Retina y vítreo

¿Qué es retina y vítreo?

El vítreo es una sustancia gelatinosa situada entre el cristalino y la retina que mantiene la forma del ojo .

El deterioro de este gel vítreo da lugar a condensaciones o aglutinaciones que pueden proyectar sombra sobre la retina y dar lugar a la conocida visión de “moscas volantes”.

La retina es el órgano sensorial del ojo, donde se proyectan las imágenes percibidas, se procesan en forma de impulso nervioso que sale por el nervio óptico.  Es como “la película de una cámara”. Constituye la capa mas interna en la parte posterior del ojo. Las imágenes penetran a través de nuestra pupila, pasan por el cristalino y son enfocadas por la retina. Esta las convierte en señales eléctricas y las envía a través del nervio óptico al cerebro.

Hay múltiples patologías que afectan al vítreo, como los desprendimientos de vítreo, y las pérdidas de su transparencia como las hemorragias vítreas. Por su parte, la patologías mas frecuentes de la retina son la degeneración macular (DMAE), la retinopatía diabética y las trombosis venosas. Tiene alta frecuencia el desprendimiento de retina, la membrana  epirretiniana y el agujero macular. Siendo estas ultimas de resolución con cirugía.

Síntomas y diagnóstico

Lo más frecuente es la aparición de moscas volantes, sombras o destellos, así como la visión borrosa. También la distorsión o metamorfopsia. Todos estos síntomas pueden indicar la presencia de una patología vitreorretiniana.

Por su parte, las causa de un desprendimiento de retina es con mucha frecuencia el desprendimiento vítreo que se produce de por causas degenerativas o por  traumatismos, como por ejemplo hoy en día los que se producen en juegos de pelota como el Squash, Padel, Tenis o incluso en fútbol, así como por patologías derivadas de pacientes miopes (destacar el control anual que deben de tener), o por inflamaciones y retinopatías diabéticas descontroladas. La única solución es mediante cirugía.

El diagnóstico suele realizarse en consulta con una exploración básica, aunque puede completarse con ecografía, angiografía u OCT (tomografía de coherencia óptica).

Factor de riesgo

La edad, la diabetes, la miopía y los traumatismos son los factores más frecuentes en el desarrollo de patología vitreorretiniana. En otras ocasiones no hay un factor de riesgo específico. También los antecedentes de problemas oculares en el ojo contralateral o antecedentes familiares (muchas veces relacionados con la miopía). De hecho, se llama miopía patológica a la miopía con más de 6 dioptrías de graduación que asocia cambios neurodegenerativos en la retina y en la mácula. Uno de los principales factores de riesgo para desarrollar un desprendimiento de retina es precisamente la miopía patológica.

Es importante señalar en este sentido las trombosis oculares,  la que afecta a las venas de la retina, produciendo una pérdida repentina de visión central sin dolor. Cuando afectan a la vena principal de la retina se pierde visión en la totalidad del campo visual. Cuando afectan a alguna rama venosa de la retina se pierde visión en un sector del campo visual.

Los principales factores de riesgo para desarrollar una trombosis de venas de la retina son la hipertensión arterial y el glaucoma. La alteración visual producida por trombosis de venas de la retina puede solucionarse con el correcto tratamiento con inyecciones intraoculares de medicamentos que consiguen eliminar por completo el líquido (edema) acumulado por el problema vascular. De hecho, puede mejorarse la visión hasta recuperar el 80-100% de visión con un tratamiento correcto. Ocasionalmente puede ser necesario láser sobre las zonas de la retina que no tienen una circulación de sangre normal por el problema de la trombosis.

Tratamientos

En ocasiones los síntomas pueden ser pasajeros y mejorar con el tiempo (por ejemplo, los desprendimientos del vítreo por la edad). En otras ocasiones, se necesita tratamiento sistémico o intraocular. También la fotocoagulación con láser puede tratar desgarros retinianos en ausencia de desprendimiento de retina. Estos son algunos de los tratamientos recomendados que se realizan en los centros de Oftalvist:

  • QUIRÚRGICOS 

  • VITRECTOMIA

La vitrectomía y la cirugía escleral o retinopexia neumática se pueden utilizar para solucionar desprendimientos de retina.La vitrectomía consiste en una cirugía con pequeña incisión a nivel del vítreo, usando material especialmente desarrollado para dicha técnica.Se puede realizar frecuentemente de forma ambulante y con anestesia local, actualmente con buenos resultados en muchos de los casos.

  • LÁSER FOTOCOAGULADOR 

Otra de las novedades es un nuevo láser Endolaser para el tratamiento de las enfermedades de la retina que esta diseñado con unos patrones específicos para cada enfermedad realizando así un tratamiento mas confortable con mínimas molestias y mas rápido, en el caso de necesitar fotocoagular partes de la retina como en casos de retinopatías diabéticas, desgarros, etc.

  • DIAGNÓSTICOS

  • LASER ND-YAG (vitreolisis)

En Oftalvist, hemos adquirido el primer láser en España para el tratamiento de las miodesopsias o moscas volantes. Este es un problema frecuente que se produce habitualmente con la edad tras desprenderse el vítreo de la retina. Para la mayoría de la gente esto no suele ser un problema pero hay un pequeño porcentaje de personas para las que puede ser muy molesto al producirse un enturbiamiento de su visión. Con el nuevo láser, tenemos una nueva técnica que es no dolorosa y no invasiva para conseguir limpiar el vítreo. 

  • ANGIO-OCT

En el apartado de medios diagnósticos disponemos del OptoVue-AngioVue que es un aparato que nos sirve para realizar un escaneo de la retina y de sus capas, así como de las capas más externas del ojo, además de poder realizar con él una angiografía de la circulación del ojo sin necesidad de inyección de contraste, evitando así, los riesgos que esta técnica suponía hasta el momento. Esto hace que sea mucho más cómoda, segura y que pueda repetirse en cada visita dándonos una gran información sobre la evolución de la enfermedad y el efecto del tratamiento que estamos aplicando. 

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Los desprendimientos de retina y de vítreo son lo mismo?

El desprendimiento de vítreo puede desembocar en desprendimiento de retina en un porcentaje pequeño de casos, lo que obliga a revisar al paciente que lo presenta. Pero en sí, la mayoría de las veces el desprendimiento del vítreo, muy frecuente con la edad y en pacientes miopes e intervenidos de catarata, no suele requerir cirugía. Por el contrario, el desprendimiento de retina es un problema ocular serio, que puede conducir a la ceguera en ausencia de tratamiento.

¿Se curan los desprendimientos de retina?

Con las técnicas actuales se consigue reaplicar la retina en porcentajes altos, aunque a veces es necesaria una reintervención. La función retiniana puede recuperarse si el tiempo de evolución del desprendimiento es corto. Pero a día de hoy, sigue resultando un problema serio.

¿Se puede evitar el desprendimiento de retina?

No hay un tratamiento 100% efectivo para la prevención del desprendimiento de retina. El laser puede reducir ese riesgo, pero no eliminarlo. Lo más adecuado es que el paciente conozca los síntomas y acuda caso de presentarlos (moscas, sombras, destellos y pérdida visual).

¿Puede afectar al otro ojo?

Mucha de la patología ocular, especialmente los desprendimientos de retina, pueden presentarse en el ojo contralateral. Es necesario explorar ambos ojos.

¿Cuánto tiempo de recuperación?

En la cirugía retiniana, el tiempo de recuperación es mayor que en la cirugía del polo anterior, especialmente la catarata. A veces se requiere mantener alguna posición especial, como por ejemplo con los gases intraoculares en los agujeros maculares. Suelen pasar algunas semanas hasta la recuperación visual completa, incluso puede prolongarse ésta durante los primeros meses en determinados casos como el edema macular traccional.

¿Qué técnicas quirúrgicas existen para su solución?

La cirugía de las patologías retinianas ha supuesto en los últimos tiempos una revolución en cuanto a las técnicas utilizadas. La vitrectomía , que es como se llama esta técnica, hoy en día es el método quirúrgico escogido en la mayoría de los casos. La cirugía microincisional favorece el menor daño al globo ocular, así como recuperacionesmás cortas.