Logo Oftalvist Logo Blog
Drusas maculares: ¿qué son?

¿Qué son las drusas maculares?

¿Qué son las drusas maculares?
4.5 (90%) 6 votos

Las drusas son depósitos de materiales residuales localizados bajo la retina, que es la capa sensible a la luz en la parte posterior del ojo. Son los residuos en definitiva que el cuerpo no es capaz de eliminar a través de la circulación sanguínea y se almacena pudiendo aparecer en el nervio óptico o en la mácula (zona central de la retina que nos permite percibir los detalles).

Las drusas por tanto localizadas en la mácula se llaman drusas maculares y las depositadas en el nervio óptico son las drusas de nervio óptico, más comunes en niños y aunque no suelen producir ninguna alteración en la visión pueden llegar a provocar la pérdida de visión periférica. La diferencia está en la ubicación y la edad de aparición en cada uno de los casos.

Tipos de drusas maculares

Las drusas maculares no aparecen hasta cierta edad, por lo que no son comunes en persones con menos de 45 años pero sí a partir de los 60. Su característica física principal es que son de color amarillento como nódulos de diferentes tamaños.

Drusa Macular DMAE Tomografía de coherencia óptica
Drusa Macular DMAE -Tomografía de coherencia óptica.

Este tipo de drusas se colocan entre la membrana basal del epitelio pigmentario de la retina y la membrana de Bruch. Si éstas no se asocian a ningún tipo de lesión de la mácula no suelen producir ningún tipo de síntoma.

Drusas blandas

Son frecuentes en personas mayores y están asociadas a un mayor riesgo de desarrollar otras señales de degeneración macular, por tanto, es necesario su control periódico.

Drusas duras 

Aparecen en edades más tempranas y lo normal es que no evolucionen.

Drusas cuticulares

Son muy pequeñas y  numerosas. Suelen desarrollar drusas de tamaños mayores que pueden ir asociadas a una degeneración macular de tipo húmedo.

Drusas reticulares o pseudodrusas 

Se asocian a un riesgo elevado de desarrollar maculopatía húmeda.

Causas de las drusas

Las drusas suelen aparecer en el proceso natural del envejecimiento. El proceso suele iniciarse cuando se produce un abombamiento de la retina en la que aparecen unas pequeñas elevaciones de estas drusas o material residual.

El proceso puede detenerse en esa fase o evolucionar hacia algún tipo de degeneración macular asociada a la edad (DMAE).

Síntomas  de las drusas

La mayoría de personas con drusas no observan ningún tipo de síntoma. Por eso son tan importantes los controles periódicos con personas con predisposición para que puedan ser detectadas durante una rutinaria exploración ocular. Incluso pueden revelarse de forma accidental.

No obstante, si el paciente presenta un gran número de drusas blandas podría ser un signo temprano de degeneración macular de tipo seca.

En ese caso el paciente va a notar los siguientes síntomas:

  • Visión borrosa.
  • Dificultad para ver cuando se pasa de luz brillante a oscura.
  • Presencia de un punto blanco o borroso en la visión central.

Por su parte,  el principal síntoma de los pacientes con drusas del nervio óptico es la pérdida de la visión periférica, así como de un centelleo gris en la visión.

Diagnóstico de las drusas

Para hacer una evaluación y adecuada exploración oftalmológica del fondo de ojo el oftalmólogo especialista realizará lo primero una dilatación de las pupilas con gotas oftálmicas. Hecho esto podrá examinar el ojo a través de un oftalmoscopio que le permitirá ver la retina y otras zonas de la parte posterior del mismo.

Si el especialista, lo habitual es que sea un retinólogo, observa la presencia de drusas blandas puede utilizar el test de la rejilla de Amsler para descartar cualquier sospecha de degeneración macular.

Para confirmar el diagnóstico el oftalmólogo puede solicitar las pruebas de Tomografía de Coherencia Óptica (OCT) y de angiografía con fluoresceína para el estudio con todo detalle de los vasos sanguíneos de la retina.

Detección de la DMAE con la prueba de la tomografía de coherencia óptica

Tratamiento de las drusas

Tratamiento drusas blandas 

Ya que las drusas blandas son una señal de degeneración macular asociada la edad, será el especialista en retina quien le indicará el tratamiento más adecuado. Hoy en día se está obteniendo buenos resultados con la terapia de fármacos antiangiogénicos en DMAE de tipo húmeda.

Tratamiento drusas duras

A fecha de hoy no existe ningún tratamiento eficaz. En este caso lo más importante es tener un control rutinario para evitar que pasen a drusas blandas.

Tratamiento drusas cuticulares 

Como significa que el paciente puede llegar a desarrollar DMAE de tipo exudativo o húmedo, el oftalmólogo valorará la posibilidad de iniciar terapia antiangiogénica con una eficacia de hasta un 90% ,cuando se inicien los primeros síntomas o signos de neovascularización.

Tratamiento drusas reticulares o pseudodrusas 

Al igual que en los casos de drusas cuticulares y blandas, la aplicación de los fármacos específicos llamados antiangiogénicos se puede detener la evolución de una DMAE de tipo húmeda.

Si tras leer esta información piensa que podría tener drusas o estar desarrollando algún tipo de degeneración macular sería recomendable que visitara a su oftalmólogo lo antes posible. Un diagnóstico precoz puede ayudar a detener una posible situación de ceguera evitable.

Promo Oftalvist
Oftalmología integral avanzada
¡Infórmate!
Suscríbete a nuestra newsletter

Nuestros pacientes opinan
Valóranos, queremos seguir mejorando


error: Contenido protegido