ASTIGMATISMO

¿Qué es el astigmatismo?

El astigmatismo ocurre cuando la córnea no tiene la misma curvatura en todos sus ejes y, por lo tanto, existen diferentes focos o por delante o por detrás de la retina y se produce borrosidad tanto de lejos como de cerca. La córnea adopta una forma elíptica u ovalada.

El astigmatismo lo padece entre un 20-40% de la población y puede aparecer combinado con miopía o hipermetropía, en esos casos se llama astigmatismo miópico o astigmatismo hipermetrópico, respectivamente. 

Causas del astigmatismo

El astigmatismo es un tipo de defecto refractivo que causa una visión distorisionada, ya que los rayos de luz no son refractados correctamente como consecuencia de esta curvatura irregular de la córnea.

La condición de esta estructura puede estar determinada genéticamente, por una lesión en la córnea o haber sido provocada tras algunas intervenciones quirúrgicas, como por ejemplo tras un transplante de córnea o una cirugía de cataratas o cristalino.

También puede tener su origen tras una enfermedad o presión existente detrás del ojo que afecte a otros nervios, aunque la córnea suele ser la responsable en la mayoría de casos. Así pues, aunque su aparición científicamente aún se desconoce, la probabilidad de desarrollar astigmatismo es hereditaria.

Este defecto suele ser estable durante toda la vida, excepto en casos muy poco frecuentes. Por su parte, no es cierto el mito de que el astigmatismo pueda desarrollarse o empeorar debido a actividades como la lectura en condiciones de baja luminosidad o por sentarse muy cerca de la televisión.

Síntomas del astigmatismo

Los síntomas pueden variar según la edad, el tipo de astigmatismo que se padece o incluso la graduación que se tenga. Cuanta mayor sea la graduación, más se distorisonarán las imágenes para el paciente.

Por tanto, aunque un astigmatismo leve no suele presentar síntomas, los pacientes con astigmatismo notan visión borrosa, tanto de cerca como de lejos, pese a no ser conscientes la mayoría de padecer este defecto refractivo.

También puede darse que perciban pequeños objetos o detalles a todas las distancias. Esto es debido al esfuerzo que hace el ojo para enfocar las imágenes.

Además, si el ojo también tiene hipermetropía, los pacientes pueden presentar dolor ocular o cefaleas ocasionales, sobre todo tras la lectura, así como fatiga visual, enrojecimiento de ojos, picor y dificultad para cambiar la visión lejana a la cercana y viceversa

¿Por qué es posible no notar ningún síntoma?

Esto se debe a la acomodación de nuestro ojo, es decir, a la capacidad que tenemos para enfocar. Es decir, los procesos de cambios que hace el cristalino para la visión lejana y cercana, de la que depende su elasticidad y los músculos ciliares, se llama acomodación. Cuando una persona padece un defecto refractivo, el ojo intenta atenuar el error con la acomodación.

Mientras que en los pacientes con miopía o miopía combinada con astigmatismo, acomodar la visión lejana solo empeora la imagen, en pacientes con hipermetropía con o sin astigmatismo se mejora, siempre y cuando sea leve.

Lo mismo para un ojo astigmático, en donde la córnea es desigual y la acomodación depende de los músculos ciliares para contraerse de manera asimétrica en los distintos ejes. 

Tipos de astigmatismo

Gracias a un completo examen ocular, el especialista podrá detectar qué tipo de astigmatismo tenemos:

Regular o irregular

  • Astigmatismo regular: los dos ejes princiaples se sitúan en ángulo recto. Es el astigmatismo más habitual y se puede corregir con lentes de contacto.

  • Astigmatismo irregular: los dos ejes principales no se sitúan en ángulo recto uno respecto al otro. Puede ser originado por un queratocono y difícilmente se puede corregir con lentes de contacto.

Simple o compuesto

  • Astigmatismo simple: una de las líneas focales se sitúa sobre la retina y la otra delante o detrás de la misma. Por tanto, un eje es emétrope (sin graduación) y otro no. Puede clasificarse a su vez en astigmatismo miópico simple (el eje vertical es miope)  y astigmatismo hipermetrópico simple ( el eje horizontal es hipermétrope)
  • Astigmatismo compuesto: ninguna de las dos líneas focales se sitúa sobre la retina y ningún eje es emétrope. Puede ser: astigmatismo miópico compuesto (los dos ejes son miopes), astigmatismo hipermetrópico compuesto (los dos ejes sin hipermétropes) y astigmatismo mixto (un eje es miope y el otro es hipermétrope).

Directo o inverso

  • Astigmatismo directo: la refracción más alta se da en el eje vertical y la más baja en el horzontal.
  • Astigmatismo inverso: la refracción más alta se da en el eje horizontal y la más baja en el vertical. 
  • Astigmatismo oblicuo: cuando el eje con máxima graduación se sitúa oblicuamente. 

Tratamientos del astigmatismo

El astigmatismo no se puede curar pero sí se puede corregir mediante el uso de gafas o lentes de contacto.

Sin embargo, hay diferentes técnicas quirúrgicas, que englobamos dentro de lo que llamamos cirugía refractiva láser. Se trata de un proceso sencillo, rápido e indolo que en Oftalvist realizamos con una plataforma láser de femtosegundo para que sea un procedimiento 100% láser más seguro. Hoy en día, es la técnica láser más avanazada que existe hasta el momento.  

Otra técnica que da muy buenos resultados para su corrección es el implante de las lentes intraoculares tóricas, diseñadas especialmente para corregir este problema de una manera definitiva. Estas lentes permiten corregir la asimetría del ojo y mejorar la visión de cerca y lejos, gracias a sus propiedades, cuando el paciente puede ser no apto para una cirugía Lasik: 

  • Fabricadas con una curvatura especial y personalizadas para cada ojo. 
  • Precisan de una colocación muy cuidadosa y concreta en el ojo. 
  • Aporta al paciente una gran nitidez visual

Será el oftalmólogo tras una previa exploración completa del ojo del paciente el que se decantará por una u otra opción quirúrgica.

Pruebas preoperatorias para corregir el astigmatismo

  • Medición de la tensión ocular
  • Agudeza visual y graduación de la vista. 
  • Diagnóstico del segmento anterior y posterior del ojo.
  • Topografía corneal
  • Aberometría
  • Paquimetría
  • Biometría láser

Prevención del astigmatismo

El astigmatismo es un defecto refractivo que no se puede prevenir, pero que en la mayoría de los casos es operable. No obstante, para evitar su aparición los especialistas oftalmólogos recomiendan evitar frotarse mucho los ojos y hacerse controles anuales, principalmente en niños, ya que puede ayudar a frenar su evolución. Además, de los siguientes: 

  • Ver la televisión con la luz encendida y mantener una distancia considerable, aproximadamente de unos 3 metros. 
  • Usar pantallas o dispositivos electrónicos con bajo nivel de radiación. 
  • Hacer pequeñas pausas o pestañear en varias ocasiones cuando trabajamos frente al ordenador. 
  • Si notamos dolor de ojos o fatiga visual, es aconsejable masajear la zona de la sien en forma de círculos. 

Astigmatismo en la infancia

En la infancia, el paciente con astigmatismo sin corrección puede desencadenar, como consecuencia, ambliopía u ojo vago.

El astigmatismo infantil es uno de los problemas visuales más comunes que puede desencandenar un niño. Tiene lugar porque la córnea, en vez de ser redonda, se observa como aplanada por los polos, razón por la cual aparece irregular por los ejes principales, al igual que en los adultos.

En la mayoría de las ocasiones, el niño ya nace con esta patología puesto que suele ser congénito. Por eso, los padres que tengan astigmatismo tienen que prestar especial atención a sus hijos susceptibles de padecerlo, ya que, como mencionamos al principio, se pueden desarrollar otras patologías, como el ojo vago. 

¿Cómo se trata el astigmatismo en niños?

Suele corregirse con gafas con cristales o lentes tóricas o cilíndricas para atenuar la mala visión. Cuando el niño ya es mayor, se puede optar a lentes de contacto; y, cuando alcanza la mayoría de edad, se puede valorar una cirugía refractiva

Precio de la operación de astigmatismo

Infórmate de todas nuestras ventajas económicas para corregir tu astigmatismo este mes: 

  • Primera consulta gratuita.
  • Precio cerrado de la operación: 890€/ojo.
  • También puedes financiar este tratamiento desde 24,72€/mes por ojoInfórmate sobre nuestros precios y financiación hasta 36 meses aquí.
  • Pruebas postoperatorias incluidas en el precio final del tratamiento hasta los primeros 6 meses tras la cirugía. 

Si deseas una cita o más información sobre nuestros precios especiales para la operación de astigmatismo, pincha aquí.

Preguntas frecuentes 

¿Cómo se corrige el astigmatismo?

El astigmatismo se corrige con gafas, lentes de contacto o cirugía refractiva. Este último procedimiento de tipo quirúrgico se puede realizar con un láser de femtosegundo (Lasik) o co implante de lentes intraoculares tóricas. 

¿A qué edad me puedo operar de astigmatismo?

Lo habitual es que a partir de los 25 años se estabilice la graduación y por tanto proceder a la intervención quirúrgica. También son necesarios otros requisitos como no estar embarazada o enperiodo de lactancia, que la graduación haya sido estable al menos durante un año, gozar de buena salud ocular, no tener diabetes o enfermedades asociadas, así como lesiones en la córnea. 

¿Es hereditario el astigmatismo?

Sí. El astigmatismo es congénito, por tanto, los padres que tengan astigmatismo deberán revisar y hacer controles periódicos a sus hijos para detectarlo lo antes posible. 

¿Qué son las lentes intraoculares tóricas?

El astigmatismo se puede corregir, además de con láser, con el implante de un tipo de lentes llamadas tóricas, diseñadas específicamente para que no se muevan dentro del ojo y, además de corregir otros defectos refractivos, como la miopía y la hipermetropía, solucionen eficazmente el astigmatismo.

Si tengo miopía y astigmatismo, ¿me puedo operar?

Sí, la miopía y el astigmatismo se puede operar al mismo tiempo, igual que en el caso de un paciente con hipermetropía y astigmatismo. La técnica más conocida es la llamada “Lasik”. En nuestro centro, La técnica Lasik la realizamos con un láser femtosegundo para que sean 100% láser ya que no todas las técnicas Lasik son iguales.

¿Un niño pequeño se puede operar de astigmatismo?

Cualquier procedimiento quirúrgico para corregir un defecto refractivo como la miopía, hipermetropía y astigmatismo no se debe realizar hasta que éste se estabilice y nunca antes de los 18-20 años.

¿En qué casos no es posible operar el astigmatismo?

Los casos en que no se debe operar el astigmatismo son aquellos pacientes con astigmatismo irregular, o bien genético, cuando el paciente puede ver bien pero el resultado de la cirugía es incierto, o en aquellos pacientes con deformaciones en la cornea (queratoconos, ectasias etc) que son patologías que deben ser valoradas con otras técnicas quirúrgicas para evitar su evolución. Tampoco se deben operar pacientes con curvaturas corneales extremas, bien corneas muy planas o muy curvas ya que puede llegar a  aumentar el riesgo quirúrgico.

¿Cuándo es grave el astigmatismo?

Por si mismo no es grave, solo si es secundario a una patología corneal, como por un queratocono o ectasia corneal, que puede ser progresivo y requerir otro tipo de cirugía para frenar su evolución.