Pide cita
TESTIMONIO OPERACIÓN DE MIOPÍA

¿Sueñas con operarte de la vista? Descubre si eres la candidata perfecta

Hace tiempo que llevas pensando en ello, pero no sabes si por la edad, tus dioptrías, tus circunstancias... puedes hacerlo. No te quedes con la duda, te contamos todo sobre esta intervención.

No eres ni la primera ni la única que está deseando operarse de la vista para decir adiós a sus dioptrías y levantarse de la cama sin tener que buscar las gafas o ir a la piscina sin estar pendiente de las lentillas... Existen muchas razones para ver bien. Pero, por dudas sobre el resultado y la seguridad de la intervención, no saber dónde hacértela, o desconocer el profesional al que acudir... has ido aplazando una operación que puede resultar un salto cualitativo en tu calidad de vida.

¿Y si una amiga o persona de tu confianza se la realiza antes que tú y te cuenta su experiencia? Pues eso es lo que ha hecho Rocío (Oh my Blog). Ha acudido a Oftalvist, un grupo con más de 30 clínicas oftalmológicas adheridas a centros hospitalarios y líderes en las últimas técnicas médico quirúrgicas. Un equipo médico especializado le ha hecho las pruebas previas y ha resultado ser una candidata ideal para la cirugía refractiva. Ahora, liberada de sus dioptrías nos cuenta, con todo lujo de detalles, los pormenores de su intervención. ¡Dale al play!

Como has podido ver, a Rocío le ha ido genial y está guapísima sin sus gafas de ver. Pero además, para aclarar todas las cuestiones que puedan surgir, nos hemos puesto en tu lugar y hemos hablado con un experto en cirugía refractiva, el Director Médico Nacional de Oftalvist, Dr Pedro Tañá , y especialista en la operación de miopía en la clínica oftalmológica en Madrid, de la calle Juan Bravo 1.

ELLE: ¿Qué problemas se pueden tratar con esta cirugía?

Dr. Pedro Tañá
: La Cirugía Refractiva Corneal es una técnica que va excelente para corregir defectos pequeños o medios de miopía, hipermetropía y/o astigmatismo. Es una técnica muy precisa con una exactitud muy alta y con un índice de complicaciones extremadamente bajo. En medicina el riesgo cero no existe, pero creo que esta cirugía es la más segura del cuerpo humano (si se hace con técnicas modernas, tipo láseres de Femtosegundo o técnica Lasik). Como concepto, el láser ofrece una precisión mucho mayor que la que puede tener la mano humana.

ELLE: Muchos estudios hablan del aumento de personas que padecen miopía. ¿A qué puede deberse?

Dr. Tañá
: Hay una epidemia clara en el mundo (sobre todo en países asiáticos). Todas las personas que pasan mucho tiempo estudiando, leyendo o mirando en distancias cortas, tienen tendencia a sufrir miopía. Todo ese tiempo que están trabajando o leyendo en corto, sin mirar a lo lejos ni ampliar el campo, está provocando una evolución lógica del desarrollo, en la que al final el ojo tiende a ver mejor de cerca que de lejos (miopía). Los filtros de los móviles o las gafas que se utilizan para "proteger" los ojos no sirven de mucho, porque con ellos sigues enfocando a la misma distancia. Y corregir la miopía es una de las razones principales de esta cirugía.

ELLE: ¿Estamos a la última? ¿Qué avances se han producido en este campo?

D.T.: Esta cirugía lleva realizándose desde hace más de 30 años y está muy estandarizada. Pero las técnicas se van perfeccionando prácticamente cada año. Antes se hacía todo a mano, ahora, con láser; lo que ha permitido una importante mejora en precisión. En algunos centros aún se utiliza cuchilla para hacer el primer corte en la córnea. Nosotros utilizamos láser Femtosegundo (FemtoLasik) en esa primera fase, para levantar una fina capa de tejido corneal y en una segunda fase, corregimos la graduación moldeando la córnea con un láser Excimer. Por último, recolocamos la capa de tejido corneal que se adhiere sin necesidad de puntos. Nuestra Unidad de Cirugía Refractiva es de primer nivel, lo que nos ha convertido en líderes en las últimas técnicas médico-quirúgicas. Es 100% láser, lo que implica que es más segura (la incisión es más perfecta), con el láser se produce menor traumatismo ocular, hay una recuperación más rápida (la cicatrización es más estable) y es apta para un mayor porcentaje de pacientes con ojo seco.

ELLE: ¿Quién puede ser candidato a la operación?

D.T.:
 Lo primero es hacer un estudio ocular centrado en la córnea, después hay que hacer una graduación correcta (si tienes tres dioptrías no se pueden corregir cuatro) antes de decidirse. La persona idónea es aquella que tiene una córnea normal, con menos de 6 dioptrías y con una exploración normal del resto de variables. Recomendamos que tenga un mínimo de 22 años y que haya demostrado dos años de estabilidad en su miopía. A los 20 años aún hay posibilidad de que el ojo siga creciendo y, por tanto, que la miopía aumente. Si te operas con 31 sería una rareza que el ojo cambiase. Para que la cirugía sea lo más definitiva posible, hay que operar cuando el paciente esté estable.

ELLE: ¿A alguna persona le habéis dicho que no?

D.T.:
 Todos los días le digo a alguien que no. Por ejemplo, si su córnea no tiene la resistencia suficiente, no sería recomendable la operación, ya que la debilitaría más, o con más de 6 dioptrías, tampoco se debe tocar esa córnea. Al principio se operaban pacientes con hasta 15 dioptrías, ahora se ha comprobado que no es oportuno hacerlo mediante cirugía refractiva.

ELLE: Si no hay ninguna complicación, ¿cuánto dura el proceso?

D.T.: 
Desde que se prepara al paciente, entra en quirófano, se le explica qué se le va a hacer, inmovilizamos los ojos, hacemos uno, paramos, hacemos el otro, cambiamos de láser... son unos 20 minutos. Pero si vamos a la técnica como tal, el primer láser (Femtosegundo) son 21 segundos y con el otro y hasta recolocar la córnea, se tarda un minuto.

ELLE: ¿Es dolorosa la intervención?

D.T.
 No la describiría como dolorosa, aunque sí incómoda. Desde que colocamos el separador en los ojos y tú como acto involuntario intentas cerrarlos, ya resulta molesto, cuando hacemos el vacío, para fijar el ojo y quieres moverlo también es molesto. Además, se nota una cierta presión. Después de la cirugía se pasan cuatro o cinco horas de mucha fotofobia, sensación de cuerpo extraño, sensación de escozor... No dolor, pero sí incomodidad. Es conveniente utilizar gafas de sol en esos momentos y, por supuesto, no es posible conducir hasta que todo pase.

ELLE: ¿La recuperación es rápida con esta técnica Lasik?

D.T.:
 Sí, lo es. Con las técnicas Lasik al día siguiente la persona operada ve normal al 100%. Al principio se pierde un poco de contraste por la inflamación de la córnea, pero en un par de días se recupera y se puede volver a hacer vida normal. Aunque claro, depende de la vida normal de cada uno, si es un buceador profesional, o trabaja en piscinas o saunas, no... (hay que mantener un poco de higiene en el ojo). Pero si es un trabajo de ordenador, al día siguiente se puede (aunque el ojo se va a notar un poco seco y tendrá que ponerse lágrima artificial), por lo demás se puede ir a la montaña, pasear o hacer lo que quiera.

ELLE: Aunque sea de forma mínima, ¿Qué riesgos pueden surgir?

D.T.:
 La complicación más normal es el ojo seco, aunque se soluciona aplicando lágrimas. También, hay que evitar darse un golpe en los meses siguientes y hay que informar al paciente para que se cuide bien la zona y no surjan infecciones. 
Durante mis años de experiencia no he visto ninguna, pero la posibilidad existe. Para evitar la infección, en cualquier tipo de cirugía, hay que realizarla en áreas quirúrgicas, con criterios de esterilización adecuados y seguir un protocolo correcto. Si se dan todas estas condiciones, el riesgo es mínimo.
En Oftalvist siempre operamos en áreas quirúrgicas generales. Gracias al apoyo del grupo HLA, Asisa, lo hacemos en unidades quirúrgicas bien dotadas y en condiciones optimas.

ELLE: ¿Esta cirugía la cubre la Seguridad Social?

D.T.: No, no hay ninguna cirugía refractiva que cubra la Seguridad Social. Muchos de los profesionales no lo entendemos, porque no se trata de una cirugía estética, sino de calidad de vida, pero en el sistema público actual no entra. Hay ciertas aseguradoras que lo cubren y otras lo cubren en parte o procuran que sus asegurados tengan un descuento, pero nada más.

Fuente: ELLE 

Versión completa