Dra. Marta Ibarz Glaucoma y Cataratas


Inicio    Artículos médicos    Glaucoma y cataratas ¿Es posible una operación combinada?



Artículos médicos


   28/07/2022


Glaucoma y cataratas ¿Es posible una operación combinada?





Entrevista realizada a la Dra. Marta Ibarz de la Clínica Oftalvist Madrid. 

 

¿Qué factores predisponen a tener glaucoma y cataratas a la vez?

 

El primer y más importante factor predisponente para tener glaucoma y de cataratas a la vez es la edad.

 

Una parte importante de nuestros pacientes con glaucoma en algún momento acaban desarrollando catarata, y por otro lado, cuando operamos el glaucoma (trabeculectomía) también aumentamos el riesgo de formación de cataratas.

 

¿Qué relación hay entre tener cataratas y tensión ocular?

 

La formación de una catarata significa que el cristalino, situado por detrás del iris, se opacifica. Pero no sólo se opacifica, también aumenta de volumen.

 

Al aumentar de volumen, empuja el iris hacia delante disminuyendo la amplitud del ángulo formado entre el iris y la córnea que es donde se drena el líquido interno del ojo (humor acuoso). La disminución del drenaje del humor acuoso facilitaría la subida de la presión intraocular, que es el principal factor de riesgo de glaucoma.

 

La extracción de la catarata puede favorecer la disminución de la presión intraocular, más en aquellos ojos con ángulo más estrecho (siempre y cuando el cierre no haya sido crónico generando adherencias que impidan que el humor acuoso vuelva a circular).

 

Si tengo glaucoma ¿La aparición de cataratas pueden aumentar la tensión ocular del ojo?

 

Efectivamente, según lo explicado en el apartado anterior, con la edad, la aparición de cataratas puede aumentar la presión intraocular y empeorar el control del glaucoma.

 

¿Padecer cataratas y glaucoma puede acelerar la pérdida de visión?

 

Las cataratas afectan en mayor medida a la visión en pacientes con glaucoma, por tanto su intervención quirúrgica es conveniente.

 

La aparición de cataratas puede dificultar la valoración de la progresión de la enfermedad enmascarando los resultados de la exploración del campo visual, una de las principales formas que tenemos de valorar si la enfermedad está estable o no.

 

El oftalmólogo debe valorar qué parte de la pérdida se debe al glaucoma y qué parte a la catarata para poder informar al paciente sobre el pronóstico de la cirugía.

 

Si tengo glaucoma ¿puedo operarme de cataratas?

 

Sí, es posible y en ocasiones conveniente. El oftalmólogo deberá ajustar los parámetros de la máquina que se utiliza para evitar subidas de presión importantes durante la cirugía.

 

En casos especiales como el glaucoma de ángulo estrecho donde la zona donde operamos es más pequeña, los casos de pseudoexfoliación, por un aumento de fragilidad del cristalino y su soporte o si al glaucoma se une una deficiencia de células en la parte posterior de la córnea, puede ser conveniente utilizar la cirugía asistida por láser femtosegundo para facilitar la intervención y disminuir el riesgo de complicaciones.

 

¿Qué pruebas preoperatorias es necesario realizar?

 

Todos los pacientes que se van a operar de cataratas y glaucoma deben ser examinados de manera exhaustiva.

 

Esto implica que el oftalmólogo debe examinar la agudeza visual, graduación, polo anterior ocular (córnea, cristalino, ángulo) y posterior (cabeza del nervio óptico, mácula, retina periférica salvo en pacientes con glaucoma de ángulo cerrado donde la dilatación se realizará sólo en quirófano), análisis estructural mediante OCT, funcional mediante campimetría SAP, medida de ojo mediante biometría, recuento de las células de la parte posterior de la córnea, control de presión intraocular y en algunos casos topografía si vamos a implantar una lente para corregir el astigmatismo.

 

¿Qué requisitos debe cumplir un paciente con glaucoma y cataratas para ser apto para esta cirugía?

 

La cirugía combinada catarata-glaucoma no siempre se refiere a la misma combinación. Así como la catarata suele ser un procedimiento único denominado facoemulsificación con implante de lente intraocular, asistido o no por láser femtosegundo, en el glaucoma disponemos hoy en día de muchas técnicas.

 

Según el grado de glaucoma (daño del nervio óptico, afectación del campo visual) y si existe o no una progresión rápida o lenta, podemos elegir técnicas más o menos invasivas. Por ejemplo, en un paciente con glaucoma leve que usa dos colirios y tiene cataratas, se puede combinar la cirugía de catarata con una técnica menos invasiva “MIGS” al final de la intervención colocando unos pequeños implantes en el ángulo para disminuir la presión y reducir el uso de colirios.

 

Estos implantes bajan la presión pero no tanto como para indicarlos en un paciente con un glaucoma más avanzado. En casos de glaucoma más severo, podemos combinar la cirugía de catarata con una trabeculectomía, esclerectomía profunda no penetrante, o uno de los nuevos implantes diseñados para actuar como restrictores de flujo (XEN, Preseflo).

 

Estos últimos reducen la complejidad de la cirugía y el porcentaje de complicaciones.

 

¿Se puede implantar cualquier tipo de lente intraocular en una operación de cataratas y glaucoma?

 

En general en pacientes con glaucoma la lente de primera elección es la lente monofocal, ya que lo prioritario es mantener la visión del paciente a lo largo de su vida, aunque eso implique tener que llevar gafas.

 

En algunos casos de glaucoma leve muy estable, podemos plantear el uso de lentes EDOF (rango extendido de visión) para mejorar la visión intermedia, o incluso el uso de lentes tóricas si el paciente lleva años de seguimiento sin cambios en su glaucoma que nos hagan pensar que vaya a requerir algún tipo de cirugía más invasiva que pueda cambiar su astigmatismo en el futuro.

 



¿Te ha parecido interesante esta entrada? ¡Puntúala!

     

  (Votos: 6 - Promedio: 4.2)



cataratas  glaucoma  cirugía con lente intraocular  



Suscríbete a la Newsletter


¿Quieres conocer lo último en las técnicas más avanzadas y consejos para el cuidado de tus ojos?


Información RGPD




Adiós gafas y lentillas