Alejandro Baos Torregrosa, 49 años

Lentes intraoculares para vista cansada y cataratas

Paciente operado de vista cansada con lente trifocal tórica. 

“Pese a disponer de una buenas gafas progresivas, se me cansaban muchos los ojos. Ahora puedo fijar la vista en cualquier objeto cuando antes era incapaz como por ejemplo anticipar una señal de tráfico en la carretera. En definitiva, no es solo una cuestión de calidad sino también de comodidad”.

¿Con qué problema visual llegas a Oftalvist?

Acudo a Oftalvist con un problema de hipermetropía y astigmatismo en ambos ojos.

¿Qué te impide realizar tu patología ocular en tu día a día y de qué manera te afecta?

Principalmente no podía leer nada, ni de cerca ni de lejos sin gafas. Ni siquiera podía practicar deportes con comodidad como jugar a paddle porque no podía ver la bola con claridad.

¿Qué te plantean en el centro Oftalvist donde acudes para mejorar tu  salud visual?

Me plantean diferentes opciones. O bien seguir con gafas y lentillas, o en su sustitución una cirugía con implante de lentes intraoculares.  

¿Cómo es la experiencia en quirófano? 

Muy bien, sin ningún tipo de problema.

¿Y el postoperatorio? 

La recuperación es relativamente lenta ya que para este tipo de cirugías primero te operan un ojo, y una semana después, el otro ojo. Por tanto el tiempo transcurrido para volver a trabajar y a tu rutina habitual se alarga una dos semanas aproximadamente.

¿Sigues alguna indicación médica tras la cirugía?

Ninguna.

Por último, ¿Qué es lo que puedes hacer ahora, que antes no, en tu día a día?

Pese a disponer de una buenas gafas progresivas, se me cansaban muchos los ojos. Ahora puedo fijar la vista en cualquier objeto cuando antes era incapaz como por ejemplo anticipar una señal de tráfico en la carretera. En definitiva, no es solo una cuestión de calidad sino también de comodidad.