Noticias

Operación presbicia

¿Cómo saber si tengo presbicia?

La vista cansada o presbicia, que padecerá el 100% de la población a partir de los 45 años, no se puede prevenir pero sí corregir con los últimos avances quirúrgicos

¿Has notado alguna dificultad para leer de cerca o tienes que alejar los objetos para dejar de verlos borrosos? Los primeros síntomas llegan entre los 40 y 45 años y es lo que los oftalmólogos llaman presbicia o vista cansada.

No es una enfermedad. Se trata de un proceso natural de envejecimiento de una lente que tenemos dentro del ojo llamada cristalino. "Cuando leemos un mensaje en el móvil o un artículo en una revista, nuestro cristalino tiene que hacer un esfuerzo para enfocar de cerca, es lo que llamamos acomodación", explica el doctor Enrique Artiaga de la clínica oftalmológica Oftalvist de Alicante.

Con el tiempo, el cristalino se vuelve más rígido y pierde su elasticidad natural por lo que esa capacidad para poder enfocar las cosas de cerca cuando se es joven se va perdiendo y es cuando aparece la presbicia. "Es un proceso degenerativo normal con la edad, como lo puede ser la aparición de canas y arrugas, por tanto, nos va a pasar a todo el mundo y no se puede prevenir", subraya.

Tratamiento para la presbicia: ¿gafas o cirugía?

 Para compensar este defecto refractivo y volver a ver bien de cerca la corrección es óptica. "Con las gafas se consigue ese efecto de poder ver de cerca que antes hacía nuestro cristalino, sin embargo, para aquellos que no quieran usarlas, la opción es la cirugía", apunta el doctor Artiaga. La operación consiste en sustituir el cristalino que se está envejeciendo por una lente artificial, "que tiene que ser multifocal para que nos permita ver bien tanto de lejos, cerca y media distancia".

Una de las ventajas de la operación de presbicia es que ya no desarrollará en un futuro una catarata. "Lo máximo que puede ocurrir es que aparezca una opacidad de la cápsula posterior, que se trata, no con cirugía, sino con láser de Neodimio Yag. Al ser una cirugía estable, la lente intraocular estará estable el resto de su vida si no surge ningún tipo de complicación o problema adicional", señala el doctor Juan Carlos Elvira, también de la Unidad de Polo Anterior de Oftalvist.

En cuanto a los resultados de esta intervención los especialistas coinciden en la importancia de un completo examen oftalmológico de ambos ojos para decidir cuál es la lente ideal a fin de ofrecer la mejor calidad visual. "Se necesita un estudio muy meticuloso previo a la cirugía para elegir al paciente adecuado en cuanto a que tenga una córnea normalizada, que no tenga ninguna patología de tipo macular o descartar ojos amblíopes, entre otras contraindicaciones", enumera el doctor Elvira.

Tecnología de referencia mundial

 Una vez encuentran al paciente idóneo, los resultados que pueden obtener en Oftalvist son bastante precisos. Por un lado, este grupo de clínicas oftalmológicas fue pionero hace 15 años en incorporar el primer láser de femtosegundo para cirugía de presbicia en nuestro país.

Para el doctor Artiaga "la precisión a la hora de implantar una lente es muy importante, por lo que estos láseres nos permiten centrarla perfectamente y, por tanto, mejorar la calidad visual".

También, disponen de un sistema ORA ® que intraoperatoriamente les ayuda a confirmar que la lente que han decidido implantar es la correcta. "Con el ORA ® ponemos la lente en el eje más adecuado y vemos con qué resultado refractivo previsible quedará dentro de la propia cirugía para que sea lo más exacto posible", explica el doctor Elvira. Además, en pacientes con astigmatismo, "que necesiten de una lente trifocal tórica", este sistema aporta una medición más precisa para su colocación.

Sobre la recuperación, ambos oftalmólogos insisten que, aunque los primeros días existe algún tipo de borrosidad o inflamación postoperatoria, ésta se resuelve con unos días de tratamiento tópico y en una semana el paciente ya puede volver a su rutina habitual.

En cuanto a la cobertura de estas lentes, la Seguridad Social cubre las lentes monofocalesque son las que corrigen la visión de lejos. Por tanto, las lentes multifocales, incluidas las tóricas para la corrección de astigmatismo, solo pueden encontrarse en la actualidad a nivel privado.

Fuente: Información