Pide cita
noticia-miopia-web_1.jpg

Más soluciones seguras y eficaces para las personas con miopía

El número de personas con miopía crece cada año, especialmente entre la población entre los 20 y los 40 años. Pero, a la vez, lo hacen las cirugías que emplean las tecnologías más avanzadas.

Según la última edición del Libro Blanco de la Visión, más de 25 millones de españoles utilizan gafas, lentillas o ambas opciones. Esto se debe, fundamentalmente, a que hemos adoptado un estilo de vida cada vez más digitalizado y a que estamos expuestos a la luz artificial excesivamente. Además, aumenta el número de personas con miopía magna o, lo que es lo mismo, con más de 6 dioptrías, lo que conlleva una seria dificultad de visión e, incluso, una discapacidad.

En los últimos años, se han desarrollado diferentes técnicas con el objetivo de mejorar los resultados de las operaciones de miopía, astigmatismo e hipermetropía  a la hora de reducir las complicaciones y aumentar la seguridad durante la intervención. Entre todas ellas, LASIK es la técnica más conocida y hoy se aplica en la mayoría de centros oftalmológicos. Uno de los avances más importantes, que está revolucionando el sector, ha sido la aparición del láser de femtosegundo (Femto-LASIK) para conseguir acceder a una cirugía 100% láser.

“Es importante que el paciente esté bien informado y entienda que no todas las cirugías Lasik son iguales. Nosotros siempre aconsejamos realizar una cirugía refractiva corneal con láser de femtosegundo, una cirugía 100% láser y menos invasiva. Este avance tecnológico ha supuesto un enorme salto cualitativo, pues conseguimos no solo una mayor precisión, si no también mayor seguridad. Esto es primordial cuando operamos a pacientes jóvenes y sanos, que tan solo pretenden mejorar su calidad de vida, sin gafas”, asegura el doctor Enrique Artiaga, Director Médico y especialista en la Unidad de Cirugía Refractiva de las clínicas oftalmológicas en Madrid del Grupo Oftalvist.



En la mayoría de los casos, los resultados de la cirugía refractiva suponen un verdadero cambio de vida de los pacientes, ya que muchos “se ponen las gafas desde que se levantan hasta que se van dormir y dependen para todo de ellas, por lo que es una intervención muy agradecida”, destaca el doctor Marceliano Crespo, oftalmólogo también de los centros Oftalvist. En los casos de miopía, astigmatismo e hipermetropía  altas no puede utilizarse el láser, así que se introduce una lente intraocular (ICL). “En pacientes que tengan más de siete u ocho dioptrías, utilizamos técnicas más adecuadas, como las lentes fáquicas, que permiten corregir hasta 18 dioptrías de miopía y diez de hipermetropía”, añade.

Además, el doctor Crespo insiste en la importancia de las pruebas preoperatorias para saber qué tipo de técnica de cirugía refractiva es la más apropiada. Para ello, es necesario “valorar la normalidad de la estructura de la córnea, así como el grosor de la misma. Independientemente de estas pruebas, también tenemos que valorar la agudeza visual previa y la normalidad en cantidad y calidad de la lágrima del paciente, puesto que uno de los efectos secundarios más comunes tras este tipo de operación con láser es el ojo seco”, explica.

El Grupo Oftalvist realiza todas las intervenciones de Madrid en el Hospital Universitario Moncloa, del grupo HLA y, al finalizarlas, no es necesario el ingreso hospitalario, por lo que el paciente se va a casa el mismo día. Pese a que la recuperación es rápida y concluye en menos de 48 horas, el paciente debe asistir a una visita postoperatoria al día siguiente de la cirugía y  a otra un mes después de haber finalizado el tratamiento postoperatorio. “Cuando el paciente se va a casa, lo normal es que las primeras 4 o 5 horas note sensación de escozor y fotofobia. Una vez se pasan estos efectos secundarios, el paciente debe tomar antiinflamatorios y antibióticos en forma de colirio durante una semana, aproximadamente, para evitar el riesgo de cualquier inflamación o infección”, apunta el doctor Artiaga.

Con respecto a los mitos sobre las complicaciones o riesgos tras una cirugía refractiva corneal, el doctor Crespo explica que “este tipo de intervención con LASIK se considera una de las más seguras, lo que no significa que esté exenta de riesgos. Se habla, por ejemplo, de una infección en cada 10.000 pacientes operados. Por eso es tan importante mantener los límites y determinar la normalidad de la córnea previa a la cirugía y evitar cualquier factor que suponga un aumento de riesgo de infecciones, como lo son las saunas o las piscinas en el pre y en el postoperatorio ahora que se acerca el verano”.

Versión completa