Logo Oftalvist Logo Blog
Tensión ocular - tonómetro de aire

Tensión ocular: Cómo se mide y tratamiento

La tensión intraocular o presión intraocular (PIO), hace siempre referencia a la tensión ocular. Por tanto, se puede conocer si el estado de ésta puede o no afectar a la visión del ojo. La técnica diagnóstica adecuada y más fiable para medir la PIO es con un  tonómetro siempre que el paciente visite la consulta de un oftalmólogo.

¿Qué es la tensión ocular?


La presión intraocular es la fuerza que realizan los líquidos que se encuentran en el interior del ojo, formado por el humor vítreo y humor acuoso. Sus características sirven en gran medida para mantener la forma esférica del ojo.
Debe existir por tanto tal presión y para ello su interior tiene que estar relleno de los fluidos transparentes que hemos mencionado.

El humor acuoso concretamente sería el más importante para la presión ocular. Está presente en la zona anterior del globo ocular (desde la córnea hasta el cristalino). Se compone principalmente de agua, rica en oxígeno y otros nutrientes esenciales para cubrir los aportes sanguíneos que necesitan otras partes del ojo.

Si comparamos el ojo con un globo, la tensión intraocular sería la fuerza que realiza el aire sobre el globo, solo que éste no iría relleno de aire.

¿Cómo se mide la tensión ocular?

Previamente, lo que deben saber los pacientes es que no tiene nada que ver la presión arterial con la presión intraocular. La primera es la presión que ejerce la sangre en las paredes de las arterias cuando el corazón late y está en reposo.
La tensión ocular mide la formación y eliminación del humor acuoso. Es decir, una persona puede tener la tensión arterial alta y la ocular normal, o al revés.

Ahora bien, el valor medio de la presión intraocular (PIO) suele estar entre los 10mmHg y los 20 mmHg. Esta prueba diagnóstica se realiza siempre con un tonómetro.

Normalmente la presión intraocular puede variar durante las 24 horas del día. Por eso, es importante que un oftalmólogo mida estos valores que suelen fluctuar por diferentes motivos para tener un mejor control.

Tensión ocular elevada

Cuando es mayor de 21mmHG, la hipertensión ocular podría ser el principal factor de riesgo para desarrollar glaucoma. Una patología ocular que no presenta síntomas visibles y afecta progresivamente al nervio óptico. Si no se trata precozmente, puede ocasionar graves pérdidas de visión.

No obstante, no todas las tensiones oculares elevadas implican la aparición de glaucoma. Tampoco los distintos tipos de glaucoma que existen pueden manifestarse con presiones intraoculares altas. Es el caso por ejemplo del glaucoma normotensivo. La tensión ocular de estos pacientes es normal pero presentan daños en el nervio óptico.

Causas de la tensión ocular elevada

Si el paciente tiene riesgo elevado de padecer glaucoma, para confirmar el diagnóstico es necesario acudir a un examen ocular completo de forma anual a partir de los 35 años. Existen diferentes motivos que podrían suponer un riesgo de tener la presión intraocular alta:

  • Antecedentes familiares de hipertensión ocular.
  • Tener antecedentes de familiares con glaucoma.
  • Padecer miopía alta o miopía patológica.
  • Edad.
  • Tener diabetes mellitus.

Tonómetro de aire para medir la presión ocular

Como ya hemos comentado para medir la tensión ocular o PIO el oftalmólogo utiliza un tonómetro que hace fuerza sobre la superficieTonómetro de aire para ver la tensión ocular ocular para comprobar si alguna estructura del ojo se deforma como por ejemplo: la córnea (la parte transparente del ojo) o la esclera (lo blanco del ojo).

Hoy en día existen muchos tipos de tonómetros. Los más modernos son los de aire o neumotonómetro que realizan la medición dando un “soplido” al ojo.

La columna de aire deforma la córnea registrándose de forma inmediata. Tienen varias ventajas con respecto a los tonómetros antiguos:

  • No entran en contacto con el ojo.
  • Es automático, por lo que además de un oftalmólogo esta prueba la pueden realizar también los optometristas de los centros.

No obstante, si sospechamos que la presión intraocular es alta y tenemos un riesgo de padecer glaucoma serán necesarias más pruebas diagnósticas imprescindibles en las consultas hoy en día de un oftalmólogo que nos ayuden a tener un diagnóstico más preciso.

Promo Oftalvist

Oftalmología integral avanzada

¡Infórmate!

Valóranos, queremos seguir mejorando

Nuestros pacientes opinan

Haznos una pregunta






He leído y aceptado los términos y condiciones