Logo Oftalvist Logo Blog
Cómo detectar miopía en niños

Cómo saber si tu hijo padece miopía

Los niños pequeños no suelen darse cuenta de que sufren una alteración visual cuando no ven bien. Por esta razón es muy importante que a partir de los 4 años de edad, los padres y maestros estén atentos a cualquier señal que indique el niño tiene un defecto refractivo como miopía, astigmatismo o hipermetropía.

La detección precoz es importante en los primeros años de vida cuando se desarrolla la visión del niño. Y las familias están cada vez más concienciadas de ello.

Antes era raro ver a niños usando gafas, ahora es algo común, siendo la miopía uno de los problemas que más presentan los pequeños y que evoluciona hasta la edad adolescente.

Si la miopía no se detecta a tiempo, puede convertirse en una causa de fracaso escolar.

¿Qué es la miopía?

Se trata de un defecto refractivo en el que el ojo tiene un tamaño mayor de lo normal para la edad del niño. En consecuencia, disminuye la capacidad para ver de lejos.

Síntomas de la miopía infantil

  • En el colegio se queja de no poder ver bien la pizarra.   Cómo detectar la miopía en niños
  • Se sienta muy cerca de la televisión.
  • Cuando lee se acerca mucho a los libros.
  • Achina los ojos para ver mejor.
  • Dibuja figuras grandes para poder verlas mejor.
  • Problemas de aprendizaje escolar.
  • Dolores de cabeza (este problema se presenta mayormente en niños con hipermetropía).

Cómo detectar la miopía en niños – Test 

Para ayudar a los padres a valorar si deben llevar a su hijo a una revisión con el médico oftalmólogo, planteamos el siguiente test:

  1. ¿Has observado si el niño desvía un ojo aunque sea de manera leve?
  2. ¿Te has fijado si tu hijo guiña frecuentemente el mismo ojo cuando está en la calle?
  3. ¿El niño tuerce la cabeza cuando centra su atención en algo?
  4. Tapa un ojo del niño y seguidamente el otro ¿Manifiesta diferencias en el momento de reconocer un objeto?
  5. ¿Cuando ve la televisión se acerca mucho a la pantalla, o al papel cuando está dibujando?
  6. Cuando se fija en algo que se encuentra a una distancia lejana, ¿entorna los ojos?
  7. ¿Parpadea frecuentemente?
  8. ¿Manifiesta dolores de cabeza por las tardes?
  9. ¿A menudo sufre enrojecimiento de los ojos?
  10. ¿Le salen orzuelos con frecuencia o la piel entre las pestañas presenta descamación?
  • Respuesta afirmativa a las preguntas 1, 2 y 3.

Si sucede después de los 6 meses de edad, existe una gran probabilidad de que el niño padezca estrabismo.
Es importante no descuidar este problema aunque sea pequeño, no se arreglará con el tiempo ni con las vitaminas.

  • Respuesta afirmativa a la pregunta 4.

El niño sufre de algún defecto de visión en uno de los ojos. Debe acudir a la brevedad posible a la consulta del oftalmólogo.

  • Respuesta afirmativa a la pregunta 5.

Los niños generalmente tienden a acercarse a la pantalla de televisión o al papel cuando dibujan. Este detalle sin otros síntomas no implica el padecimiento de algún problema en la visión

  • Respuesta afirmativa a las preguntas 6, 7, 8, 9 y 10.

Los niños suelen quejarse de ver mal cuando hay un problema de refracción grave. Si el niño no se queja y después de observarlo, las respuestas han sido afirmativas, a todas o por lo menos a dos de las preguntas de este bloque, es conveniente acudir a un oftalmólogo. Él será el encargado de indicar el tratamiento necesario en cada caso particular.

Causas de la miopía infantil

Las principales causas de la aparición de la miopía en un niño suelen ser:

  • Genéticas: la miopía es hereditaria en la mayoría de los casos. Los hijos de miopes tienen más posibilidad de manifestar esta enfermedad.
  • Ojo vago: la ambliopía (ojo vago) es una de las principales causas de pérdida de visión irrecuperable en los países desarrollados.
  • Cualquier defecto que no permita que el ojo reciba una imagen nítida (estrabismo, ambliopía estrábica, catarata…) puede causar miopía.
  • Factores ambientales: la aparición de defectos refractivos desde edades tempranas, se ha visto agudizado por el uso de los dispositivos digitales tan populares en nuestra época.

Ante la presencia de los síntomas mencionados es importante acudir a un oftalmólogo pediatra, que realizará una exploración visual del niño, con el objetivo de obtener un diagnóstico completo y evitar la progresión de alteraciones oculares.

 

Artículo elaborado por Masquemedicos

 

Promo Oftalvist

Oftalmología integral avanzada

¡Infórmate!

Valóranos, queremos seguir mejorando

Nuestros pacientes opinan

Haznos una pregunta






He leído y aceptado los términos y condiciones