Desprendimiento de retina

¿Qué es el desprendimiento de retina?

El desprendimiento de retina es una de las patologías más frecuentes en la Unidad de Retina, Vítreo y Mácula. Un desprendimiento de retina se trata de una separación de la retina neurosensorial (capa interna de la retina) del epitelio pigmentario (capa externa de la retina) causado por la acumulación de líquido entre ambas.

Si no se trata, el desprendimiento de retina acaba provocando pérdida funcional total del ojo (ceguera) por lo que requiere una intervención inmediata. 

¿Por qué se produce el desprendimiento de retina?

Principalmente las causas pueden ser por:

  • Agujeros en la retina.
  • Tumores en la coroides.
  • Agujero macular miópico en pacientes que padecen alta miopía.
  • Complicaciones de cirugías oculares previas, como la de cataratas.
  • Traumatismos oculares.
  • Retinopatía diabética.

Síntomas del desprendimiento de retina

  • Destellos luminosos: el síntoma del desprendimiento de retina inicial más frecuente es la visión de destellos luminosos, en ocasiones repetitivos y percibidos sobre un mismo sector del campo visual. Ello puede indicar la presencia de una rotura retiniana que debe ser evaluada de inmediato.
  • Moscas volantes: son como puntos negros pequeños que se mueven, causados por las modificaciones del vítreo.
  • Cortina negra: La aparición de una sombra oscura en el campo de visión, parecida a una cortina corriéndose, que impide la visión parcial o incluso total de un ojo.

Ante la presencia de alguno de estos síntomas, se recomienda acudir de urgencia a un oftalmólogo para que examine la retina bajo dilatación pupilar y mediante ecografía, a fin de facilitar el diagnóstico.

Tratamiento del desprendimiento de retina

El tratamiento del desprendimiento de retina, siempre quirúrgico, y dependerá de la fase del desprendimiento. En términos generales, este procedimiento requiere la recolocación y adaptación de la retina:

  • Fotocoagulación con láser: puede ser de utilidad en fases iniciales cuando se detectan los agujeros en la retina que predisponen al desprendimiento. La aplicación del láser en el momento correcto por un experto en retina puede evitar el desprendimiento.
  • Vitrectomía: se emplea para colocar la retina en su posición desde dentro del ojo y requiere una importante experiencia del cirujano de retina.
  • Cirugía escleral: es una alternativa para determinados desprendimientos de retina, que permite recolocar la retina mediante el cierre desde el exterior del agujero retiniano causante del desprendimiento.

Prevención del desprendimiento de retina

El oftalmólogo especialista recomienda la revisión anual a los pacientes con riesgo de padecer un desprendimiento de retina consistente en:

  • Valoración de la agudeza visual.
  • Evaluación del cambio en el número, tamaño y movilidad de las moscas volantes.
  • Revisión de toda la retina con dilatación pupilar y examen detallado con distintos tipos de lentes de exploración de la periferia de la retina buscando posibles agüeros o lesiones predisponente a ellos.

Se aconseja igualmente un tratamiento láser preventivo sobre las lesiones susceptibles de ocasionar un desprendimiento. En este sentido, la detección precoz favorecerá el mejor tratamiento y evolución.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Cómo es el postoperatorio de un desprendimiento de retina?

El postoperario dependerá fundamentalmente del tipo de tratamiento llevado a cabo por el retinólogo especialista. 

¿Los desprendimientos de retina y de vítreo son lo mismo?

El desprendimiento de vítreo puede desembocar en desprendimiento de retina en un porcentaje pequeño de casos, lo que obliga a revisar al paciente que lo presenta. Pero en sí, la mayoría de las veces el desprendimiento del vítreo, muy frecuente con la edad y en pacientes miopes e intervenidos de catarata, no suele requerir cirugía. Por el contrario, el desprendimiento de retina es un problema ocular serio, que puede conducir a la ceguera en ausencia de tratamiento.

¿Se curan los desprendimientos de retina?

Con las técnicas actuales se consigue reaplicar la retina en porcentajes altos, aunque a veces es necesaria una reintervención. La función retiniana puede recuperarse si el tiempo de evolución del desprendimiento es corto. Pero a día de hoy, sigue resultando un problema serio.

¿Se puede evitar el desprendimiento de retina?

No hay un tratamiento 100% efectivo para la prevención del desprendimiento de retina. El laser puede reducir ese riesgo, pero no eliminarlo. Lo más adecuado es que el paciente conozca los síntomas y acuda caso de presentarlos (moscas, sombras, destellos y pérdida visual).

Un desprendimiento de retina ¿Puede afectar al otro ojo?

Mucha de la patología ocular, especialmente los desprendimientos de retina, pueden presentarse en el ojo contralateral. Es necesario explorar ambos ojos.

En una cirugía de retina ¿Cuál es el tiempo de recuperación habitual?

En la cirugía retiniana, el tiempo de recuperación es mayor que en la cirugía del polo anterior, especialmente la catarata. A veces se requiere mantener alguna posición especial, como por ejemplo con los gases intraoculares en los agujeros maculares. Suelen pasar algunas semanas hasta la recuperación visual completa, incluso puede prolongarse ésta durante los primeros meses en determinados casos como el edema macular traccional.

Para un desprendimiento de retina ¿Cuál es la cirugía más avanazada hoy en día?

La cirugía de las patologías retinianas ha supuesto en los últimos tiempos una revolución en cuanto a las técnicas utilizadas. La vitrectomía , que es como se llama esta técnica, hoy en día es el método quirúrgico escogido en la mayoría de los casos como por ejemplo para tratar un desprendimiento de retina. La cirugía microincisional favorece el menor daño al globo ocular, así como recuperacionesmás cortas.

¿La alta miopía puede provocar un desprendimiento de retina?

Sí. Los pacientes con miopía alta (más de 6 dioptrías) son un grupo de riesgo para padecer desprendimiento de retina. Por eso se recomiendan controles diarios. La señal de alarma suele ser la aparición de moscas volantes en el ojo.