Logo Oftalvist Logo Blog
Nevus oculares: ¿son peligrosos?

Nevus oculares, ¿son peligrosos?

Nevus oculares, ¿son peligrosos?
3.4 (68%) 5 votos

Los nevus oculares o nevos oculares son crecimientos benignos y pigmentados que sale en los ojos muy parecido a los lunares que tenemos en la piel. Coloquialmente se conoce como peca en el ojo. Este nevus benigno puede salir en la parte frontal del ojo, alrededor del iris (que es la zona de color del ojo), o debajo de la retina, llamándose en tal caso nevo coroideo.

Estos lunares en los ojos pueden surgir a cualquier edad, aunque la mayoría de los nevos oculares surgen al nacer o antes de cumplir los veinte años de edad.

Aunque no son peligrosos se debe realizar seguimiento y control ya que del mismo modo que los lunares, los nevus oculares pueden transformarse en melanomas, un tipo de cáncer que puede expandirse con rapidez y afectar a la conjuntiva, el iris, la órbita, el párpado, el cuerpo ciliar, y en general, a  todo el organismo.

nevus-oculares

Causas de los nevus oculares

La causa principal de su aparición es debido al agrupamiento de células llamadas melanocitos que no se distribuyen de forma uniforme. Estos melanocitos  son los responsables de producir el pigmento que colorea la piel, el cabello y los ojos.

Síntomas de un lunar ocular 

Un nevo ocular no suele presentar síntomas. A lo sumo en alguna ocasión quien lo tiene puede notar que se desprende líquido o un crecimiento anómalo de los vasos sanguíneos de alrededor. Si esto ocurre se puede producir lo siguiente:

Por eso será muy importante que un oftalmólogo especialista controle y revise  nuestro nevus ocular.

Diagnóstico de los nevus oculares 

Si queremos realizar un diagnóstico adecuado de estos lunares en los ojos el oftalmólogo en consulta realizará una exploración completa. Cuando lo detecte captará la imagen del nevus para evaluar su desarrollo.

Lo normal es que se mantenga en el tiempo estable. No obstante, como hemos comentado anteriormente deberá ser vigilado cada seis meses por si hubiera alguna transformación del mismo y fuera susceptible de ser peligroso y convertirse en un melanoma ocular o afectar a otras partes del organismo.

¿Un melanoma duele?

Un melanoma puede presentar algunos de los siguientes molestos síntomas que nos alertarían de su aparición: cambio de color en el iris, ojos rojos, visión borrosa en el ojo, ojos saltones o algún defecto en la conjuntiva o iris.

Tratamiento de lunares en el ojo

Nevus oculares o lunares en los ojos

  • Nevus benigno 

    Si el lunar es benigno no es necesario recurrir a la cirugía.

  • Melanoma ocular

Cuando el nevus ocular se convierte en melanoma sí debemos proceder a su extirpación.
En tal caso existen dos maneras  diferenciadas:

  • Cirugía

    Su viabilidad depende del tamaño y posición en el ojo. Si el melanoma es pequeño la cirugía consiste en extirpar el tumor y el tejido sano a su alrededor.

  • Radiación 

    Para el tratamiento del melanoma ocular la radioterapia de placa es la más frecuente.

Nevus de Ota 

Este tipo de nevus ocular se trata de una hiperpigmentación que afecta a la piel, concretamente, a una parte de la cara y del ojo.
Afecta principalmente a las personas de raza negra o asiática con más frecuencia en mujeres que en hombres. Se trata de una variación del nevus simple.

Nevus ocular en niños 

Los lunares en los ojos pueden aparecer a cualquier edad. Por eso será, entre otros motivos, muy importante revisar la vista de nuestros hijos al menos una vez al año.

En estas visitas al oftalmólogo se podrá detectar a tiempo si existe algún problema en el desarrollo de la visión de los más pequeños. Normalmente estos nevus coroideos les pueden salir en la esclerótica o en la parte blanca del ojo. Como decíamos en la mayoría de casos este tipo de pecas son inofensivas pero siempre es recomendable que lo revise un especialista.

Si notas la presencia por tanto de un lunar en el ojo te aconsejamos que acudas lo antes posible a tu oftalmólogo.

Promo Oftalvist
Oftalmología integral avanzada
¡Infórmate!
Suscríbete a nuestra newsletter

Nuestros pacientes opinan
Valóranos, queremos seguir mejorando


error: Contenido protegido