Logo Oftalvist Logo Blog
Visión estereoscópica.

Visión estereoscópica o estereopsis, ¿qué es?

Visión estereoscópica o estereopsis, ¿qué es?
4.8 (95.29%) 17 votos

La visión estereoscópica es la capacidad que tenemos para integrar las imágenes que recibimos a través de cada uno de los ojos, en una sola imagen en tres dimensiones, en relieve y con profundidad.

¿Por qué se produce la visión estereoscópica?

Se trata de un proceso complejo que se lleva a cabo en el cerebro. Éste recibe dos imágenes diferentes (una de cada ojo) y las analiza.

Los ojos en los seres humanos ocupan diferentes lugares en la cabeza. Es por esta razón no vemos lo mismo con un ojo que con el otro. La diferencia que se genera entre ambas imágenes se conoce con el nombre de disparidad binocular.

El cerebro genera, a partir de esas dos imágenes, una sola imagen tridimensional, con profundidad y en relieve.
Para que este proceso se de adecuadamente, tanto los ojos como el cerebro deben funcionar de forma correcta, sin que se manifiesten anomalías como algunos tipos de estrabismo . Esta patología produce dificultades para la transformación de las imágenes en dos dimensiones que se reciben de cada ojo, en una en tres dimensiones.

Visión estereoscópica en niños

La visión estereoscópica no es una capacidad innata. Durante la infancia desarrollamos la visión binocular. Según estudios científicos, antes de los 12 años de edad no conseguimos ver perfectamente en tres dimensiones.

Durante el tiempo en el que el cerebro no tiene aún la capacidad de generar imágenes perfectas en tres dimensiones, éste suple este déficit utilizando datos como la nitidez de la imagen, para obtener información sobre la profundidad o el relieve.

Hay personas que no llegan a lograr la visión estereoscópica. Esto puede deberse a un problema de alineamiento de los ojos o a un funcionamiento incorrecto del cerebro.

La existencia de microestrabismos impiden que los ojos actúen de manera coordinada y envíen al cerebro las señales adecuada.

Problemas de visión estereoscópica

Entre un 5% y 10% de la población sufre de algún problema que le impide tener una adecuada visión estereoscópica. Los niños son los más afectados con algún tipo de estrabismo infantil, que impide que las imágenes recibidas a través de ambos ojos, llegue correctamente al cerebro.

No captar perfectamente la profundidad, relieve y tridimensionalidad de las imágenes, puede causarles dificultades a la hora de llevar a cabo tareas como:

  • Practicar deportes de velocidad como ciclismo, paracaidismo, parapente, etc.
  • Jugar videojuegos.
  • Ver películas en 3D.
  • Dedicarse de manera profesional a algunos sectores relacionados con el ocio.

Las personas con una mala visión estereoscópica deben ser diagnosticadas, mediante el uso de test específicos, para poder valorar la mejor opción de tratamiento en cada caso.

Poniendo en práctica entrenamientos y ejercicios específicos, es posible lograr un alto porcentaje de mejora, especialmente en los niños. Es el especialista quien debe valorar el grado de afectación además de las medidas correctas que se deben aplicar para intentar dar solución al problema.

Test de visión estereoscópica

Para realizar un examen de la visión estereoscópica, existen diversos métodos. Desde estereogramas, anáglifos y vectogramas hasta los estereoscopios para visión dinámica que se utilizan en deportistas o en el análisis de la conducción.

El test de despistaje, que se realiza en tan solo 1 o 2 minutos, sirve para medir la estereopsis. En situaciones especiales se realizan análisis más completos. Es el oftalmólogo quien determina las pruebas necesarias.

Los test más comunes para realizar un control de la visión estereoscópica son:

Test de Timus

Se utilizan unas gafas polarizadas para percibir los objetos con cierta profundidad. El paciente debe observar diversas imágenes que permitirán determinar cómo funciona su visión binocular en relieve.

Visión estereoscópica: Test de Timus
Test de Timus

Test Randot

En este test también se utilizan gafas polarizadas. El paciente observará una serie de imágenes en las que debe descubrir figuras geométricas ocultas. Esta prueba tiene diferentes niveles en los que se mide la agudeza visual.

Test E

TEST-E
Test E

Al igual que en los dos test anteriores, se utilizan gafas polarizadas.
El paciente debe observar una serie de imágenes de la letra E. Tiene que indicar en cada una de ellas, hacia que lado se dirigen sus patas.

Es posible lograr una mejora de la visión estereoscópica en la mayoría de las personas, por supuesto de forma variable en función de cada caso.

Los pacientes que sufren una alteración que les impide realizar trabajos de precisión o conducir de forma segura, serán los más beneficiados.

Hay que tener en cuenta que tras una operación de cataratas o después de una cirugía refractiva para corregir la miopía, hipermetropía o astigmatismo, se pierde algo de visión estereoscópica. En estos casos es posible lograr su recuperación e incluso una mejoría. Ésto es muy importante en pacientes de cierta edad que desean seguir conduciendo.

Los pacientes que más se benefician al mejorar la estereopsis, son los deportistas que practican actividades como el tenis, esquí, esgrima, y especialmente los deportes relacionados con la conducción de vehículos, automovilismo y motorismo.

En cualquier caso, el oftalmólogo será siempre quien diagnostique el nivel de alteración y determine el tratamiento adecuado para cada paciente.

 

Artículo elaborado por Más que médicos 

Promo Oftalvist
Oftalmología integral avanzada
¡Infórmate!
Suscríbete a nuestra newsletter

Nuestros pacientes opinan
Valóranos, queremos seguir mejorando


error: Contenido protegido