Pide cita

Las lentes ICL, una solución segura y eficaz para corregir la miopía

  • Oftalvist participa en el proyecto solidario “Cadena de Favores”,  impulsado por la compañía Staar Surgical, para mejorar la visión de profesionales sanitarios  que nos cuidaron durante la pandemia.

A medida que crecen los casos de miopía, hipermetropía y/o astigmatismo, cada vez son más las personas que optan por tratamientos que corrijan estos defectos refractivos. Las gafas y las lentillas son las soluciones temporales más recurridas, sin embargo, aquellos pacientes que buscan una corrección definitiva optan por la cirugía refractiva. 

“Es muy agradecido operarse ya que para nuestros pacientes supone un antes y un después dejar de depender de las gafas y las lentes de contacto”, destaca el doctor Ramón Ruiz Mesa, Director Médico de Oftalvist Andalucía.

Este tipo de intervención se puede realizar con láser, o bien con lentes intraoculares fáquicas. La elección de una técnica u otra dependerá de varios factores que un especialista oftalmólogo evaluará tras un exhaustivo examen oftalmológico realizado en consulta. “Con las lentes ICl o fáquicas podemos corregir hasta 18 dioptrías de miopía y 10 de hipermetropía. Sin embargo, el rango de dioptrías ha aumentado y pacientes hoy con 3 dioptrías también pueden someterse a este tipo de corrección quirúrgica obteniendo una gran calidad visual”, señala el doctor Ruiz Mesa. 

Entre los criterios que deben cumplir los pacientes para esta cirugía con lentes intraoculares “se excluyen a pacientes con patología retiniana o patología corneal”. “Además”, subraya el doctor, “realizamos un completo estudio donde medimos todos aquellos parámetros que nos indiquen que introducir la lente dentro del ojo es seguro, por ejemplo, la distancia entre la parte interna de la córnea, el endotelio y el cristalino”. 

Para el doctor Ruiz Mesa “una de las grandes ventajas”, de las lentes ICL, “es que son reversibles, ya que no se extrae el cristalino y, por tanto, en cualquier momento se pueden retirar, como por ejemplo si cambia la graduación y, poner otra en su lugar”. Las lentes ICl también son adecuadas para aquellos pacientes que busquen un procedimiento que no produzca ojo seco, además cuentan con un filtro ultravioleta. 

La cirugía es ambulatoria y se realiza con anestesia local, en la que el paciente una vez es operado, se vuelve a casa el mismo día para guardar reposo. Tras la cirugía el especialista, en las pertinentes revisiones postoperatorias, comprobará que lente esté bien colocada y se cumplen todos los criterios de seguridad. “La reincorporación al día a día es casi inmediato al ser un procedimiento poco molesto, además de conseguir a los pocos días una gran nitidez”. 

 Proyecto solidario: Cadena de Favores

 El Grupo Oftalvist se ha sumado a una campaña solidaria impulsada por la compañía Staar Surgicalbajo el nombre Cadena de Favores, para quitar las gafas y mejorar la calidad de visión de los profesionales sanitarios que tanto nos han cuidado meses atrás. 

La iniciativa consiste en realizar un tratamiento quirúrgico completo con lentes ICL, incluidas las pruebas diagnósticas previas, así como el seguimiento postoperatorio a un profesional sanitario que haya ayudado a los pacientes Covid19 durante los momentos más duros de la pandemia como muestra de solidaridad. 

De esta forma, el doctor Ramón Ruiz Mesa ha operado en el Hospital Jerez Puerta del Sur, del Grupo HLA a Juan Manuel García médico endocrino del Hospital Universitario de Jerez, quien formó parte activa del cuadro médico de este hospital durante la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. 

Una forma de agradecer la enorme labor y el trabajo sin descanso de todos aquellos profesionales sanitarios que en primera línea lucharon contra el virus y siguen esforzándose cada día por recuperar la normalidad. 

Por ello, con esta acción solidaria (#LenteICLSolidaria), Juan se ha operado de miopía y astigmatismo con lentes fáquicas para dejar de depender de sus gafas tanto en el terreno profesional como personal. “Se acercaba el verano y quería disfrutar de la playa y de los deportes al aire libre sin la incomodidad de llevar las gafas”, explica Juan. Además, insiste que “recomendaría este tipo de operación porque no he notado ningún problema, no hubo ninguna complicación y es como si ahora no tuviera nada”. 

 

Versión completa