Blog Oftalvist: Lo Último en Salud Ocular
Limpiar estuche de lentillas
Inicio » Consejos » Cuidados para limpiar bien el estuche de lentillas

Cuidados para limpiar bien el estuche de lentillas

Mantener el estuche de lentillas limpio es igual de importante que una correcta higiene de las lentes de contacto para un buen cuidado ocular.

No hacerlo podría suponer un foco de contaminación de microorganismos y bacterias que pasarían a estar en contacto con nuestras lentillas y deteriorarlas más rápidamente.

Hay usuarios que limpian su estuche de lentillas a diario, semanal o mensualmente. Lo importante es habituarse a una higiene de forma regular ya que solo lleva unos minutos.

Con ello, se podría evitar cualquier tipo de contaminación no deseada en nuestras lentes de contacto y, que en ocasiones, podría incluso acarrear algún tipo de problema o inflamación en la córnea, conjuntivitis, herpes oculares o cualquier infección que perjudique la salud de nuestros ojos .

Junto a la limpieza del estuche es fundamental llevar también correcta higiene de las lentes de contacto. Para ello te recomendamos que tengas en cuenta lo siguiente:

  • Buena higiene de manos con agua y jabón antes y después de quitarte las lentillas.
  • Aplicar unas gotas de la solución salina o líquido de lentillas que te recomiende el especialista.
  • Quitarse las lentillas con la yema de los dedos evitando que entre en contacto con las uñas.
  • Guardarla en el estuche.
  • Realizar el proceso completo primero con una lentilla y luego con la otra.
¿Te interesa lo que estás leyendo?

Suscríbete y conoce todos nuestros consejos para cuidar tus ojos

Consejos para limpiar el estuche de lentillas

Para garantizar una correcta higiene de las lentes de contacto debemos seguir los siguientes pasos antes y después de depositarlas en el estuche:

Lavar y secar las manos

 Antes de manipular el estuche de lentillas utiliza un jabón de manos neutro para limpiarlas correctamente.

El objetivo es evitar que otros productos como colonias o cremas entren en contacto con las lentillas que puedan irritar los ojos.

La limpieza del estuche de lentillas

Primero retira las lentillas y vacíalo de cualquier solución depositada en él.

Enjuagar el estuche

A ser posible con agua caliente para eliminar todo tipo de bacterias, residuos y suciedad.

Cepillo de dientes limpio

Puedes utilizar un cepillo de dientes limpio para frotar el estuche con una mínima cantidad de jabón que sería suficiente tanto por dentro como por fuera. Asegúrate de enjuagarlo bien.

Secar en un lugar con ventilación

Seca el estuche de lentillas al aire y abierto en un lugar limpio. Puedes pasar un paño seco limpio una vez no hayan rastros de agua.

Rellenar el estuche de nuevo con la solución de tus lentes de contacto

Es importante recordar que las lentes de contacto deben colocarse siempre en primer lugar en el estuche, sobre la parte posterior, cuando este esté vació y posteriormente cubrirlas por el líquido necesario para no dañarlas.

Evitamos así que la solución pierda su efecto protector sobre las lentes de contacto si se coloca antes en el recipiente y se degrade si transcurre mucho tiempo antes de ponerlas.

 Por lo general, la solución debe cambiarse cada día y, el estuche en sí, cada dos o tres meses.

Otros usuarios lo sustituyen por ejemplo al abrir un nuevo bote de líquido.

Debe recordar también que si se va de viaje lo conveniente es llevarse un bote pequeño y nunca rellenar el recipiente de otro líquido de lentillas.

Si integra estos consejos en su rutina del día a día le ayudarán a prevenir infecciones oculares que se producen comúnmente en los usuarios de lentes de contacto.