Tratamiento del Ojo Seco


SOLICITA INFORMACIÓN
Ojo seco / Tratamiento del Ojo Seco

Tratamientos para el ojo seco, ¿en qué consisten?



Al tratarse generalmente de una patología ocular crónica y progresiva, el tratamiento hasta ahora a largo plazo suele ser:

Lágrimas o gotas artificiales para ojo seco


El tratamiento clásico más extendido consiste en la aplicación de gotas o lágrimas artificiales sin conservantes para ayudar a mantener la humedad. Compuestas por agua, son una solución salina isotónica o hipotónica que ayudan a alargar la permanencia de lágrima artificial sobre la superficie ocular, además de prevenir cualquier contaminación, así como prevenir cualquier tipo de irritación ocular.

Ciclosporina tópica y suero autólogo


En casos más complejos, se han utilizado colirios con factores de crecimiento obtenidos del suero propio del paciente y fármacos inmunosupresores para luchar contra la inflamación, como la ciclosporina A.

Sondaje de las glándulas de Meibomio


Se trata de un procedimiento quirúrgico no invasivo que tiene como objetivo abrir el conducto de salida de las glándulas de Meibomio, extraer el contenido graso de su interior y aplicar un antibiótico para normalizar la flora microbiana. Se realiza con sedación superficial y es indoloro.

Exfoliación del borde libre de los párpados y drenaje glandular


Es una de las técnicas menos invasiva. Se trata de eliminar la membrana que tapona las glándulas de Meibomio mediante una exfoliación. A continuación, se realiza un masaje para vaciar el contenido de las glándulas aplicando frío y antioxidantes para reducir la inflamación de los párpados y mejora el drenaje linfático.

Otros tratamientos


Otros tratamientos que se han utilizado, pautados eso sí, únicamente por un oftalmólogo son: corticoides tópicos, hialuronato sódico, lágrimas de suero autólogo, pilocarpina (en pacientes con síndrome de Sjögren) o ácido hialurónico en combinación con otros productos como la goma xantana o el HP-guar, entre otros.

Tratamiento de luz pulsada para el ojo seco



Además de los procedimientos mencionados, en la Unidad de Ojo Seco de Oftalvist hemos dado el paso hacia las nuevas tecnologías de luz pulsada que suponen una herramienta más para mejorar los síntomas del ojo seco, al tratarse de una enfermedad evaporativa por disfunción de las glándulas de Meibomio.

Por ello disponemos de una tecnología de luz pulsada de alta frecuencia no invasiva e indolora que sirve para estimular las glándulas de Meibomio sin necesidad de entrar a quirófano.

Tratamiento luz pulsada ojo seco

Beneficios de la luz pulsada


La luz pulsada ayuda a estimular la circulación y actúa sobre las terminaciones nerviosas a fin de controlar la producción y secreción de grasas mejorando la calidad visual del paciente con excelentes resultados.

Ventajas de la luz pulsada para el paciente:


• Se realiza en la propia consulta. No es un procedimiento quirúrgico.

Indoloro.

Resultados inmediatos desde la primera sesión. Más duraderos.

• Ayuda a tratar también problemas de blefaritis.

¿Cómo es una sesión con luz pulsada?



Cada sesión dura alrededor de unos 5 o 10 minutos. El tratamiento con luz pulsada a seguir en cada sesión consistirá en el siguiente protocolo de actuación:

Limpiamos la piel de la zona a tratar con un limpiador micelar de base acuosa sin perfume.

Colocamos los protectores oculares al paciente. Taparemos lunares, tatuajes y otras lesiones que se encuentren en la zona a tratar.

Se aplicará una capa de hidrogel incoloro en la zona del pómulo y la zona temporal.


Se coloca la pieza de mano de luz pulsada sobre la piel con hidrogel, empezando por la zona más externa, temporal asegurándonos de que está perpendicular al plano de la piel sin realizar una presión excesiva. Se efectúa una serie de disparos, avanzando hacia la región nasal y procurando que no haya un solapamiento de la zona tratada en cada pulso.

Llevamos a cabo una expresión del párpado.

Realizaremos el mismo procedimiento para el otro ojo.

¿Ojo seco? Tratamiento más eficaz con luz pulsada



  • Tecnologia de luz pulsada de alta intensidad no invasiva e indolora

  • Estimula las glándulas de Meibomio (DGM) sin necesidad de cirugía

Infórmate



Información RGPD




Suscríbete a la Newsletter



¿Quieres conocer lo último en las técnicas más avanzadas y consejos para el cuidado de tus ojos?


Información RGPD