MIOPÍA

¿Qué es la miopía?

La miopía es el defecto refractivo que impide ver bien los objetos lejanos, así como con dificultad los objetos cercanos como consecuencia de enfocar las imágenes por delante de la retina. Aproximadamente un 30% de la población occidental padece miopía, porcentaje que aumenta de manera significativa en los países asiáticos.

Causas de la miopía

La miopía puede estar causada porque la córnea es demasiado curva o por un alargamiento excesivo del globo ocular. Suele dejar de aumentar a los 21 años, aunque en algún caso puede hacerlo más allá de esta edad. Principales causas:

  • Genéticas: heredada frecuentemente de padres a hijo, siendo un gen dominante.
  • Patológicas: algunas enfermedades producen miopía y éstas pueden ser temporales o permanentes. 
  • Ambientales: según el contexto en el que ese paciente esté involucrado por algún factor puntual. Por ejemplo en escenarios con falta de iluminación o cuando se trabaja a corta distancia de los objetos.

Principal síntoma de la miopía

 El paciente ve los objetos cercanos con total claridad pero ve difuminados o borrosos los objetos lejanos. Estos paciente pueden experimentar igualmente dolores de cabeza o fatiga visual.

Tipos de miopía

Existen varios tipos:

  • Miopía simple:es la más frecuente ysuele ser en pacientes con menos de 6 dioptrías.  Su corrección es o bien mediante uso de gafas y lentillas o tratamiento quirúrgico. 
  • Miopías magnas o miopía patológica:  se llama miopía patológica a la miopía con más de 6 dioptrías de graduación que asocia cambios neurodegenerativos en la retina y en la mácula. Igualmente, la degeneración macular miópica puede presentarse en gente joven produciendo alteraciones graves en la visión central.

La degeneración del gel vítreo propia de pacientes con miopía patológica hace que sea muy frecuente la sensación de ver moscas volantes. Sólo por ello es necesario revisar periódicamente la periferia de la retina con la finalidad de localizar lesiones degenerativas que puedan predisponer al desprendimiento de retina. Si además de las moscas volantes se ven destellos de luz, el riesgo es mucho mayor.

Por otra parte, ante la aparición de manchas oscuras en el campo de visión central, o ante la sensación de ver los objetos deformados o torcidos, existe una alta posibilidad de que se haya desarrollado una degeneración macular miópica. Para su tratamiento, la aplicación de láser en lesiones degenerativas peligrosas en la periferia de la retina pueden evitar el desprendimiento de la retina.  Por otra parte, el tratamiento mediante inyecciones intraoculares puede evitar el desarrollo de cicatrices en la parte central de la retina. Con solamente una inyección, la mayoría de casos de degeneración macular miópica pueden ser controlados perfectamente minimizando el riesgo de ceguera.

Tratamiento de la miopía

 A través de un completo examen oftalmológico se puede diagnosticar este defecto visual que puede ser corregido de forma permanente a través de los siguientes  eficaces tratamientos quirúrgicos: Cirugía Lasik realizada con láser de femtosegundo o implante de lentes intraoculares (fáquicas) 

Preguntas frecuentes

¿Cómo sé que soy apto para una cirugía de miopía?

Para obtener esta información es fundamental que el paciente que presente miopía se realice un exhaustivo examen oftalmológico en el que el especialista valorará la edad, la graduación, el grosor de la córnea y la buena salud ocular.

¿Hasta qué edad suele aumentar la miopía?

La miopía suele aparecer a los 6-8 años y aumenta hasta los 18-20 años. Para que un paciente pueda operarse de miopía es necesario que su graduación no cambie en el último año.

Además de miopía ¿Puedo tener algún otro defecto visual en el ojo?

Las únicas combinaciones posibles son miopía y astigmatismo, o bien miopía y presbicia o vista cansada.  Pero nunca se podrá tener en el mismo ojo miopía e hipermetropía.

¿Hasta cuántas dioptrías de miopía se pueden operar?

Afortunadamente gracias las nuevas tecnologías láser se pueden operar hasta las 12 dioptrías. No obstante, será el oftalmólogo quien con las pruebas preoperatorias decida si el paciente es apto o no, o cuál es la mejor técnica para su corrección.