractivo que padecen, ya sea miopía, hipermetropía y/o astigmatismo.

Una solución a sus problemas visuales frente a la incomodidad de llevar gafas o lentes de contacto durante su rutina deportiva habitual.

¿Te ha parecido interesante esta entrada? ¡Puntúala!
(Votos: 1 Promedio: 5)