Logo Oftalvist Logo Blog

Los ojos, el espejo del alma

¿Por qué dicen que los ojos son el espejo del alma? ¿Qué les hace tan especiales para convertirse en el reflejo más verdadero de nosotros mismos? ¿Qué poderoso poder poseen para ser capaces de convencer, dar confianza, desaprobar, ocultar o hasta enamorar?

Los ojos, y sobre todo, las miradas pueden llegar a decir mucho de nosotros.  De los cinco sentidos que tenemos (vista, tacto, oído, olfato y gusto), el ser humano puede llegar a desarrollar unos más que otros. Sin embargo, la vista podría decirse que es aquel, que a diario y en nuestro día a día, es el protagonista más sincero de nosotros mismos en diferentes contextos y circunstancias.  De ahí que se conviertan en nuestro espejo más puro del alma.

Los ojos, el espejo el alma
Los ojos, el espejo el alma

Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos  nos cruzamos con diferentes personas de nuestro alrededor a las que a través de nuestra mirada podemos infundir confianza en la presentación de un trabajo en equipo, rechazar si nos pegan un empujón en el metro, anunciar nuestro estado de humor, seducir al vecino nuevo en el ascensor o provocar incómodas situaciones cuando, por el motivo que sea, ponemos una de esas miradas cargadas de odio que  podrían hasta matar.

Visto, desde la perspectiva de la “Programación Neurolingüística”, los ojos son como claves oculares y son la manera de obtener información a través de lo que observan. Es decir, con la mirada podemos saber si la persona está pensando, recordando o manteniendo un diálogo interno. Esto ocurre cuando los ojos van arriba a la izquierda. Por contra, por ejemplo, las personas que son menos visuales y son más auditivas, cuando reconstruyen sonidos, sus ojos van a nivel medio a la izquierda y si los están recordando van del medio a la derecha.

Otra señal que evidencia nuestro estado de ánimo claramente es lo que se conoce como “miradas desafiantes”, es decir, cuando la persona mira por encima de las lentes. Todos en alguna ocasión la hemos experimentado también cuando ponemos la mirada en otro fijamente y la mantenemos con intención exageradamente .

Así pues, es lógico que el poderoso lenguaje no verbal de nuestros ojos los convierta en pequeñas ventanas a través de las cuales se asoma nuestra alma y deja entrever nuestros sentimientos con mayor o menor intención.

Estas son algunas de las miradas más comunes. ¿Con cuál se identifica más tu alma?

  1. Mirada de reojo: cuando uno de siente espiado o acechado.
  2. Mirada por encima de las gafas: Este tipo de mirada dada por un jefe o superior connota no solo autoridad, sino que usted ha cometido alguna falta. Es probable que le intimide tanto que deba preguntar.
  3. Mirada escaneo: es esa molesta mirada de arriba a abajo. Suele darse de un hombre a una mujer cuando se siente atraído por ella. También de una mujer a otra mujer, cuando una de ellas está detallando su forma al vestir con poco disimulo.
  4. Mirada morbosa: esta es una de las miradas que causan rechazo ya que la persona siente que la están faltando al respeto.
  5. Mirada de decepción: por lo general pueden provenir de personas que son ofendidas por algún motivo de peso para ellas, normalmente en relaciones familiares, amistosas y amorosas.
  6. Mirada de culpa: cuando uno siente que tiene algo pendiente por resolver y cree que los demás lo señalan.
  7. Miradas que enamoran: provenga de quien provenga, son aquellas miradas con brillo que causan ternura. Como si existiera algún tipo de química mágica con esa persona.
  8. Miradas vacías: paradójicamente dicen mucho sin decir nada. Es decir, cuando una persona está triste o pensativa por algo negativo que le ha ocurrido y sus ojos se convierten como en dos pequeñas cuencas que aunque presentes físicamente no observan ni responden a los estímulos de su alrededor.

Sin embargo, la gran pregunta sería ¿Es nuestra alma habitualmente correspondida? Depende de la timidez, el deseo o la carga que cada mirada conlleve. Por suerte, el mundo está lleno de miradas que buscan alimentarse de otras llenas de chispa, ilusión y, sobre todo, de ver y empaparse de otra alma parecida a la suya.

 

Promo Oftalvist

Oftalmología integral avanzada

¡Infórmate!

Nuestros pacientes opinan