Xantelasma

¿Qué es una xantelasma?

Un xantelasma palpebral es un pequeño tumor benigno o levantamiento graso también conocido como estrés de colesterol, situado alrededor del párpado cerca del canto interno (nasal). Se presenta en forma de placa amarillenta y suele aparecer en ambos ojos tanto en el párpado inferior como en el superior.

Es más frecuente en adultos y ancianos. Cuando aparecen en otras zonas de la piel no cercanos al ojo se llaman xantomas.

Están localizados en la dermis.

En el estudio de Anatomía patológica se encuentran histiocitos cargados de lípidos alrededor de los vasos sanguíneos.

Causas del Xantelasma

Normalmente surgen por los siguientes motivos:

  • Trastorno de tipo metabólico como la hipercolesterolemia, la diabetes y la cirrosis biliar.
  • La mayoría de los pacientes no tiene alteraciones en las pruebas de laboratorio (Índice de colesterol normal).
  • Emocionales: se ha sugerido que pueden aparecer cuando el paciente está sometido a una fuerte presión o estrés emocional.
  • En muchas ocasiones, la causa es desconocida.

Si no es ninguna de estas causas, el oftalmólogo deberá buscar el origen de la lesión en una primera visita tras una completa exploración ocular.

Síntomas del Xantelasma

No producen ningún tipo de dolor ni molestia. Algunos pacientes sí pueden llegar a experimentar episodios habituales de cansancio. Responden a una cuestión puramente estética.

Tratamiento para el Xantelasma

El oftalmólogo primero valorará qué tipo de tratamiento sería el más adecuada en función de las necesidades de cada paciente ya que además pueden volver a aparecer una vez eliminados. 

  • Intervención quirúrgica: es una de las técnicas más utilizadas ante la aparición de estas lesiones, principalmente si se encuentra en el párpado superior al resultar sencillo posteriormente ocular la cicatriz. Este tipo de cirugía no requiere de ingreso hospitalario y el paciente se va a casa por su propio pie.
  • Con láser y peeling: se realizan estos tratamientos cuando la lesión no es muy severa ya que en el resultado final sí pueden dejar cicatrices o manchas.

Prevención Xantelasma

Existen ciertos factores como la dieta que puede ayudarnos a prevenir la aparición de un xantelasma. Algunas recomendaciones son:

  • Dieta saludables: evitar grasas nocivas, carne roja, fritos y embutidos principalmente. Por el contrario, incorporar a la dieta mucha fruta como la piña, la uva, la naranja o la papaya, así como beber mucho agua, como mínimo dos litros diarios.
  • Descansar bien por las noches.
  • No fumar.
  • Realizar actividad física.