Blog Oftalvist: Lo Último en Salud Ocular
papiledema-bilateral
Inicio » Enfermedades oculares » Papiledema bilateral: ¿Cuál es el tratamiento y las causas?

Papiledema bilateral: ¿Cuál es el tratamiento y las causas?

El papiledema bilateral tiene como origen un aumento de la presión en una de las partes centrales del sistema nervioso (encéfalo) que causa la inflamación del nervio óptico en ambos ojos.

Hay que realizar un diagnóstico adecuado para descartar otras patologías que puedan causar esta condición y valorar el mejor tratamiento.

El papiledema se trata de un edema de papila, es decir, en la cabeza del nervio óptico, tras una hipertensión intracraneal y se manifiesta comúnmente en los dos ojos.

Hay que averiguar la causa y realizar una evaluación de forma inmediata ya que se relaciona con problemas que revisten una gravedad mayor como algún tipo de patología neurológica, dando lugar a problemas no solo oftalmológicos.

¿Qué síntomas produce?

En su estadio inicial, el papiledema no afecta o altera la visión, así como tampoco a la visión cromática o función pupilar.

El paciente, sin embargo, sí puede notar algún tipo de trastorno visual pasajero como visión borrosa o diplopía. 

Estos síntomas pueden ir en aumento e ir acompañados de cefalea o incluso vómitos pero muy raramente causa dolor. También se puede experimentar pérdida completa de visión durante unos segundos.

¿Cuáles son las causas?

Algunas de las causas más habituales asociadas a la elevación de la presión intracraneal que produzcan papiledema son:

  • Tumores cerebral o abscesos cerebrales: como por ejemplo ependimomas, tumores neuroectodérmicos primitivos y neurinomas, entre otros.
  • Lesiones intracraneales o traumatismo craneoencefálico.
  • Hipertensión intracraneal idiopática.
  • Trombosis de los senos venosos.
  • Hidrocefalia: provocada por un aumento excesivo del líquido cefalorraquídeo dentro del cráneo.
  • Meningitis (infección del tejido que envuelve el encéfalo) o encefalitis (infección propia del encéfalo).
  • Hipertensión incontrolada.

Otras causas menos comunes pueden ser alteraciones endocrinas, tumores de la médula espinal, anemia por déficit de hierro, síndrome de apnea obstructiva del sueño o malformaciones arteriovenosas, entre otros.

¿Cómo se realiza el diagnóstico clínico del papiledema bilateral?

El especialista, habitualmente un retinólogo o neurooftalmólogo, realizará una primera exploración del fondo de ojo con pruebas de diagnóstico por imagen, que aportan fotos de la retina y del nervio óptico con muy buena resolución, como la tomografía de coherencia óptica (OCT).

El médico también utilizará un oftalmoscopio, una luz con lentes de aumento utilizada para explorar la parte posterior del ojo.

La sensibilidad al contraste también se evaluará ya que puede ser un buen indicador inicial de disfunción del nervio óptico.

En caso de ser necesario también se puede recurrir a una resonancia magnética nuclear (RMN), tomografía computarizada (TC) o incluso a una punción lumbar.

Tratamiento para el papiledema bilateral

Una vez identificada la causa que provoca el papiledema, es decir, el aumento de la presión en la zona del nervio óptico, se tratará con la mayor brevedad posible.

Por ejemplo, si el origen corresponde a un tumor cerebral se deberá administrar corticoesteroides o realizar algún tipo de intervención quirúrgica.

Si se trata de una infección bacteriana, hay que recurrir a los antibióticos.

En otras ocasiones también se puede recomendar una pérdida de peso y restricción de sal que pueden predisponer a un papiledema como es el caso de la hipertensión intracraneal idiopática.

En conclusión, existen múltiples tratamientos que dependerán del caso concreto de cada paciente por lo que será de vital importancia una primera y exhaustiva evaluación del mismo.

Recibe lo último en salud ocular

Ebook sobre la Retina
Especialistas en Retina y Mácula
Promo Oftalvist
Tratamientos personalizados
¡te informamos!