Blefaroplastia

¿Qué es la blefaroplastia u operación de párpados?

La blefaroplastia, o más conocida como cirugía de párpados, es una técnica quirúrgica que consiste en corregir el exceso de grasa, piel y músculos de los párpados superiores e inferiores. Unas características que dan una apariencia de envejecimiento y cansancio e incluso pueden llegar a afectar a la visión.

La cirugía de blefaroplastia no corrige arrugas u otros síntomas causados por el paso de los años, no obstante, aunque en ocasiones puede realizarse de forma independiente, también puede complementar otras técnicas de estética faciales destinadas por ejemplo a corregir la flacidez o el rejuvenecimiento del rostro, así como la eliminación de manchas.

¿Quién es candidato ideal para una blefaroplastia?

  • La cirugía de párpados o blefaroplastia está orientada a aquellos pacientes que buscan mejorar, no cambiar drásticamente, su aspecto facial y apariencia ya sea por motivos estéticos u otros.
  • Los pacientes que se someten a esta intervención suelen tener de edad 40 años o más. Puede haber excepciones en aquellos pacientes más jóvenes que por genética familiar estén más predispuestos a tener bolsas.
  • Si el paciente padece de tiroides, falta de lágrimas, presión arterial alta, enfermedades cardiovasculares, glaucoma o diabetes, debe consultar con su oftalmólogo plástico ocular la viabilidad de realizar una blefaroplastia pues tales condiciones médicas podrían suponer alguna complicación.

Tipos de blefaroplastia

Blefaroplastia superior

La blefaroplastia superior es una cirugía que se realiza mediante unas microincisiones sobre el pliegue natural de los  párpados superiores para eliminar la piel y la grasa sobrante causada por el envejecimiento. El objetivo de esta intervención es devolver a la mirada un aspecto más descansado y rejuvenecido. 

Blefaroplastia inferior

La blefaroplastia inferior es una cirugía que sirve para eliminar una parte sobrante de la piel del párpado inferior.

Es la operación que elimina las bolsas de los ojos y que en algunos casos puede incluso mejorar los surcos de las ojeras mediante una recolocación de la grasa, con el objetivo de conseguir una mirada más despejada y juvenil.

Existen diferentes técnicas para realizar esta intervención y el oftalmólogo especialista debe seleccionar la más adecuada en función de las necesidades del paciente.

Blefaroplastia transconjuntival

La principal diferencia con respecto a la blefaroplastia subciliar es el lugar donde se realiza la incisión. Para una blefaroplastia transconjuntival el cirujano realiza la incisión entre los párpados y el globo ocular.

Esta técnica es más común en aquellos pacientes en los que no tienen un exceso de laxitud en la piel o en el músculo del párpado, y cuyas bolsas no sean muy pronunciada. Indicada para pacientes más jóvenes.

Una de las ventajas  de este procedimiento es q no se toca la piel durante la cirugía, y por lo tanto no requiere sutura de la misma, lo q implica ausencia de cicatriz cutánea y una más rápida recuperación. El acceso por vía conjuntival se cierra sin sutura

Cada vez es más común en las operaciones para blefaroplastia de tipo inferior. Esta operación se realizar con anestesia local y no es necesario el ingreso hospitalario.

Blefaroplastia subciliar

La incisión para la blefaroplastia subciliar  se realiza debajo de la línea de las pestañas. El objetivo de esta intervención es reducir las bolsas de los parpados inferiores eliminando parte de la grasa acumulada que hay en su interior. Dicho abordaje es también idóneo en aquellos casos que requieren de remoción de piel. 

Suele realizarse bajo anestesia local más sedación y no requiere ingreso hospitalario. 

¿Cómo es la operación de párpados?

La operación de párpados o blefaroplastia tiene una duración aproximada de una hora. En el caso de operar los cuatro párpados, el cirujano oculoplástico siempre empezará por los superiores realizando una incisión a fin de extirpar el exceso de piel y tensar el músculo orbicular.

Cuando existe excesiva laxitud en los parpados inferiores la incisión suele ser por debajo de las pestañas con suturas muy finas que cicatrizan sin problema y son prácticamente invisibles a los tres meses tras la intervención. Además de remover grasa y a veces piel, se recoloca el parpado inferior para disminuir la laxitud del parpado.

Postoperatorio de la blefaroplastia

Su cirujano plástico ocular le indicará la medicación apropiada para aliviar los primeros síntomas de dolor que le pudieran aparecer. Dependiendo de las preferencias de cada cirujano es posible que las primeras 24 horas se le indique una oclusión compresiva de ambos ojos.

Se suele aplicar una pomada oftálmica y unos apósitos con suero fisiológico frío para reducir las molestias y la inflamación.

Los principales síntomas tras la operación de párpados suele ser el lagrimeo excesivo, la hipersensibilidad a la luz y algún cambio en la agudeza visual que remite en varios días. 

El paciente puede volver a hacer vida normal en 2-3 días. No obstante, hasta dos meses transcurridos tras la operación deberá proteger su rostro con gafas de sol grandes, así como usar un fotoprotector de factor elevado.

Además, se recomienda diez días sin usar maquillaje tras la cirugía. La blefaroplastia es un tipo de cirugía cuyos resultados son duraderos y se mantienen durante años. 

Blefaroplastia: antes y después

Con el paso de los años nuestra mirada tersa y viva puede perder claridad por la pérdida de elasticidad de la piel, lo que se traduce en un aparente aumento de piel en los párpados o la aparición de bolsas de grasa en los párpados inferiores y/o superiores que oscurecen y entristecen la expresión de nuestros ojos.

Se acompaña en muchas ocasiones de arrugas como las patas de gallo. En algunos casos, la cantidad de piel sobrante es tal que nuestro campo de visión también puede verse comprometido.

A veces la excesiva exposición al sol, algunas enfermedades de la piel o factores hereditarios pueden acelerar este proceso. Es el caso de jóvenes entre 20 y 30 años que se operan cuando de forma precoz aparecen bolsas en los ojos por razones genéticas. 

                

No obstante, con la blefaroplastia se consiguen resultados muy favorables devolviendo un aspecto más joven y fresco con efecto duradero.

En definitiva se trata de una de las cirugías órbito-palpebrales más demandadas en cirugía estética ocular para ayudar a rejuvenecer la mirada. 

Precio de la blefaroplastia

El precio o coste de la blefaroplastia depende del tipo de técnica que el oftalmólogo especialista (oculoplástico), valore para cada paciente. Por tanto, tras las pruebas preoperatorias necesarias y un adecuado diagnóstico la clínica realizará un presupuesto personalizado para el tipo de operación seleccionada por el médico. 

Galería de imágenes Blefaroplastia

Preguntas frecuentes

¿Cuál es el especialista más indicado para una cirugía de blefaroplastia?

El oftalmólogo especializado en cirugía plástica ocular es el idóneo para este tipo de intervención. Este tipo de especialista es el médico adecuado y con experiencia en cirugía de párpados ya que son precisamente ellos los que conocen con la más rigurosa exactitud la anatomía del global ocular y la función de los párpados.

¿Se pueden operan los párpados con láser?

Sí se puede, pero es necesario que visite a un oftalmólogo especialista ya que dependerá de cada caso en particular.

¿Las ojeras se corrigen con la blefaroplastia?

Para valorar una respuesta sería necesario una visita al especialista y ver cada caso en concreto. Si las ojeras están hundidas por exceso de pigmento o transparencia de los vasos no se podría pero si, sin embargo, si se producen por una caída de bolsas de grasa sí podrían mejorar.

Si estoy operado con lente intraocular ¿Puedo hacerme una blefaroplastia?

Sí, no habría ningún inconveniente. Transcurrido un tiempo prudencial, un mes aproximadamente, desde tu cirugía ya podrías operarte los párpados.

Si llevo lentillas ¿cuándo podrá volver a ponérmelas tras una cirugía de párpados?

Normalmente a la semana.

¿La blefaroplastia elimina las patas de gallo?

No. Para eliminar las patas de gallo se utilizan otros procedimientos. Ver nuestro departamento de estética periocular.