Logo Oftalvist Logo Blog
El sentido de la vista o visión: partes y funcionamiento

El sentido de la vista o visión: partes y funcionamiento

El sentido de la vista o visión: partes y funcionamiento
4.1 (82.11%) 1705 votos

El sentido de la vista es uno de los cinco sentidos que tiene el ser humano y, quizás, uno de los más importantes.
Cuando decimos aquello de una “una imagen vale más que mil palabras” es porque vivimos en un mundo en donde aquello que podemos ver, interpretar e identificar en nuestro entorno es fundamental para nosotros.

Esta información gráfica que captamos gracias al sentido de la vista es porque el ojo es uno de los órganos más evolucionados que tiene el cuerpo humano. Por tanto, ¿cómo funciona el sentido de la vista?

 El ojo: órgano receptor

El ojo es un órgano que se encuentra en la cavidad ósea del cráneo, llamada órbita. Su parte externa se compone de pestañas, párpados y cejas que lo protegen impidiendo que entren sustancias dentro del mismo manteniéndolo húmedo, limpio y lubricado.

Sentido e la vista:¿cómo funciona el ojo humano?

El sistema visual detecta los estímulos luminosos (ondas electromagnéticas), distinguiendo entre dos características de la luz, su intensidad y la longitud de onda (los colores). Sin embargo, la luz, antes de llegar a la retina atraviesa las distintas partes del ojo: la córnea, el humor acuoso, la pupila, el cristalino o lente natural del ojo y el humor vítreo.

Además, la retina contiene dos tipos de células fotoreceptoras. Las llamadas bastones (responsables de la visión periférica y nocturna) y conos (son sensitivas al color de la luz).

¿Cómo se forman las imágenes?

Cuando la luz pasa por la córnea y el cristalino, a través de la pupila, se forma una imagen invertida y real en la retina. Esta inversión se produce debido a las distintas densidades de las zonas que atraviesa la luz, de manera que los rayos luminosos superiores se proyectan en la parte inferior de la retina y los inferiores en la superior.

El sentido de la vista
Los ojos son los órganos más complejos, después del cerebro.

Este estímulo es llevado por el nervio óptico a la corteza cerebral donde se hace la interpretación del mensaje a través de un proceso psíquico-químico según la mayoría de teorías.

Anatomía del ojo

Esclerótica

La esclerótica o el color blanco de nuestros ojos, es una membrana formada por colágeno que además de proteger el ojo regula el paso de la luz. En esta parte del ojo se encuentran los músculos que mueven el globo ocular y su parte delantera continúa con la córnea.

Córnea

La córnea es un tejido transparente y avascular del ojo que consta de cinco capas: el epitelio, la membrana de Bowman, el estroma, la membrana de Descemet y el endotelio.

cornea-o-superficie-ocular

Sus dos principales funciones son las de la protección del contenido intraocular y la refracción de la luz. Representa casi el 80% del poder total de refracción.

Coroides

La coroides es una membrana oscura que se encuentra entre la esclerótica y la retina. Su principal misión es la de nutrir la retina a través de sus numerosos vasos sanguíneos.

 Cuerpo ciliar

El cuerpo ciliar se forma por un círculo de tejido que rodea nuestra lente natural del ojo o cristalino. Se trata de fibras musculares que ayudan al cristalino a mantener su forma. Cambia el tamaño de la pupila y la forma del cristalino cuando el ojo enfoca un objeto. También es el responsable de segregar el humor acuoso en el segmento anterior del ojo.

Pupila

La pupila es la parte del ojo, o punto negro (agujero) que tenemos en el iris, que se contrae (miosis) y dilata (midriasis) para regular el paso de la luz que llegará finalmente a la retina. En la oscuridad la pupila se dilata para captar mayor cantidad de luz y, lo contrario, cuando el entorno es muy luminoso.

Iris

El iris es el círculo coloreado alrededor de la pupila que permite que ésta se dilate. Esta parte del ojo tiene color gracias a unas células con pigmento que se llaman melanina y melanocitos.

Retina

La retina por su parte en la encargada de recibir los estímulos luminosos mediante sus células receptoras: bastones (intensidad de luz) y conos (color). La fóvea es la que contiene a los conos que es donde llega el haz de luz del eje visual.

El papel de la retina es fundamental para el sentido de nuestra vista ya que de ella dependerá cómo llega esa imagen al cerebro, la interpreta y se convierta en la visión que luego vamos a ver.

Humor acuoso

El humor acuoso es un líquido transparente entre la córnea y el cristalino. Su función es la de mantener la forma convexa de la córnea al ejercer presión sobre ella, manteniéndola curvada hacia fuera.

 Cristalino o lente

El cristalino es la lente natural que tiene nuestro ojo y que con el paso del tiempo pierde elasticidad y se opacifica formándose la catarata. Es el encargado de regular el enfoque permitiendo una mayor o menor nitidez adaptando su forma de más cóncava a más convexa gracias a los músculos ciliares.

Humor vítreo

El humor vítreo es el líquido gelatinoso que se encuentra en la mayor parte del globo ocular. Mantiene su forma redonda, entre la retina y la parte posterior del cristalino.

Nervio óptico

El nervio óptico es el encargado de enviar las señales e información del ojo a nuestro cerebro para ser procesado por la corteza visual, el hipotálamo y el lóbulo occipital.

Principales cuidados de la vista

El sentido de la vista y, por tanto, el estado de nuestros ojos, es fundamental para el desempeño de nuestras tareas en el día a día. Sin embargo, al ser un órgano tan delicado y pequeño, es de vital importancia darle los cuidados necesarios. Al menos es necesaria una exploración oftalmológica completa cada año para descartar cualquier patología que se pueda asociar a ellos.

Pero además, alguna de las principales recomendaciones a seguir son:

  • Cuidar la alimentación: mediante una dieta rica en vitaminas A y C, fundamentales para la vista, como por ejemplo la zanahoria, los espárragos, los albaricoques y nectarinas, así como los lácteos.
  • Mantener los ojos hidratados: sobre todo si estamos acostumbrados a trabajar muchas horas delante del ordenador o en ambientes muy secos o húmedos.
  • Correcta iluminación: se puede prevenir la fatiga visual con una adecuada iluminación. Así evitamos el excesivo esfuerzo al trabajar o leer, sobre todo en entornos de oficina.
  • Usar gafas de sol con filtros para los rayos ultravioleta, todos los meses del año.
  • Aprender a relajar la vista: los especialistas recomiendan técnicas de cambios de enfoque.
  • Y, por supuesto, acudir al oftalmólogo de forma regular para prevenir cualquier tipo de problema.
Promo Oftalvist
Oftalmología integral avanzada
¡Infórmate!
Suscríbete a nuestra newsletter

Nuestros pacientes opinan
Valóranos, queremos seguir mejorando


error: Contenido protegido