Hilos tensores

Hilos tensores ¿Qué son?

Uno de los tratamientos estrella para corregir la flacidez facial son los hilos tensores. Consiste en la introducción de hilos de diferentes materiales en la hipodermis, sobre la que se formará tejido con el fin de rejuvenecer y sustentar los tejidos flácidos de cara y cuello. Los materiales utilizados generalmente son reabsorbibles como el ácido hialurónico, pudiéndose repetir el tratamiento al cabo de varios meses.

Es un tratamiento indoloro, seguro, no intrusivo y con resultados inmediatos. La principal ventaja es que no requieren de un largo reposo tras su aplicación y no es necesaria la hospitalización del paciente ni uso de anestesia general. Normalmente se suele aplicar anestesia local en formato de pomada.

Beneficios

El tratamiento mediante hilos tensores consigue los siguientes efectos:

  • Elevan las cejas.
  • Elevan las mejillas.
  • Difuminan las arrugas de la frente.
  • Disimulan las arrugas del contorno de ojos.
  • Matizan las arrugas peribucales.
  • Mejoran el doble mentón.
  • Reafirman el cuello.
  • Reafirman el perfil facial.
  • Minimizan las arrugas de expresión.

Resultados

El efecto de los hilos tensores son inmediatos consiguiendo reafirmar y fortalecer la piel tratada de forma natural. No obstante, el resultado definitivo se obtiene cuando se forma el colágeno entre 1 y 2 meses tras su aplicación. La duración de este tratamiento suele der de unos 18 meses aunque depende de cada paciente, aún así se pueden volver a poner hilos tensores más adelante para mantener el resultado. No hay efectos secundarios.