Logo Oftalvist Logo Blog
Tonometría ocular: midiendo la presión intraocular

Tonometría: midiendo la presión intraocular

Tonometría: midiendo la presión intraocular
5 (100%) 2 votos

La presión intraocular es aquella que ejercen sobre las estructuras rígidas del ojo los líquidos que se encuentran en el interior del globo ocular; el humor vítreo y el humor acuoso.

Es importante que la presión intraocular se mantenga en unos parámetros normales. El aumento de esta puede causar graves daños en el nervio óptico que pueden provocar pérdida de visión. Esta patología se conoce con el nombre de glaucoma.

¿Qué es la tonometría ocular?

La tonometría ocular es un examen mediante el cual se mide la presión intraocular y se utiliza para detectar el glaucoma. Mediante el uso de un tonómetro, se mide de forma indirecta la presión intraocular.

Tipos de tonometría

Existen diferentes tipos de tonometría que pueden realizarse para medir la presión intraocular:

Tonometría de aire

Es una técnica no invasiva. No produce dolor al ponerse en práctica, por lo que se utiliza en muchos casos como screenning.

Tomómetría: midiendo la presión intraocularEl funcionamiento de este consiste en emitir un soplido de aire, que provoca un aplanamiento de la córnea, en función de esta es posible valorar la presión intraocular.

El funcionamiento de este tonómetro hace que sea menos preciso que los convencionales. El paciente, como reacción al soplido, puede cerrar el ono o retirarse del aparato. Si esto sucede los valores de la presión intraocular obtenidos son superiores a los reales.

Este tipo de tonometría se indica en pacientes que han sido operados o que padecen de problemas corneales, en los que se debe evitar tocar la córnea.

Su uso se desaconseja en pacientes con cicatrices en la córnea o edemas.

Tonometría de rebote

La tonometría de rebote consiste en medir de forma indirecta la presión intraocular utilizando la emisión de una sonda metálica microscópica que se dirige a la córnea.

Midiendo la velocidad a la cual la sonda se detiene al encontrarse con la superficie de la córnea, se obtiene el nivel de presión intraocular.

Tonometría de aplanación o Goldmann

La tonometría de aplanación o Goldmann consiste en medir la presión intraocular de forma indirecta. utilizando un tonómetro colocado en una lámpara de hendidura.

Este tipo de tonometría es la técnica más comúnmente utilizada para medir la presión intraocular.

Tonometría por aplanamiento de Perkins

La tonometría por aplanamiento de Perkins es un sistema portátil que se basa en principios muy parecidos a la tonometría de Goldmann en la que también es necesaria la intervención del oftalmólogo.

¿Cuándo se realiza esta prueba?

La tonometría mide la presión intraocular y sirve para la detección del glaucoma.

Después de los 40 años de edad, el riesgo de sufrir glaucoma aumenta. Realizar los exámenes oftalmológicos correspondientes de manera regular ayuda a detectar el problema de forma temprana, evitando la aparición de los daños más graves.
Esta prueba ocular también puede realizarse antes y después de una cirugía ocular.

tonometria-ocular-presion-intraocular

¿Cómo se hace la tonometría?

Cuando se trata de una tonometría de aplanamiento el oftalmólogo coloca una gota anestésica en cada ojo. Se utiliza colorante de fluoresceina durante el examen.

El paciente debe mantenerse sentado evitando moverse. Apoyado sobre la lámpara de hendidura, debe evitar el pestañeo y seguir las instrucciones médicas. El examen se realiza en una habitación semioscura.

Cuando se realiza una tonometría de rebote el paciente debe estar sentado sin moverse para que el oftalmólogo proceda a realizar la medición.

Esta prueba también se lleva a cabo en una habitación semioscura. Mientras se realiza la medición, el paciente debe evitar pestañear y seguir las instrucciones de los profesionales.

Recurrir a una técnica u otra, depende de las experiencia del médico oftalmologo y de el equipo que tenga a su disposición.

¿Cuál es el valor normal de una tonometría?

El rango de presión intraocular normal es de 10 a 21 mm Hg.

Las mediciones pueden verse afectadas por el grosor de la córnea del paciente. Cuando un ojo normal posee una córnea más gruesa, las lecturas son más altas, mientras que los ojos normales con córneas delgadas arrojan lecturas más bajas.

Si la córnea es delgada pero se obtiene una lectura alta, puede ser muy anormal. La presión intraocular será más alta que la mostrada en la tonometría.

Es necesario medir el grosor de la córnea, mediante una paquimetría, paro lograr un correcta medición de la presión.

Unos resultados anormales en esta prueba pueden deberse a glaucoma, hifema (sangre en la cámara frontal del ojo) inflamación ocular, o lesión en el ojo o la cabeza.

Es importante que se realicen exámenes regulares, con el fin de atajar el problema en sus inicios y realizar la intervención médica necesaria.

Una vez realizadas las pruebas es necesario que el paciente hable con su médico y que le explique en detalle, los resultados obtenidos y los tratamientos disponibles para caso.

Artículo elaborado por Más que médicos

Promo Oftalvist

Oftalmología integral avanzada

¡Infórmate!

Valóranos, queremos seguir mejorando

Nuestros pacientes opinan


error: Contenido protegido