Láser de plasma


SOLICITA INFORMACIÓN
Medicina estética facial / Láser de plasma

Dermaplax es un tratamiento estético seguro y eficaz que se aplica en pequeñas zonas, a nivel superficial de la piel, sin afectar a otros tejidos y sin provocar daños en la dermis.

Tratamiento láser de plasma

Láser de plasma : DERMAPLAX® ¿Qué es?



El láser de plasma es una innovadora técnica que no requiere cirugía y sirve para estimular y reparar la piel eliminando o minimizando manchas, lesiones cutáneas, así como para mejorar la armonía facial.

Se trata de un tratamiento muy agradecido con resultados satisfactorios y está indicado para todo tipo de pieles sin contraindicaciones.

Ionización de los gases contenidos en el aire

Esta tecnología utiliza la ionización de los gases contenidos en el aire, a través del cual, mediante la diferente carga electromagnética entre el tejido a tratar y el electrodo del láser, se produce un “arco plasmático” que da lugar a una quemadura controlada del tejido.

Contracción directa de la piel

De esta forma, el láser de plasma altera la estructura de la piel produciendo una contracción directa. Para cada uno de estos puntos de disparo, el especialista usa un cabezal ligero y fácil de manejar para trabajar con la mayor precisión y seguridad.

Regeneración dermo-epidérmica

Como consecuencia, se produce una costra seca que irá siendo sustituida por tejido nuevo dermo-epidérmico. Estas “quemaduras” actúan de forma similar a las producidas por un láser potente de CO2, pero de una forma mucho más conservador y con una

¿Cuándo usar el láser de plasma?



El tratamiento se realiza con crema anestésica, que debe aplicarse de forma generosa en la zona a tratar para la posterior aplicación del láser. Tras el mismo, pueden permanecer de una a dos semanas unas pequeñas costras o enrojecimiento que irán desapareciendo gradualmente.

En la mayoría de casos, con una sola sesión es suficiente, aunque dependerá del grado de envejecimiento de la piel. En ese caso, si procede, se pueden realizar más sesiones con intervalos de 4 semanas cuando la piel está totalmente regenerada.

Resultados visibles a la semana del tratamiento.

Duración: este tratamiento elimina la tumoración por lo que los efectos son para siempre.

No es un tratamiento doloroso, aunque sí puede notarse sensación de pinchazo/calor según el grado de sensibilidad de la zona a tratar.

Posteriormente, tras la sesión, suele producirse una inflamación del tipo moderada y desaparece con el tiempo. Es recomendable utilizar un protector solar FPS+50 y evitar la exposición solar tras el procedimiento.

¿Cuándo usar el láser de plasma?



Eliminación de tumoraciones pequeñas de carácter beningo en área facial, cuello, escote y manos, principalmente.

Queratosis seborreica y actínica.

Verrugas vulgares.

Cicatrices o queloides.

Quistes y tumoraciones pequeñas.

Xantelasmas pequeños.

Manchas epidérmicas hiperpigmentadas.

Fibromas.

Otros beneficios del láser de plasma


El láser de plasma favorece la formación de colágeno, así como nuevas fibras de elastina, lo que ayuda a la retracción de la piel mejorando, principalmente la zona periocular. Como es el caso de la retracción de la piel sobrante del párpado superior, lo que ayuda a realizar un tipo de blefaroplastia no quirúrgica para casos leves y seleccionados.


Información RGPD




Suscríbete a la Newsletter



¿Quieres conocer lo último en las técnicas más avanzadas y consejos para el cuidado de tus ojos?


Información RGPD