AGUJERO MACULAR

¿Qué es un agujero en la mácula?

Un agujero macular es la apertura de la mácula, que es la parte de la retina responsable de la visión con detalle del ojo. Conforme envejecemos el humor vítreo se despega de la superficie de la mácula de manera normal. Sin embargo, cuando lo hace de manera brusca y agresiva, puede estirar el techo de la mácula formando un agujero. Ocasionalmente puede llegar a afectar ambos ojos. Los agujeros maculares pueden clasificarse en función de si afectan total (agujeros maculares completos) o parcialmente el espesor de la retina (agujeros maculares lamelares).

Síntomas de un agujero macular

En sus estadios más iniciales se puede producir una leve visión borrosa aunque si progresa pueden aparecer zonas oscuras de visión o escotomas. También se puede producir una visión distorsionada (metamorfopsia). En las fases más severas el paciente puede detectar una falta de visión central.

Factores de riesgo de un agujero macular

Aunque puede suceder a cualquier persona, los pacientes con miopía o los que han recibido un traumatismo ocular severo tienen mayor predisposición a padecer un agujero macular.

¿Cómo se puede diagnosticar un agujero macular?

Para valorar el mayor o menor grado de afectación de un agujero macular el oftalmólogo especialista realizará un completo examen oftalmológico del fondo de ojo. Es imprescindible la realización de tomografía de coherencia óptica (OCT) de alta resolución con protocolos de escaneado macular individualizados para cada caso, y la interpretación por un especialista en diagnóstico por imagen de la mácula. 

Tratamiento de un agujero macular

El agujero macular se trata con cirugía mediante la técnica de la vitrectomía en la que se eliminará la parte más superficial de la mácula con gran meticulosidad. El pronóstico final de la visión depende en gran medida de la habilidad del cirujano, además de otros factores como el tiempo de evolución y el tamaño del agujero macular.