Cirugía de Pterigion

El pterigion es un crecimiento anómalo de la conjuntiva sobre la córnea.

La gran mayoría de las veces lo vemos en la parte interna del ojo, en el lado de la nariz. Crece desde la parte exterior de la córnea hacia el centro. Cuando invade la zona pupilar se requiere tratamiento quirúrgico.

¿Por qué aparece?

El pterigion se produce por una lesión benigna pinguécula, es decir, una degeneración del tejido conjuntival que se encuentra en el lado izquierdo o derecho de la córnea causado habitualmente por una exposición solar prolongada o por sequedad. Por tanto, las personas con profesiones al aire libre son más propensas a estar afectadas.

Tratamiento

La cirugía de pterigion se realiza con un autoinjerto conjuntival:

  • En primer lugar se coloca un injerto de conjuntiva propio del paciente en el defecto conjuntival que queda tras extirpar el pterigion.
  • Posteriormente se colocan suturas absorbibles o se utilizaran adhesivos tisulares (pegamentos biológicos) para evitar el uso de suturas.

¿Puede volver a aparecer?

Existe la posibilidad de que el pterigion vuelva a aparecer en un 10% de probabilidades si estuvo muy evolucionado.

Cuando el pterigion no invade el eje visual, las posibilidades quirúrgicas de éxito inmediato son muy elevadas.

¿Cómo es el postoperatorio?

Tras la cirugía se coloca un parche que no se puede quitar el paciente hasta las 24 horas siguientes de la intervención. El ojo probablemente estará rojo durante las primeras semanas hasta la recuperación completa.