Flacidez facial

Radiofrecuencia

Los sistemas de radiofrecuencia facial calientan las capas más profundas de la piel, tensando ligeramente el tejido donde se aplican, provocando un efecto lifting.

Con el paso de los años empiezan a aparecer distintos signos de envejecimiento cutáneo facial, como son las arrugas y la flacidez. A pesar de que existe un amplio abanico de soluciones cosméticas dirigidas a revertir estos signos, cada vez cobran más protagonismo las técnicas no invasivas que permiten la incorporación inmediata del paciente a su rutina diaria.

ThermiRF® es un tratamiento mínimamente invasivo que elimina el exceso de grasa mediante radiofrecuencia, permitiendo mejorar la flacidez de la piel. Es el primer dispositivo de tecnología estética que utiliza energía de radiofrecuencia termo-controlada para lograr los resultados cosméticos, estableciendo la temperatura como un objetivo terapéutico.

Los protocolos con los que trabajamos son los siguientes:

  • ThermiSmooth®: se irradia calor de forma precisa sobre la superficie de la piel. Es un tratamiento cómodo y bien tolerado.
  • ThermiTight®: la energía de radiofrecuencia se transmite a través de una cánula que se inserta bajo la piel del paciente. El calor de la cánula permite, no sólo la eliminación de grasa, sino también la estimulación de la producción de colágeno, corrigiendo así la laxitud de la piel que se produce frecuentemente después de la reducción de grasa.

Hilos tensores

Consiste en la introducción de hilos de diferentes materiales en la hipodermis, sobre la que se formará tejido con el fin de rejuvenecer y sustentar los tejidos flácidos de cara y cuello. Los materiales utilizados generalmente son reabsorbibles.

Galería de imágenes Flacidez facial