Ojo seco

¿Qué es ojo seco?

El ojo seco o la sequedad ocular se produce por una falta de producción de lágrimas o por una mala calidad de la lágrima y por tanto, no existe una buena lubricación del ojo. Unas circunstancias que afectan a la superficie ocular compuesta por los párpados, la película lagrimal, la conjuntiva y la córnea. 

En la actualidad es una de las causas más frecuentes o motivo de urgencia más común en un servicio oftalmológico por las molestias generadas ya que afecta, según la severidad, a la calidad de vida de los pacientes que lo padecen.

Causas: Ojo seco

Pueden influir en su aparición:

  • La edad.
  • La menopausia.
  • El tabaquismo.
  • La cirugía refractiva con LASIK.
  • Medicamentos ansiolíticos, antidepresivos, anithistamínicos o anticonceptivos, entre otros.

Síntoma y diagnóstico: ojo seco

Algunos de los síntomas que nos pueden indicar estar ante un caso de ojo seco son: ardor, picor, enrojecimiento, sensación de arenilla y malestar al realizar tareas cotidianas como la lectura, conducción o fijar la mirada en una pantalla de televisión o similares, así como la intolerancia a las lentes de contacto.

Será necesaria la visita inmediata a su oftalmólogo ante la presencia de estos síntomas. Su oftalmólogo deberá realizarle una correcta exploración para determinar las causas de su sintomatología a fin de obtener un adecuado diagnóstico.

  • Valoramos la clínica subjetiva del paciente: sensación de arenilla, párpados pesados, escozor, pinchazos, lagrimeo, etc.
  • Exploración en lámpara de hendidura: observamos la presencia o ausencia de menisco lagrimal (remanente de lagrima formado entre la superficie del globo ocular y el parpado inferior), el estado de las glándulas de Meibomio (encargadas de segregar el componente lipídico de la lágrima), la presencia de pequeñas erosiones en la superficie ocular, etc.
  • Medimos el tiempo de ruptura de la película lagrimal: BUT (“break-up time”). Medimos el tiempo que transcurre desde el último parpadeo hasta que aparece alguna zona seca en la córnea.
  • Medimos la producción de lágrima: test de Schirmer. Colocamos unas pequeñas tiras de papel secante en el fondo de saco conjuntival durante 5 minutos y se mide cuanto papel se ha humedecido.

Tratamiento: ojo seco

Al tratarse generalmente de una patología ocular crónica y progresiva, el tratamiento suele ser a largo plazo. El mejor tratamiento y más extendido en este sentido es el uso de lágrimas artificiales, antibióticos y antiinflamatorios, lo que además no impide que se sigan produciendo las lágrimas naturales del ojo. Los pacientes con ojo seco más severo pueden requerir otros tratamientos adicionales que deberá valorar el oftalmólogo.

Como novedad, se ha desarrollado un moderno sistema diagnóstico para tratar el ojo seco llamada ThermaEye con el objetivo de evitar remedios algo más “caseros” como la aplicación de calor y masajes en la zona a ocular afectada, así como la ingesta de fármacos para mitigar con mayor rapidez los molestos síntomas del síndrome de ojo seco.  

No obstante el paciente afectado por ojo seco deberá tener en cuenta las siguientes indicaciones:

  • Higiene palpebral a diario.
  • Evitar ambientes con mucho humo, polvo o similar.
  • Usar gafas protectoras.
  • Dieta rica en Omega 3 como los frutos secos o el pescado azul. 

Preguntas frecuentes

¿El ojo seco solo se tiene en un ojo?

No, de hecho es frecuente padecer ojo seco en ambos ojos. Puede ocurrir que la afección sea asimétrica, es decir, molesta en un ojo y en el otro no.

¿Qué tipo de lentillas debo usar si tengo ojo seco?

Lo primero es que el oftalmólogo especialista haga una completa exploración de tu ojo para valorar el mejor diagnóstico y solución. Si tienes ojo seco debes saber que no puedes abusar de tus lentes de contacto y que deberás llevar unas que se ajusten las condiciones anatómicas y fisiológicas de tus ojos. Además, deberás ser estricto en las revisiones oculares  y en la manipulación de las mismas.

¿Tiene cura el ojo seco?

El ojo seco es una alteración crónica de la que no existe ninguna cura eficaz. No obstante si disponemos de un novedoso sistema llamado ThermaEye que ha supuesto hoy en día la solución más avanzada y nada molesta para tratar los síntomas de esta patología.

¿Todos los ojos secos son iguales?

No. Según la severidad del problema existen cuatro grados. Aunque los síntomas son los mismos, los ojos secos pueden ser causados por  una disminución de la cantidad de las lágrimas o una evaporización de las mismas.