Desprendimiento de retina

¿Qué es el desprendimiento de retina?

El desprendimiento de retina es una de las patologías más frecuentes en la Unidad de Retina y Mácula. Un desprendimiento de retina se trata de una separación de la retina neurosensorial (capa interna de la retina) del epitelio pigmentario (capa externa de la retina) causado por la acumulación de líquido entre ambas.

Si no se trata, el desprendimiento de retina acaba provocando pérdida funcional total del ojo (ceguera) por lo que requiere una intervención inmediata. 

Tipos de desprendimiento de retina

Desprendimiento de retina regmatógeno

Este tipo supone el 90% de los casos de desprendiemiento de retina que se ven en consulta y surge como consecuencia de una ruptura o agujero retiniano. Suele ser más frecuente en personas con miopía, que sufren algún traumatismo o tras una cirugía intraocular.  Antecedentes familiares con desprendimiento de retina también incrementan al riesgo.

El paciente nota una disminución severa e indolora de la agudeza visual que avanza como una cortina y tapa el campo visual.

Su tratamiento es exclusivamente quirúrgico mediante la inyección de una gas dentro del ojo, la colocación de una cerclaje o explante o mediante una vitrectomía. 

Desprendimiento traccional

En este tipo de desprendimiento surge cuando existe una patología a nivel de la interfase del vítreo con ciertas adherencias a la retina que provocan por tanto la tracción que ejercen sobre la retina unas membranas fibrovasculares.

Los pacientes con retinopatía diabética no controlada tienen mayor predisposición a padecer esta modalidad, así como por traumatismo.

El tratamiento será siempre la vitrectomía. 

Desprendimiento exudativo

Es el tipo de desprendimiento menos frecuente. Sucede cuando se produce un levantamiento de la retina debido a la exudación de líquido desde la coroides.

Esta modalidad suele tener como origen un tumor de la retina o intraocular, así como una inflamación coroidea. 

Causas del desprendimiento de retina

Principalmente, las causas pueden ser por:

Síntomas del desprendimiento de retina

Ante la presencia de alguno de los siguientes síntomas, se recomienda acudir de urgencia a un oftalmólogo para que examine la retina bajo dilatación pupilar y mediante ecografía, a fin de facilitar el diagnóstico.

Visión borrosa

Este es el síntomas más común ya que cuando la retina se desprende la visión se vuelve borrosa. 

Destellos luminosos

El síntoma del desprendimiento de retina inicial más frecuente es la visión de destellos luminosos, en ocasiones repetitivos y percibidos sobre un mismo sector del campo visual.

Ello puede indicar la presencia de una rotura retiniana que debe ser evaluada de inmediato.

Moscas volantes

Son como puntos negros pequeños que se mueven, causados por las modificaciones del vítreo.

Cortina negra

La aparición de una sombra oscura en el campo de visión, parecida a una cortina corriéndose, que impide la visión parcial o incluso total de un ojo.

Distorisón en las imágenes

Es lo que los oftalmólogos llaman metamorfopsia, consiste en percibir con ondulaciones las líneas que son rectas en condiciones normales. 

Tratamientos del desprendimiento de retina

El tratamiento del desprendimiento de retina, siempre quirúrgico, dependerá de la fase del desprendimiento y será el oftalmólgo especialista el que determine cuál es la técnica más adecuada. Existen varias: 

Fotocoagulación con láser

Puede ser de utilidad en fases iniciales cuando se detectan los agujeros en la retina que predisponen al desprendimiento. La aplicación del láser en el momento correcto por un experto en retina puede evitar el desprendimiento.

Este tratamiento consiste en menguar o eliminar los vasos sánguíneos anormales de la retina y, evitar en la medida de lo posible, la aparición de nuevos vasos anormales. Principalmente se utiliza en pacientes con retinopatía diabética.

La intervención se lleva a cabo con colirio anestésico. La ventaja de este tratamiento es que el rayo del láser se dirije con gran precisión a la zona afectada evitando quemaduras en zonas de alrededor. El éxito del tratamiento dependerá de la mayor o menor gravedad del problema.

Tras esta intervención el paciente puede notar que su visión disminuye de forma temporal. La recuperación se produce trasncurridos las primeras dos o 6 semanas después del tratamiento. 

Vitrectomía

Se emplea para colocar la retina en su posición desde dentro del ojo y requiere una importante experiencia del cirujano de retina. El oftalmólogo recurre a la vitrectomía en los casos más complejos.

El objetivo es eliminar todo el humor vítreo, para ello se introducen unos instrumentos muy pequeños. Finalmente se sustituye el vítreo por gas o por otras sustancias similares en el interior del globo ocular. 

Cirugía escleral

Es una alternativa para determinados desprendimientos de retina, que permite recolocar la retina mediante el cierre desde el exterior del agujero retiniano causante del desprendimiento. Se trata de elementos de silicona que se suturan en la pared de la esclera donde se encuentran habitualmente las roturas retinianas.

Este tipo de tratamiento se realiza en aquellos casos de desprendimiento de retina que ocurren por primera vez. Se trata de una cirugía segura sin complicaciones postoperatorias.

Previamente el oftalmólogo realizará un examen completo de la zona del ojo en la que se ha producido el desprendimiento mediante un oftalmoscopio binocular indirecto y una lámpara de hendidura. 

Crioterapia

La crioterapia consiste en la aplicación de frío a través de la esclera, consiguiendo la cicatrización del epitelio pigmentario y retina y por tanto favoreciendo la aparición de una adhesión entre ambos. Es la técnica más utilizada tanto para la retinopexia neumática, como para la cirugía escleral del desprendimiento de retina.

También se puede utilizar en determinados casos de desgarros periféricos a los que no llegamos con el láser en ausencia de desprendimiento de retina, y en otros casos como glaucoma neovascular, rubeosis de iris, para tratamiento de la isquemia periférica retiniana.

El uso en el desprendimiento de retina para el tratamiento de desgarros se asocia a un porcentaje mayor de proliferación vitreorretiniana, por lo que normalmente preferimos el láser, y especialmente el endolaser o endofotocoagulación si es posible.

Retinopexia neumática

La retinopexia neumática es una técnica que consiste en la aplicación de un método de pexia (normalmente criopexia o uso de frio) para el tratamiento del desgarro retiniano, seguido de la inyección de gas intraocular expansible, permitiendo la adhesión de la retina.

Está indicada actualmente en casos muy limitados, con desgarros pequeños situados en la parte superior del globo ocular, con pequeñas bolsas de desprendimiento de retina, y ausencia de otras lesiones en parte inferior. El paciente luego es posicionado en determinada postura para que el gas intraocular expansible pegue la retina.

No obstante, aún siendo una técnica poco cruenta para el paciente, la mejora en las técnicas de vitrectomía ha disminuído actualmente el uso de la retinopexia neumática, dado que al no eliminar el vítreo (que es la causa fundamental de la aparición de desgarros retinianos por la tracción que ejerce sobre la retina) el porcentaje de reaplicación de la retina es bastante más bajo que con cirugía clásica o más aún con vitrectomía.

Sí que utilizamos el gas intraocular para la reaplicación de la retina en la mayoría de las vitrectomías realizadas para esta patología.

Drenaje del fluído subretiniano

En el caso del drenaje del fluído subretiniano en los desprendimientos de retina consiste en evacuar el líquido subretiniano que está desprendiendo la retina.

Durante la vitrectomia se realiza por aspiración simple a través del desgarro, ayudándonos normalmente de líquidos como los liquidos perflurocarbonados (normalmente perfluro-n-octano).

En cirugía escleral o cirugía clásica del desprendimiento de retina, el drenaje se realiza a través de un pequeño orificio realizado a nivel escleral en la zona de más desprendimiento de retina.

Es una de las maniobras más delicadas en la cirugía clásica, pues está asociada a la aparición de hemorragias y en muy raras ocasiones a la incarceración de la retina.

Sin embargo, en ocasiones es la única forma de conseguir la reaplicación en este tipo de cirugía, asociado a la crioterapia y cirugía escleral con apropiados elementos de indentación escleral.

Cirugía de desprendimiento de retina

¿En qué consiste la operación?

En términos generales, este procedimiento requiere la recolocación y adaptación de la retina:

  • Recolocar la retina en su sitio: el cirujano debe empujar hacia fuera la pared del globo ocular hacia ella mediante la colocación de cinturones o trozos de silicona. 
  • Cerrar el desagarro o rotura causante del desprendimiento: el cirujano realiza para ello una cicatriz en los bordes del desgarro con láser o con frío. Se trata de una cirugía en la que el oftalmólogo puede tardar entre una y tres horas dependiento del grado de complejidad de la misma. 
  • En los casos más complicados, el oftalmólogo especialista optará por proceder mediante vitrectomía

¿Cómo es el postoperatorio de un desprendimiento de retina?

Al tratarse de una cirugía ciertamente traumática, el ojo estará inflamado tras la intervención y dependerá del tipo de tratamiento aplicado según el grado o la fase en la que se encuentre el desprendimiento de retina. Puede que el paciente note además algún tipo de dolor o molestia nada grave.

Pese a solucionarse el caso, el paciente deberá acudir a revisiones periódicas para controlar la evolución favorable del tratamiento.

Como en algunos casos, el ojo se deja lleno de aire, gas o de aceite con silicona por lo que el paciente, a la hora de acostarse, deberá mantener una posición boca abajo, hasta un mes aproximadamente, tras la cirugía.

Incluso, si se ha introducido aceite de silicona, puede que sea necesario una segunda intervención para extraerlo unos meses después. 

¿Cuál es el tiempo de recuperación?

La recuperación total o parcial de la visión se experimenta trasncurridos entre los primeros 6-12 meses tras la operación, de ello dependerá de la complejidad del desprendimiento tratado.

Mientras tanto, al paciente se le prescribirá el uso de determinados medicamentos antibióticos y antiinflamatorios y se le recomendará mantener una determinada postura de la cabeza, y no viajar en avión, sobre todo si la ténica empleada en el paciente ha sido la vitretomía.

Una vez recuperado, aún así será necesario que el paciente acuda a constroles postoperatorios rutinarios para vigilar la evolución del tratamiento realizado.  

Prevención del desprendimiento de retina

El oftalmólogo especialista recomienda la revisión anual a los pacientes con riesgo de padecer un desprendimiento de retina consistente en:

  • Valoración de la agudeza visual.
  • Evaluación del cambio en el número, tamaño y movilidad de las moscas volantes.
  • Revisión de toda la retina con dilatación pupilar y examen detallado con distintos tipos de lentes de exploración de la periferia de la retina buscando posibles agüeros o lesiones predisponente a ellos.

Se aconseja igualmente un tratamiento láser preventivo sobre las lesiones susceptibles de ocasionar un desprendimiento. En este sentido, la detección precoz favorecerá el mejor tratamiento y evolución.

Desprendimiento de retina: Qué es y cómo se trata - Dr. Juan Carlos Elvira

PREGUNTAS FRECUENTES

¿A qué edad puede ocurrir un desprendimiento de retina?

La incidencia del desprendimiento de retina es mas frecuente en la edad media. Los casos más numerosos acontecen entre los 42-70 años con una media de edad alrededor de los 54 años. Puede ocurrir, por diferetes motivos, a cualquier edad. Los ojos miopes o con alguna alteración en retina son mas propensos. 

¿Qué tipo de anestesia se emplea en la operación?

En general se realiza con anestesia peribulbar (locorregional) y sedación. 

¿En qué casos se inyecta gas o aceite de silicona en la cavidad del ojo?

La inyección de gas al finalizar la intervención se realiza en la gran mayoría de los casos de desprendimiento de retina. En casos complicados o con varias cirugias, se utiliza la silicona. Ambas sustancias se llaman taponadores y se utilizan para " aguantar la retina en su sitio hasta la cicatrización de las roturas". 

¿De qué lado se puede dormir en caso de ser intervenido de la retina?

Para que el taponador haga su efecto deberemos mantener durante unos dias un tratamiento postural que el cirujano indicará, dependiendo de la localización del desprendimiento de retina y sus roturas. 

¿Se puede viajar en avión después de la operación?

Los paciente que su tratamiento taponador se ha el gas no podrán viajar en avión hasta la reabsorción del mismo. El tiempo depende de tipo de gas utilizado y la concentración. 

¿Los desprendimientos de retina y de vítreo son lo mismo?

El desprendimiento de vítreo puede desembocar en desprendimiento de retina en un porcentaje pequeño de casos, lo que obliga a revisar al paciente que lo presenta. Pero en sí, la mayoría de las veces el desprendimiento del vítreo, muy frecuente con la edad y en pacientes miopes e intervenidos de catarata, no suele requerir cirugía. Por el contrario, el desprendimiento de retina es un problema ocular serio, que puede conducir a la ceguera en ausencia de tratamiento.

¿Se curan los desprendimientos de retina?

Con las técnicas actuales se consigue reaplicar la retina en porcentajes altos, aunque a veces es necesaria una reintervención. La función retiniana puede recuperarse si el tiempo de evolución del desprendimiento es corto. Pero a día de hoy, sigue resultando un problema serio.

¿Se puede evitar el desprendimiento de retina?

No hay un tratamiento 100% efectivo para la prevención del desprendimiento de retina. El laser puede reducir ese riesgo, pero no eliminarlo. Lo más adecuado es que el paciente conozca los síntomas y acuda caso de presentarlos (moscas, sombras, destellos y pérdida visual).

Un desprendimiento de retina, ¿puede afectar al otro ojo?

Mucha de la patología ocular, especialmente los desprendimientos de retina, pueden presentarse en el ojo contralateral. Es necesario explorar ambos ojos.

Para un desprendimiento de retina, ¿cuál es la cirugía más avanazada hoy en día?

La cirugía de las patologías retinianas ha supuesto en los últimos tiempos una revolución en cuanto a las técnicas utilizadas. La vitrectomía , que es como se llama esta técnica, hoy en día es el método quirúrgico escogido en la mayoría de los casos como por ejemplo para tratar un desprendimiento de retina. La cirugía microincisional favorece el menor daño al globo ocular, así como recuperacionesmás cortas.

¿La alta miopía puede provocar un desprendimiento de retina?

Sí. Los pacientes con miopía alta (más de 6 dioptrías) son un grupo de riesgo para padecer desprendimiento de retina. Por eso se recomiendan controles diarios. La señal de alarma suele ser la aparición de moscas volantes en el ojo. 

¿Cuándo se puede hacer deporte tras una cirugía de desprendimiento de retina?

Dependiendo de los meses transcurridos desde la operación, las causas y el estado de la retina postoperatorio, es indicación del cirujano aconsejar sobre qué tipo de ejercicio físico e intensidad del mismo podemos realizar.