Blefaroplastia

¿Qué es la blefaroplastia?

La blefaroplastia, o más conocida como cirugía de párpados, es un técnica quirúrgica que consiste en corregir el exceso de grasa,  piel  y músculos de los párpados superiores e inferiores.  Unas características que dan un apariencia de envejecimiento y cansancio e incluso pueden llegar a afectar a la visión.

La cirugía de blefaroplastia no corrige arrugas u otros síntomas causados por el paso de los años, no obstante, aunque en ocasiones puede realizarse de forma independiente, también puede complementar otras técnicas de estética faciales (LINK UNIDAD DE ESTÉTICA FACIAL OFTALVIST) destinadas  por ejemplo a corregir la flacidez o el rejuvenecimiento del rostro, así como la eliminación de manchas.

¿Quién es candidato ideal para este procedimiento?

  • La cirugía de párpados o blefaroplastia está orientada a aquellos pacientes que buscan mejorar, no cambiar drásticamente,  su aspecto facial y apariencia ya sea por motivos estéticos u otros.
  • Los pacientes que se someten a esta intervención suelen tener de edad 40 años o más. Puede haber excepciones en aquellos pacientes más jóvenes que por genética familiar estén más predispuestos a tener bolsas.
  • Si el paciente padece de tiroides, falta de lágrimas, presión arterial alta, enfermedades cardiovasculares, glaucoma o diabetes, debe consultar con su oftalmólogo plástico ocular la viabilidad de realizar una blefaroplastia pues tales condiciones médicas podrían suponer alguna complicación.  

Procedimiento

En general es una cirugía de rápido post-operatorio con resultados duraderos. Suele realizarse bajo anestesia local más sedación y tiene una duración aproximada de tres horas. Algunas características de esta intervención quirúrgica son:

  • Si se van a intervenir los cuatro párpados lo habitual es empezar por los superiores.
  • En la cirugía de párpados superiores se extirpa la piel sobrante y se restaura la tensión natural del músculo orbicular.
  • En la cirugía de párpados inferiores se eliminan las bolsas de grasa. En este caso, la intervención puede realizarse de dos formas:
  • Vía externa: el oftalmólogo especialista realiza un corte bajo las pestañas por el que se extrae las bolsas de grasa. Posteriormente se realiza una fina sutura.
  • Vía interna (blefaroplastia transconjuntival): el oftalmólogo especialista realiza una sutil incisión en la parte interior del párpado por el que se saca la grasa a través de la mucosa interna.  Una de las ventajas de este procedimiento es que no requiere suturación ya que el tejido cicatriza por sí mismo.

¿Cómo es el post-operatorio?

Su cirujano plástico ocular le indicará la medicación  apropiada para aliviar los primeros síntomas de dolor que le pudieran aparecer. El paciente puede volver a hacer vida normal en 2-3 días. No obstante, hasta dos meses transcurridos tras la operación  deberá proteger su rostro con gafas de sol grandes, así como usar un fotoprotector de factor elevado.  Además, se recomienda diez días sin usar maquillaje tras la cirugía.