Unidad de Retina y Mácula

La Unidad de Retina y Mácula de Oftalvist, compuesta por un grupo de profesionales de amplia experiencia en retina médica y quirúrgica, es la encargada de los problemas del fondo de ojo y la retina. Por eso es importante primero definir y entender cómo funcionan estas partes fundamentales del ojo ya que muchas patologías retinianas son algunas de las causas principales de ceguera en nuestro país, siendo muy importante por tanto la detección precoz de las mismas. Además, muchas de ellas están relacionadas con el envejecimiento de la población lo que justifica la importancia del control y seguimiento de todas estas enfermedades cuya prevalencia en Europa se calcula en unos 1,7 millones de personas. 

¿Qué es la retina?

La retina es el órgano sensorial del ojo, donde se proyectan las imágenes percibidas, se procesan en forma de impulso nervioso que sale por el nervio óptico. Es como “la película de una cámara”. Constituye la capa mas interna en la parte posterior del ojo. Las imágenes penetran a través de nuestra pupila, pasan por el cristalino y son enfocadas por la retina. Esta las convierte en señales eléctricas y las envía a través del nervio óptico al cerebro.

Las patologías mas frecuentes de la retina son la degeneración macular (DMAE), la retinopatía diabética y las trombosis venosas. Tiene alta frecuencia el desprendimiento de retina, la membrana epirretiniana y el agujero macular. Siendo estas ultimas de resolución con cirugía.

Por su parte, el vítreo es una sustancia gelatinosa situada entre el cristalino y la retina que mantiene la forma del ojo. El deterioro de este gel vítreo da lugar a condensaciones o aglutinaciones que pueden proyectar sombra sobre la retina y dar lugar a la conocida visión de “moscas volantes” o miodesopsias. Hay múltiples patologías que afectan al vítreo, como los desprendimientos de vítreo, y las pérdidas de su transparencia como las hemorragias vítreas.

¿Qué es la mácula?

La mácula lútea es la parte más importante de la retina. Se trata de una pequeña área situada justo en el centro de la retina, por lo que es la encargada de nuestra visión central pero también de la visión en detalle y en movimiento. Gracias a la mácula podemos distinguir las caras, los colores y los objetos más pequeños. Esto se produce porque en la zona donde tenemos mayor concentración de conos (células retinianas sensibles a la luz) es precisamente en la fóvea. La fóvea es una hendidura poco profunda y amarillenta situada en el centro de la mácula, por lo que es responsable de la mayor parte de la agudeza visual total.

"La mácula es la zona de la retina que permite al ojo ver con mayor agudez".

Retina y Mácula: factor de riesgo

La edad, la diabetes, la miopía y los traumatismos son los factores más frecuentes en el desarrollo de patología retiniana. En otras ocasiones no hay un factor de riesgo específico. También los antecedentes de problemas oculares en el ojo contralateral o antecedentes familiares (muchas veces relacionados con la miopía). De hecho, se llama miopía magna a la miopía con más de 6 dioptrías de graduación que asocia cambios neurodegenerativos en la retina y en la mácula.

Es importante señalar en este sentido las oclusiones venosas que afectan a las venas de la retina, producen una pérdida repentina de visión central sin dolor. Cuando afectan a la vena principal de la retina se pierde visión en la totalidad del campo visual. Los principales factores de riesgo para desarrollar una trombosis de venas de la retina son la hipertensión arterial y el glaucoma. 

Retina y Mácula: síntomas

Lo más frecuente es la aparición de moscas volantes, sombras o destellos, así como la visión borrosa. También la distorsión o metamorfopsia. Todos estos síntomas pueden indicar la presencia de alguna patología relacionada con la retina o mácula.

Retina Médica: mácula

Esta área de nuestra Unidad de Retina y Mácula tiene como objetivo el diagnóstico y tratamiento de las siguientes enfermedades más frecuentes de la mácula:

Para el diagnóstico correcto de estas y otras patologías relacionadas, son necesarias exploraciones exhaustivas del fondo de ojo con sofisticada tecnología y pruebas específicas propias de la consulta moderna de un oftalmólogo especialista en retina y mácula que en muchas ocasiones favorecerán la detección precoz de estas enfermedades, alguna de ellas, principales causas de ceguera en España:

  • Angiografía por OCT: la Angio-OCT que es una prueba no invasiva e indolora que nos permite realizar una angiografía de la circulación del ojo sin necesidad de inyección de contraste, evitando así los riesgos que esta técnica suponía hasta el momento.

  • Autofluorescencia: las imágenes de autofluorescencia del fondo del ojo son una técnica no invasiva que proporciona información detallada del surgimiento y evolución de enfermedades retinianas complejas y hereditarias como por ejemplo la DMAE.

  • Angiografía con contrastes: es un procedimiento diagnóstico para el estudio de la vascularización de la retina.

Para el tratamiento de estas patologías contamos con distintos medicamentos que pueden administrarse vía oral, intravenosa o en forma de colirio. No obstante, exponemos a continuación algunas técnicas que han mejorado cualitativamente la efectividad de nuestros resultados: 

  • Terapia antiangiogénica (tratamiento farmacológico): las enfermedades oculares que trata la terapia antiangiogénica en oftalmología son la degeneración macular de tipo húmeda (DMAE), la retinopatía diabética, junto con el edema macular diabético y las alteraciones producidas por las oclusiones vasculares producidas por la retina y la coroides. Este tratamiento debe realizarse en un ambiente y con materiales totalmente estériles. El procedimiento es muy corto y se realiza a través de una micro-aguja. Se inyecta una pequeña cantidad de este fármaco, generalmente en la parte inferior temporal del globo ocular. La recuperación es inmediata y el paciente puede volver a su vida normal en las próximas horas. Los nuevos fármacos en la actualidad reducen el número de intervenciones y mejoran su efectividad. Además, será fundamental un examen oftalmológico completo previo mediante pruebas diagnósticas como la OCT y la angiografía.

¿Qué es la Terapia Antiangiogénica? - Dra. Patricia Devesa

  • Fotocoagulación con láser: otra de las novedades es un nuevo láser para el tratamiento de las enfermedades de la retina que está diseñado con unos patrones específicos para cada enfermedad realizando así un tratamiento mas confortable con mínimas molestias y mas rápido, en el caso de necesitar fotocoagular partes de la retina como en casos de retinopatías diabéticas, agujeros y desgarros que puedan aparecer en la retina para evitar así el riesgo de un desprendimiento de retina.

Retina Quirúrgica

Esta área de nuestra Unidad de Retina y Mácula comprende aquellas patologías que necesitan ser tratadas en quirófano tales como:

Algunos de los tratamientos más frecuentes llevados a cabo en nuestros centros Oftalvist son los siguientes:

  • Vitrectomía: La vitrectomía y la cirugía escleral o retinopexia neumática se pueden utilizar para solucionar desprendimientos de retina complejos, hemorragias vítreas, agujeros maculares o membranas que crecen sobre la superficie de la retina, entre otras patologías. La vitrectomía consiste en una cirugía de mínima incisión a nivel del vítreo, usando material especialmente desarrollado para dicha técnica. Se puede realizar frecuentemente de forma ambulante y con anestesia local, actualmente con buenos resultados en muchos de los casos.
  • Vitreólisis con Láser ND Yag: En Oftalvist, hemos adquirido el primer láser en España para el tratamiento de las miodesopsias o moscas volantes en casos seleccionados. Este es un problema frecuente que se produce habitualmente con la edad tras desprenderse el vítreo de la retina. Para la mayoría de la gente esto no suele ser un problema pero hay un pequeño porcentaje de personas para las que puede ser muy molesto al producirse un enturbiamiento de su visión. Con el nuevo láser, tenemos una nueva técnica que es no dolorosa y no invasiva para conseguir limpiar el vítreo. 
  • Fotocoagulación con láser.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿El colesterol y la hipertensión pueden afectar a la retina?

Entre los distintos problemas de salud que pueden provocar el colesterol y la hipertensión arterial, están aquellos que afectan a la salud ocular.  En este caso pueden llegar a desencadenar enfermedades con pérdidas irreversibles de la visión. Tanto un factor como el otro pueden originar alteraciones en el flujo sanguíneo de la zona ocular lo que provoca una disminución de oxígeno en los tejidos oculares. Esto puede llegar a afectar a la arteria central de la retina produciendo un infarto retiniano u oclusión de la arteria retiniana. 

Me cuesta reconocer los colores ¿tiene qué ver con la retina?

La retina es la capa sensible del ojo responsable de que podamos ver. En la retina existen células especializadas en detectar la luz y los colores. Estas células son los conos y bastones, que se llaman así, por la forma que tienen al mirarlos al microscopio. Las células que se estimulan con los colores se llaman conos y se localizan en la mácula. Se sabe que hay tres tipos de conos sensibles a los colores rojo, verde y azul respectivamente.
La alteración de la visión de los colores se llama discromatopsia y puede ser debida a trastornos hereditarios o adquiridos. Los pacientes con problemas de visión congénitos, lo manifiestan normalmente desde edades tempranas.

¿Qué es un edema macular cistoide?

En nuestra Unidad de Retina, Vítreo y Mácula, tratamos lo que se conoce como edema macular cistoide, una patología causada por retener líquidos en la zona central de la retina, también llamada mácula como consecuencia de la aparición de quistes en forma de pétalos de flor en el ojo producida por algún tipo de inflamación. Según la gravedad se puede tratar o bien con inyección de fármaco antiangiogénico o con láser. 

¿La maculopatía en ojo de buey puede afectar a la retina?

Esta enfermedad llamada maculopatía en ojo de buey afecta principalmente a la mácula ya que se ha producido una lesión en ella. Con consecuencia, el paciente experimentará como síntomas halos concéntricos, hiperpigmentación y atrofia, lo que genera una pérdida en la calidad de la visión. Se puede tratar con terapia  antiangiogénica. 

¿Qué son las drusas maculares?

La drusas son pequeños depósitos de materiales residuales que el organismo no es capaz de eliminar mediante circulación sanguínea y por tanto suelen almacenarse en la retina o en el nervio óptico. La aparición de drusas maculares es más frecuente a partir de los 45 años. Estas acumulaciones pueden llegar a evolucionar hacia alguna forma de degeneración macular (DMAE).