Noticias

Oftalvist Málaga

En Oftalvist apostamos por la actualización continua de los conocimientos de nuestros profesionales para ofrecer la mejor atención a nuestros pacientes

Entrevista al Doctor José Luis Rodríguez Prats, especialista en oftalmología en Málaga en el Grupo Oftalvist en cirugía refractiva para la corrección de la miopía, hipermetropía y astigmatismo, glaucoma, catarata, segmento anterior y anejos oculares.

¿Se puede prevenir la presbicia?

La presbicia no se puede prevenir porque no se trata de realmente de una patología, sino de un efecto de la edad que a aparece a partir de los 45 años de edad y afecta al 100% de la población. Son las arrugas de nuestros ojos, por eso es tan frecuente. El cristalino se endurece y deja de ser capaz de acomodarse, perdiendo la capacidad de ver de cerca. Es por ello que los pacientes realizan el gesto de alejarse las cosas para verlas. Por eso yo la llamo 'la enfermedad de los brazos largos'.

¿Cómo se trata?

La corrección de la presbicia solo puede hacerse con gafas o quirúrgicamente. Aunque tradicionalmente se han empleado muchas técnicas, ahora mismo usamos la sustitución de la lente endurecida por una versátil.

Con esta nueva lente no solo se corrigen los problemas de visión lejana y cercana, también la miopía, el astigmatismo y la vista cansada.

¿Qué tipo de cirugías realizáis?

Para personas con presbicia asentada empleamos la cirugía Princess Faco-Refractiva. Esta técnica consiste en quitar el cristalino atrofiado y sustituirlo por uno más inteligente que permita ver de cerca y de lejos. Con esto se corrigen todos los defectos de visión, incluso las cataratas.

¿Cuál es la incidencia de las cataratas tras la operación de presbicia?

Ninguna, no hay incidencia. Hay que tener en cuenta que tanto la presbicia como las cataratas residen en el cristalino. Por eso si lo quitamos y sustituimos por una nueva lente inteligente, no volverán a darse ninguna de las dos cosas.

¿Con qué tecnología contáis en Oftalvist para llevar a cabo estas cirugías?

Contamos con la última tecnología. Aparatos muy sofisticados que nos permiten realizar todo el proceso a través de una incisión de solo 1.8 milímetros. Por ahí se quita el cristalino y se introduce la nueva lente, colocándola en la posición necesaria.

Para ello contamos con aparatología que mide el ojo, deshace el cristalino con un láser de femtosegundo, lo aspira completamente e introduce después la nueva lente.

Además, en Oftalvist empleamos el sistema ORA gracias al cual nos aseguramos que la lente que se va introducir es la correcta, y mediante la cual se vuelven a hacer todas las mediciones de nuevo para garantizar el 100% de seguridad.

Pero en todo esto no es solo muy importante la tecnología empleada, también lo es la constante formación de los especialistas. En Oftalvist apostamos por la actualización continua de los conocimientos de nuestros profesionales para ofrecer la mejor atención, siempre, a nuestros pacientes.

¿Qué beneficios tiene esta técnica?

A los médicos nos facilita el trabajo, porque esta tecnología aumenta la precisión y efectividad. No obstante, como he dicho antes, precisa un aprendizaje intensivo porque se trata de un aparato muy complejo.

A los pacientes les aporta más seguridad. Al final se trata de una máquina manejada por un especialista, por lo que se combina la precisión con el conocimiento.

En cuanto a la operación en sí, aporta mayor eficacia, menor riesgo de complicaciones y, en definitiva, mejores resultados.

¿Cómo es la recuperación de la operación?

Con este sistema no se requiere postoperatorio. Es una técnica ambulatoria que se realiza con unas gotas de anestesia. Una vez finalizada, el paciente hace una vida normal, aunque tenga que seguir unas pautas después. 

¿Qué tipo de lentes hay y cuáles cubre la Seguridad Social?

Existen tres tipos de lentes: las monofocales, las tóricas y las multifocales. Y en medio se sitúan las lentes ocupacionales.

La cobertura que da la Seguridad Social en cuanto a presbicia solo incluye las lentes más básicas, las monofocales, que siguen haciendo necesario el uso de gafas. 

En Oftalvist empleamos lentes multifocales de máxima calidad para que los pacientes se despidan de las gafas y de cualquier defecto de visión.

¿Cuál es el feedback que reciben de los pacientes?

El feedback es espectacular. Hay que tener en cuenta que el 80% de lo que se aprende llega a través de la vista. 

La mayoría de los casos los pacientes son personas de mediana edad, que llevan años padeciendo este problema, por lo que cuando recuperan la totalidad de la visión, ganan en calidad de vida.

No obstante, en cualquier caso hay que seguir siempre las indicaciones del especialista, que es quien recomienda qué tipo de lente se precisa en función del paciente, sus necesidades y estilo de vida. 

¿Qué seguridad aporta al paciente de Oftalvist ser atendido en entornos sanitarios de prestigio como el Hospital HLA-El Ángel?

Nosotros entendemos que operar en hospitales aporta un plus muy importante de seguridad. Aunque no haya riesgos reales, entrar en un quirófano genera una ansiedad en los pacientes, y estar en un hospital de referencia como HLA- El Ángel, siempre es una garantía.