Logo Oftalvist Logo Blog
Manchas azules en los ojos, ¿por qué sucede?

Manchas azules en los ojos: ¿a qué se debe?

Manchas azules en los ojos: ¿a qué se debe?
3.3 (66.67%) 3 votos

Las manchas azules en los ojos son lesiones pigmentarias que pueden afectar a la salud ocular.
Se trata de un síntoma que debe ser evaluado con detenimiento, ya que puede advertir de la existencia de un problema mayor.

¿Qué es la esclerótica?

La esclerótica es la parte blanca de los ojos que tiene como función la protección del interior del ojo. Se trata de una membrana muy fina cubierta por un tejido transparente que recibe el nombre de conjuntiva en la córnea del ojo.

Según la genética y la raza, la tonalidad del color blanco de la esclerótica varía. El color de esta membrana se modifica desde el nacimiento, debido a la incidencia de factores como la contaminación o la exposición a productos tóxicos, así como el padecer enfermedades como la hepatitis. Pero nada de esto justifica la aparición de manchas azules en el ojo.

Causas de las manchas azules en los ojos

Las manchas azules en los ojos forman parte de las lesiones oculares comunes, entre las que se encuentran los lunares, las pecas, las manchas generadas por el efecto de la luz del sol y las manchas seniles.
Manchas azules en los ojos: melanocitosis

Todas ellas, al menos en sus inicios suelen ser benignas, desaparecen con el tiempo y no ponen en riesgo la salud visual.

Estas se producen cuando los grupos de melanocitos proliferan en la zona ocular o su número está por encima de lo normal, provocando que algunas zonas oculares se vean más oscuras que las que les rodean.

Enfermedades asociadas a la esclerótica azul

Osteogénesis Imperfecta

Se trata de una enfermedad hereditaria que afecta al tejido colágeno, que usualmente manifiesta fragilidad en los huesos, sordera presenil y esclerótica azul. Además también puede afectar a la piel, los dientes y las articulaciones.

Hasta un 70% de los pacientes que padecen esta enfermedad, presentan esclerótica azul. En los tipos III y IV de la enfermedad, la coloración escleral suele recuperar la normalidad en la vida adulta

El espesor escleral puede verse reducido en un 50 a 75%, esto produce un aumento de la transparencia de la esclerótica. Otras consecuencias oculares que se producen por el padecimiento de esta enfermedad son: adelgazamiento de la córnea, megalocórnea,  queratocono, queratoglobo, hipermetropía, y  visión con cataratas.

Síndrome de Ehlers-Danlos

Este síndrome también recibe el nombre de Cutis hiperelástica. Existen diez tipos distintos de esta enfermedad.

Este síndrome se caracteriza por elasticidad de la piel, hiperlaxitud en articulaciones, fragilidad cutánea y alteraciones en la cicatrización.

Manchas azules en los ojos por el Síndrome de Ehlers-DanlosLos problemas oculares causados por este síndrome pueden aparecer en cualquiera de sus tipos. Son más frecuentes en el tipo VI, el cual se debe a una deficiencia de la enzima lisil-hidroxilasa.

Esta deficiencia en dicha enzima conlleva la síntesis de un colágeno con un contenido de hidroxilisina bajo, reduciendo la estabilidad de los enlaces cruzados.

Las estructuras del colágeno se ven alteradas. Ésto explica la presencia de esclerótica azul u otros hallazgos oculares poco comunes, tales como la microcórnea y el glaucoma secundario.

Síndrome de Marfán

La mutación del gen de la fibrilina FBN1 está asociada al Síndrome de Marfán. Esta molécula es importante en la formación de la elastina.

Los pacientes que padecen este síndrome, manifiestan subluxación del cristalino del ojo, anomalías esqueléticas y alteraciones cardiovasculares.

El problema derivado más frecuente es la alteración en la posición del cristalino. Aunque algunas personas pueden tener esclerótica azul, manifiestan desprendimiento o degeneración de la retina, estrabismo o glaucoma.

Homocistinuria

Esta enfermedad, al igual que el síndrome de Marfán, manifiesta alteraciones esqueléticas, cardiovasculares y subluxación del cristalino del ojo.

Es poco frecuente que los pacientes presenten esclerótica azul, aunque en algunos casos se observa esta alteración. Con un tratamiento dietético y la administración de piridoxina, gran parte de los pacientes pueden retrasar o prevenir las complicaciones de la enfermedad.

Córnea Quebradiza

Existen similitudes fenotípicas  enfermedad y el síndrome de Ehlers-Danlos tipo VI, la diferencia es que los niveles de lisil-hidroxilasa se encuentran normales.

La presencia de esclerótica azul es una constante a causa del adelgazamiento escleral. También se presenta adelgazamiento de la córnea y la posibilidad rupturas oculares espontáneas o traumas leves.

Muchas de las manchas azules que aparecen en los ojos están presentes desde la infancia.

Generalmente no crecen y se mantienen ocultas, por esta razón no son detectadas a tiempo. Normalmente no suponen un riesgo para la salud, sin embargo es importante vigilarlas.

Este síntoma puede acarrear daños graves en la salud ocular, únicamente en los pacientes en los que las manchas azules avancen rápidamente, llegando a ocupar gran parte de la esclerótica, o le impidan ver con normalidad.

Sin embargo ante la presencia de estas lesiones pigmentarias de los ojos, es conveniente acudir al especialista. Será necesaria una exploración detallada por parte del oftalmólogo para determinar si las manchas azules en los ojos son benignas o pueden afectar la salud del paciente.

Artículo elaborado por Más que médicos

Promo Oftalvist

Oftalmología integral avanzada

¡Infórmate!

Valóranos, queremos seguir mejorando

Nuestros pacientes opinan


error: Contenido protegido