Herpes ocular ¿a qué es debido?

El herpes ocular es una enfermedad de tipo vírica que manifiesta en los ojos. El herpes en general es un virus que afecta a muchas personas, principalmente adultas y en la zona labial. El contagio se produce por contacto físico o por la saliva.
Los más conocidos son el herpes Simplex o de tipo 1 y el herpes zóster.

La mayoría de nosotros somos portadores de esta enfermedad aunque no siempre llega a manifestarse, ocultándose en los ganglios neuronales sin causar problemas. Además, se trata de un virus que puede volver a reactivarse en cualquier momento con los mismos brotes.

Con el herpes ocular, o la queratitis herpética, ocurre lo mismo. El virus se instala de forma latente en las zonas nerviosas del ojo o tejidos oculares como la conjuntiva o la piel de los párpados. Eso puede ocurrir mucho antes de que presente síntomas.

El virus se activa cuando pasamos por épocas en las que tenemos las defensas débiles como de estrés o la falta de sueño.  Otros factores como la menstruación, la fiebre o la exposición excesiva a la luz ultravioleta pueden ser también desencadenantes del virus.

Los 7 síntomas del herpes ocular

Lo primero que tienen que saber los pacientes que se noten heridas en los ojos con molestias considerables sin habérselosHerpes Ocular ó queratitis herpética.  golpeado es que pueden sufrir un herpes ocular.

La  sintomatología depende del mayor o menor grado de afectación según las defensas con las que nos encontremos en nuestro sistema inmunológico en el momento de su aparición:

  1. Enrojecimiento del ojo.
  2. Sensación de cuerpo extraño.
  3. Lagrimeo constante.
  4. Fotofobia.
  5. Reducción de la visión si el herpes llega a afectar la zona de la retina.
  6. Sarpullido o Inflamación de los párpados.
  7. Aparición de cicatrices si el herpes llega a la córnea.

Si no se trata la enfermedad puede seguir avanzando manifestándose en forma de úlceras corneales. En fases más avanzadas, el virus del herpes puede dañar severamente la córnea provocando incluso su perforación. Generalmente solo afecta a un ojo.

Diagnóstico de la queratitis herpética o herpes ocular

Aquellas personas que hayan sufrido alguna vez un herpes ocular pueden identificar más fácilmente lo que les está ocurriendo.
Lo habitual es acudir a la consulta de un oftalmólogo para confirmar las sospechas mediante un completo examen oftalmológico.
Durante las pruebas, el especialista teñirá el ojo con fluoresceína para su rápida identificación.

Cuál es el tratamiento para esta infección viral

Habitualmente se trata mediante medicamentos antivirales, previamente recetados por el oftalmólogo ya sea en gel o pomada con o sin anti inflamatorios en colirio, o mediante vía oral. También se suelen prescribir gotas corticosteroides.

En casos extremos, si el herpes ocular ha producido una importante pérdida de la visión por el daño producido en la córnea, el trasplante de córnea puede llegar a ser una solución.

 

¿Quieres prevenir el herpes y otras infecciones víricas, así como mantener tus defensas sanas y fuertes? Conoce los 7 alimentos indispensables para fortalecer la salud ocular.

 

Promociones Verano sin gafas