Logo Oftalvist Blog Clínicas Oftalvist
síndrome mascarilla

El síndrome de la mascarilla ¿Qué es y qué relación tiene con los ojos?

El síndrome de la mascarilla ¿Qué es y qué relación tiene con los ojos?
5 (100%) 1 voto

Nuestros ojos, especialmente la conjuntiva y córnea precisan una humedad y temperatura específicas para mantener su correcto funcionamiento.

Por ello, el uso prolongado de la mascarilla, obligatorio en espacios cerrados y recomendado en nuestra vida cotidiana en la calle, puede alterar o incrementar la sensibilidad de aquellos pacientes que sufren ojo seco.

El doctor José Luis Rodríguez Prats explica el importante y necesario uso de la mascarilla pero advirtiendo sobre su correcto manejo a fin de disminuir algunos problemas oculares que pudiera ocasionar.

El empleo de la mascarilla protege y disminuye el riesgo de contagio, pero no está exenta de producir alteraciones oculares.

Recordemos que sus bordes y aristas son duros y, generalmente, de papel o fibra tratada. Debemos ir con cuidado en la posición de la parte superior ya que puede rozar, bien al ponerla o al realizar movimientos faciales mientras hablamos, la superficie ocular provocando erosiones corneales o conjuntivales.

Así mismo se produce, por la respiración, un flujo de aire inspirado y más espirado, que golpea nuestro ojos produciendo una mucha mayor desecación de la superficie ocular de lo habitual lo que produce lo que los oftalmólogos denominamos síndrome de ojo seco o de superficie ocular.

Esta patología es más frecuente en las mujeres y está asociada a determinadas condiciones ambientales y laborales que no son las ordinarias.

¿Qué personas son más susceptibles de contraer algún tipo de afección ocular por el uso de mascarillas?

La enfermedad del ojo seco es más frecuente en las mujeres menopáusicas en las que ya hay un equilibrio alterado de la lágrima por los cambios hormonales que esta condición conlleva.

El mayor uso de pantallas de ordenador y dispositivos electrónicos de trabajo y lectura también la aumentan. Pensemos que nuestros hábitos, con el teletrabajo o con un cambio de ocio como pueda ser un mayor tiempo de lectura, nuestros ojos parpadean menos.

Esto de por si va a aumentar el síndrome de ojo seco, pero si por prevención o necesidad nos manejamos con mascarillas, el daño podría ser mayor.

¿Qué es el síndrome de ojo seco?

El líquido que se conduce por la superficie ocular se denomina película lagrimal, su composición debe mantenerse dentro de límites cuantitativos y cualitativos bastantes estrechos para preservar la integridad y el funcionamiento correcto de la superficie ocular.

Es decir, el síndrome de ojo seco se origina cuando el ojo produce una insuficiente cantidad de lágrima o una lágrima de mala calidad, provocado en este último caso por una alteración de las glándulas de Meibomio. Estas glándulas que se encuentran en los párpados y segregan lípidos (grasas) y nutrientes son necesarias para reducir la evaporación de la película lagrimal.

Con cada parpadeo bañamos de forma uniforme la córnea y conjuntiva con una delgada capa de película lagrimal humectando la superficie ocular y eliminando las partículas extrañas .

Algo muy importante a tener en cuenta, es que la temperatura de la superficie ocular varía dependiendo de la temperatura ambiente y la humedad relativa.

Y cambios en la temperatura de la superficie ocular pueden originar cambios en la cantidad y la calidad de la lágrima que producimos.

Por lo tanto, las condiciones ambientales influyen en la enfermedad del ojo seco, pero también influye el uso de mascarillas y el tiempo de uso de éstas ya que variarán las condiciones ambientales alrededor del ojo.

mascarilla - doctor- prats
Exploración oftalmológica

La mascarilla no protege los ojos ¿Qué cuidados debemos tener en cuenta para evitar tocarlos?

La conjuntiva o mucosa conjuntival es una fuente de entrada del virus al igual que nuestra mucosa orofaríngea y pulmonar, el riesgo es menor, pero es una línea de entrada que debemos proteger.

Nuestra lágrima presenta en su composición antibióticos naturales que nos protegen de muchas bacterias patógenas, pero no así de los virus como el del Covid19.

Cuando hablamos, tosemos o estornudamos, emitimos unas pequeñas gotitas de saliva que al igual que pueden ser inhaladas también pueden impactar sobre nuestra superficie ocular, que no presenta barrera de protección como la piel.

Si trabajamos con personal contagiado, o tenemos algún paciente próximo debemos cubrir y proteger nuestros ojos.

Existen múltiples tipos de gafas que realizaran un aislamiento completo de nuestros ojos, pero el simple uso de unas gafas de sol o las que usamos para ver, nos serán de mucha ayuda para prevenir el contagio.

Y lo conseguiremos tanto al dificultar que las gotas de saliva que estén en el aire impacten directamente sobre nuestra superficie ocular, al tener el obstáculo de la gafa, como si intentamos frotarnos los ojos con nuestras manos, que han podido estar en contacto con alguna superficie contaminada por el virus. El uso de la gafa conseguirá recordarnos que es un gesto que debemos evitar.

mascarilla-y-coronavirus
Pantallas protectoras en Clínica Oftalvist

¿Qué medidas o pautas se deben tener en cuenta para el cuidado de los ojos por el uso de mascarillas?

Mejorar la humectación del ambiente, mediante humidificadores o con simples bandejas con un poco de agua para que exista una amplia superficie de agua para poder desecarse, nos pueden ayudar.

Existen tratamientos médicos específicos que previenen y protegen nuestros ojos como los colirios humectantes que disminuyen la evaporación. No todos son iguales y no todos previenen de la misma manera, por poner un ejemplo no usaremos la misma lagrima artificial si tenemos una piel grasa, una mayor evaporación o un cuadro postmenopáusico, así mismo la densidad del fármaco también es importante.

En general son de gran ayuda y mejoran la sintomatología, que puede llegar a ser invalidante.

Además, ante la sospecha de un riesgo podemos lavar nuestros párpados con los ojos cerrados utilizando un jabón neutro o champú de bebés enjuagándonos después con abundante agua.

También debemos recordar la importancia de no relajarse con el uso de guantes. Pensemos que el látex es como muestra piel, todo lo que toquemos se quedara adherido parcialmente a esa superficie y si tocamos nuestros ojos, habremos realizado una transmisión.

Ante la mayor sensibilidad ocular de unas personas sobre otras ¿Qué tipo de mascarillas recomendaría?

Existen muchos tipos de mascarillas en el mercado, unas protegen de forma distinta a otras.

Pero lo universalmente admitido es frenar esas pequeñas gotitas de saliva para que no las emitamos al aire y esto lo hacen todas las mascarillas que están homologadas.

En su defecto se puede utilizar un pañuelo o prenda de ropa sobre nuestra boca y nariz, pero no será lo mismo.

También es importante moldear el tutor metálico que presentan las mascarillas a la altura de la nariz y nuestros párpados inferiores.

Eso hará que se adapte la mascarilla mejor a nuestra anatomía evitando esos flujos turbulentos de aire.

Un buen truco es grapar los laterales de la mascarilla y crear un pico a la altura lateral de nuestros mofletes que permita que el aire que expulsamos pueda salir.

¿Existe alguna otra alternativa que proteja del contagio del Covid y a nuestros ojos?

Los profesionales de la medicina tienen a su disposición mascarillas con una pantalla especial transparente que se eleva por encima de los ojos y permite una protección eficaz a la vez que una buena visión.

También hay pantallas frontales que cubren toda nuestra cara y que deben usarse junto con la mascarilla, ya que por sí solas la protección es baja.

Nuestras clínicas son entorno seguro
Protocolo COVID19
Ofrecemos un entorno seguro en nuestros centros
Recibe lo último en salud ocular

Ebook sobre el ojo seco
Clínicas Oftalvist
visita la web
Unidad de Ojo Seco
Tratamiento de Luz Pulsada para el ojo seco Oftalvist