MEMBRANA EPIRRETINIANA

¿Qué es una membrana epirretiniana macular?

Las membranas epirretinianas maculares se desarrollan por un crecimiento de tejido fibroso sobre la superficie interna de la mácula. En este sentido, la mácula es la parte central de la retina en la que residen el 90% de nuestra visión y es la que nos permite ver los detalles de los objetos a nuestro alrededor. Cuando estas membranas se contraen se produce una distorsión del tejido retiniano formándose pliegues o arrugas en la mácula. Aunque puede aparecer a cualquier edad, es más frecuente por encima de los 50 años. Son más frecuentes en la mujer y pueden afectar a ambos ojos. En este último caso incluso pueden llegar a ser asimétricas y por lo tanto evolucionar de forma diferente en cada ojo.

Causas de una membrana epirretiniana

Las causas son variadas, aunque las más frecuentes son el desprendimiento posterior de vítreo y la miopía. Otras menos frecuentes pueden ser: inflamaciones intraoculares, desprendimiento de retina o traumatismos oculares severos.

Síntomas de una membrana epirretiniana

La manifestación de una membrana epirretiniana pueden variar de más leves a más severos:

  • Pérdida de visión central, borrosidad y distorsión.
  • Deformación de los objetivos (metamorfopsia).
  • Visión doble (diplopía).

Tratamiento de una membrana epirretiniana

Durante la visita al especialista, tras un exhaustivo examen oftalmológico, seevaluará la membrana epirretiniana analizando el grado de ditorsión producido en la retina y la disfunción visual que pueda causar.

Es imprescindible la realización de tomografía de coherencia óptica (OCT) de alta resolución con protocolos de escaneado macular individualizados para cada caso, y la interpretación por un especialista en diagnóstico por imagen de la mácula.

El único tratamiento válido es la extiparción de la membrana epirretiniana mediante una intervención quirúrgica (vitrectomía). Durante el procedimiento el cirujano debe separar la membrana de la superficie de la mácula. Una vez ésta quede liberada la mácula se aplana y la visión se recupera gradualmente. La habilidad del cirujano es determinante en el resultado visual final.