Logo Oftalvist Blog Clínicas Oftalvist
Anatomía de la úvea

Úvea del ojo: definición, función y patologías

Úvea del ojo: definición, función y patologías
5 (100%) 1 voto

Las alteraciones generales de la úvea afectan preferentemente al iris y pueden tener un origen congénito, inflamatorio, degenerativo o traumático. Algunas incluso pueden modificar la forma de la pupila o su posición, el color del iris, el espesor o afectar a la circulación.

¿Qué es la úvea?

Es la capa media del ojo formada por el iris, cuerpo ciliar y coroides. Este conjunto de estructuras oculares forman una capa pigmentada.

Esta parte del ojo es el tejido con más vasos sanguíneos del organismo, por eso es la más sensible a procesos infecciosos e inflamatorios.

La inflamación de una o más de estas estructuras se llama uveítis, causa de ceguera más importante del mundo. Por tanto, es muy importante la detección precoz para el tratamiento de esta patología y evitar graves pérdidas de visión.

¿Dónde está la úvea?

La úvea del ojo, también denominada como túnica vascular o tracto uveal, se localiza debajo de la esclerótica o parte blanca del ojo.

 Anatomía de la úvea

Situada dentro del globo ocular, se puede distinguir entre la úvea anterior (iris y cuerpo ciliar), en contacto con el cristalino, y la úvea posterior (coroides), en contacto con la retina.

  • Iris: con su movimiento se regula el cierre o apertura de luz que alcanza la retina.
  • Cuerpo Ciliar: regula la presión intraocular, la nutrición y la respiración de las estructuras intraoculares. También proporciona la musculatura necesaria para la acomodación. Se trata de un engrosamiento de esta parte del ojo ubicado más atrás del iris. También se encuentra el músculo ciliar, responsable del enfoque de las imágenes cercanas.
  • Coroides: absorbe la luz reflejada para que la imagen se proyecte nítidamente sobre la retina. Se encuentra detrás del cuerpo ciliar y entre la esclera y la retina. La irrigación de la coroides procede de las arterias ciliares posteriores.

 Patologías de la úvea

Algunas de las enfermedades más frecuentes que pueden darse en la úvea son:

  • Infecciosas: la toxoplasmosis (parásito que causa calcificaciones en el organismo y se enquista en la retina) puede producir coriorretinitis infecciosa. Como consecuencia, la retina y la mácula sufren un proceso degenerativo que puedo provocar una pérdida importante de la visión.
  • Inflamatorias: del tipo óseas y reumáticas que afectan principalmente a la población joven.
  • Enfermedades provocadas por factores ambientales como la sarcoidosis o la enfermedad de Behçet que provoca llagas y alteraciones cutáneas.
  • Origen traumático o genético.

No dudes en consultar a tu oftalmólogo especialista ante la más mínima sospecha de que tu visión puede verse comprometida por algún tipo de alteración ocular.

 

Especialistas en Retina y Mácula
Promo Oftalvist
Tratamientos personalizados
¡te informamos!
No pierdas de vista lo último en salud ocular

Oftalmología integral avanzada
Promo Oftalvist
Con la seguridad de un gran hospital
visita la web
Unidad de Retina y Mácula


error: Contenido protegido