Logo Oftalvist Logo Blog
Cataratas congénitas en los recién nacidos

Cataratas congénitas en los recién nacidos, ¿cuál es su tratamiento?

Cataratas congénitas en los recién nacidos, ¿cuál es su tratamiento?
5 (100%) 3 votos

La cataratas congénitas en los recién nacidos ocurren cuando el niño nace con el cristalino del ojo opaco y esto le impide la visión.
La visión con cataratas afectan cuando son totales o centrales y con un tamaño lo suficientemente grande como para cubrir el área de la pupila. Hablamos de diferentes tipos de cataratas, unilaterales o bilaterales, acompañadas o no de otras patologías.

Causas de la cataratas congénitas en recién nacidos

La principal causa de la aparición de las cataratas es el envejecimiento. Con el paso del tiempo el cristalino se vuelve más opaco.
Pero no es la única causa. Los factores externos como traumatismos, enfermedades oculares o del organismo, consumo de algunos fármacos o condicionantes genéticos también pueden causar esta enfermedad. En algunos casos las cataratas se presentan desde el nacimiento.

Algunas causas de esta enfermedad en los recién nacidos son las infecciones intrauterinas, síndromes cromosómicos, enfermedades metabólicas y renales. Para descartar estas posibilidades, el oftalmólogo debe trabajar conjuntamente con el pediatra.

Cataratas congénitas en recién nacidos

¿Es posible prevenir las cataratas congénitas en el recién nacido?

Las cataratas congénitas así como aquellas que aparecen por causa de otras enfermedades oculares, no se pueden prevenir.

Hay que recordar que las revisiones en la consulta del oftalmólogo son muy importantes. El niño desarrolla su capacidad visual en las primeras semanas de vida. Una detección temprana de las cataratas es imprescindible para aplicar el tratamiento adecuado.
Tras el nacimiento es conveniente realizar una revisión ocular para descartar las cataratas y otros problemas oculares hereditarios.

Síntomas de las cataratas congénitas

Recordemos que la catarata implica un cristalino opaco. Cuando esta opacidad es densa, el color negro de la pupila se verá total o parcialmente blanco. Además en las fotos en las que se haya usado el flash de la cámara, no se apreciará el reflejo rojo en los ojos.

Tratamiento de las cataratas congénitas

En los primeros meses de vida se desarrollan las funciones visuales básicas. El período crítico de este desarrollo en los humanos comienza a los 2 meses hasta los 7 años aproximadamente. Por esta razón es muy importante detectar y tratar las cataratas congénitas cuanto antes.

El tratamiento que se aplique depende del grado de opacidad del cristalino del ojo. A la catarata se le considera significativa cuando se encuentra en el centro del eje visual.
Cuando la opacidad es parcial, se puede esperar y observar el progreso de la catarata para decidir la intervención quirúrgica. En este caso el oftalmólogo puede mantener la observación y únicamente corregir la agudeza visual afectada.

Cuando la opacidad es grande y afecta mucho la visión, la catarata debe operarse en las primeras semanas de vida. En algunos casos se coloca la lente que sustituirá al cristalino. En otros, se espera a introducirla en una segunda cirugía.

Se trata de una cirugía compleja, y después de su realización es imprescindible vigilar la aparición de infecciones o glaucoma, entre otros.

Además hay que recordar que en esta intervención el se sustituye una lente natural capaz de ajustarse durante el crecimiento, por una lente artificial que no cuenta con esta capacidad, lo que dificulta la rehabilitación.

Es de vital importancia realizar las revisiones oculares necesarias en el pediatra y oftalmólogo para descartar las cataratas congénitas en los recién nacidos, y que así el desarrollo de su visión sea lo más óptimo posible.

Artículo elaborado por Más qué médicos

Promo Oftalvist

Oftalmología integral avanzada

¡Infórmate!

Valóranos, queremos seguir mejorando

Nuestros pacientes opinan


error: Contenido protegido