Hero Cirugía refractiva

Cirugía refractiva

La operación

Técnicas de la cirugía refractiva

En Oftalvist realizamos los siguientes procedimientos quirúrgicos para la operación de miopía, hipermetropía y/o astigmatismo.

Cirugía láser ocular (FemtoLasik)

A grandes rasgos Lasik, queratomileusis laser in situ, es la técnica para la operación láser de ojos más segura y reconocida a nivel mundial para la corrección la miopía, hipermetropía y astigmatismo o la combinación de la miopía o hipermetropía con astigmatismo.

Desde 2004, en Oftalvist somos pioneros en España y Europa en la utilización de la tecnología femtosegundo durante la primera fase (de las dos que consta esta intervención) para realizar el procedimiento con mayor seguridad y precisión. De manera, que durante la primera fase (de las dos que consta esta intervención) llevamos a cabo la creación de un flap (separamos una fina capa de la superficie de la córnea) con mayor seguridad y precisión que si lo hiciéramos con un microqueratomo (cuchilla).

Por tanto, a diferencia de otros centros que siguen utilizando un microqueratomo mecánico con cuchilla para la técnica Lasik, nuestros centros ofrecen al paciente una cirugía más avanzada 100% láser (Láser de femtosegundo + Láser Excimer Mel 90).

Por tanto, no todas las cirugías Lasik son iguales y el paciente debe informarse en qué consiste la técnica y la tecnología empleada para esta operación de ojos.

¿Cómo se realiza esta operación de ojos 100% láser?

Primera fase: el cirujano levanta una fina capa del tejido corneal. Este proceso se puede realizar o bien con un microqueratomo mecánico con cuchilla o con un láser femtosegundo. En Oftalvist apostamos por la segunda opción.

En otras clínicas

Microqueratomo mecánico con cuchilla

Microqueratomo mecánico con cuchilla

En Oftalvist

Láser de femtosegundo Femto-Lasik

Láser de femtosegundo Femto-Lasik

Segunda fase: corregimos la graduación moldeando la córnea con un láser Excimer (MEL 90). Se recoloca la capa del tejido corneal que se adhiere sin necesidad de puntos.

Láser Excimer Mel 90
Láser Excimer Mel 90

Ventajas de la Cirugía Refractiva Láser (FemtoLasik), frente a la operación de ojos láser con cuchilla:

  • Cirugía 100% láser.
  • Tecnología de referencia mundial: cirugía más precisa, segura, predecible y uniforme.
  • Menor aumento de la presión intraocular.
  • Apto para un porcentaje mayor de pacientes con ojo seco.
  • El cirujano obtiene una completa visualización durante todo el proceso.
  • Rápido post-operatorio: cicatrización más fuerte y estable.

Lentes intraoculares

Una lente ICL es una lente fáquica, lo que significa es que se implanta sin la necesidad de extraer el cristalino transparente del ojo. El cirujano la coloca en la cámara posterior detrás de la pupila, entre el iris y el cristalino.

Esta técnica es óptima para pacientes con miopías o hipermetropías altas, pacientes con córneas muy finas o con alguna alteración biomecánica, pacientes con ojo seco o pacientes que prefieren recibir una cirugía reversible. Las lentes ICL permiten corregir hasta 18 dioptrías de miopía y 10 de hipermetropía. Los pacientes que tengan síntomas de astigmatismo y sean diagnosticadas como tal pueden corregirlo igualmente con un tipo de estas lentes llamadas fáquicas tóricas.

La cirugía con lentes fáquicas es un procedimiento muy seguro, con una recuperación muy rápida, que no provoca sequedad ocular, reversible y que proporciona una excelente calidad óptica al no alterar ninguna de las estructuras intraoculares.

¿Qué es una lente ICL?

PRK

La técnica PRK consiste en la separación del epitelio, que es la capa más superficial de la córnea mediante una solución especial alcohólica (a diferencia de la técnica Lasik en este caso no se realiza un flap corneal).

A continuación, tras retirar el epitelio corneal se aplican impactos de láser sobre el espesor corneal para eliminar las dioptrías del problema de la refracción como la miopía, la hipermetropía y/o el astigmatismo con el láser Excimer.

Se trata de una operación que dura unos 10 minutos y se lleva a cabo con anestesia tópica (gotas). Son aptos pacientes con el espesor corneal muy fino y tras la intervención se consigue una buena agudeza visual. Aconsejable para personas que practican deportes de contacto.

Postoperatorio Cirugía Refractiva ¿Cómo es la recuperación?

El postoperatorio de una operación de ojos Lasik es bastante rápido. Si no existe ningún contratiempo, en menos de 24 horas lo normal es que su visión sea tan buena o mejor como la que tenía con sus gafas o lentes de contacto antes de la intervención pudiendo reincorporarse a su vida normal y hacer un trabajo ocular sin problemas, pero evitando el contacto directo con los ojos durante unas semanas.

Además, excepto indicación especial por parte de su oftalmólogo, puede dormir en la posición que más le guste, aunque durante los primeros cinco días es recomendable no dormir boca abajo.

¿Qué debo hacer al regresar a casa tras la cirugía refractiva láser?

  • Tomar una siesta, un par de horas para descansar y mantener los ojos cerrados.
  • Usar unas gafas de sol durante un mínimo de tres días para evitar frotarse los ojos.
  • Lavarse bien las manos antes de proceder a ponerse las gotas. Tendrá que ponerse todas las gotas prescritas sin falta (durante todo el día), respetando el orden.

¿Puedo observar algunas alteraciones visuales?

Sí podría darse el caso y deberá entenderlas como algo normal, por ejemplo, halos o destellos al mirar directamente algún foco luminoso.

¿Cuáles son las indicaciones médicas postoperatorias tras una operación de miopía, hipermetropía y/o astigmatismo?

  • Medicación postoperatoria y kit de cirugía refractiva (gafas de sol, lágrimas y gasas) en quirófano el día de la cirugía.
  • Antibiótico y antiinflamatorio durante quince días.
  • Lágrimas artificiales durante tres meses.

Cirugía Refractiva Riesgos

Si bien es cierto que el porcentaje de complicaciones impredecibles queda drásticamente reducido con la tecnología láser que contamos en nuestros centros, exponemos algunos efectos que podría causar una cirugía refractiva láser principalmente durante el post-operatorio:

Ojo seco

Los pacientes que suelen llevar de forma habitual lentes de contacto y tienen ojo seco, tras operarse de miopía, hipermetropía y/o astigmatismo con láser pueden experimentar molestias de sequedad ocular los meses posteriores a la operación como por ejemplo irritación o sensación de cuerpo extraño.

Se solucionaría con uso de lágrimas artificiales. No obstante, gracias al láser de femtosegundo, se aumenta el porcentaje de pacientes con ojo seco aptos para esta cirugía.

Pequeño defecto residual del problema refractivo

Ocurre en apenas el 5% de las cirugías. Por general, es corregido fácilmente a las 12 semanas con un procedimiento de retoque.

Infección

Rara vez ocurren con una incidencia mínima inferior al 0.4% ya que se puede controlar con la medicación adecuada. Su periodo de mayor riesgo se produce en las primeras 72 horas.

La mejor manera de prevenir esta complicación es utilizar antibióticos antes y después de la cirugía láser. Además, se debe acudir a todas las revisiones con el oftalmólogo.

Complicaciones del flap (pliegues en el flap)

Ocurren en un porcentaje menor del 0,5% de pacientes. Sucede cuando los flaps no se posicionan correctamente o el paciente se frota los ojos con lo que el flap se desliza sobre la córnea y se pliega. Esto nos obligaría a tener que volver al quirófano para reposicionar el flap.

Esta complicación puede suceder tras la cirugía, por eso se recomienda descansar bien. La posibilidad de que ocurra se minimiza cuando se logra reducir el tiempo de la cirugía. Esto es algo que conseguimos con las avanzadas tecnologías láser de femtosegundo.

Dislocación del flap por trauma

Puede ocurrir por un golpe o traumatismo hasta muchos años tras la intervención. Por eso, si un paciente operado mediante una técnica de Lasik recibe un golpe directo brusco en alguno de sus ojos, debería acudir rápidamente a su cirujano aunque tenga la impresión de que su visión no se ha modificado.

Frotamiento del ojo

Si el paciente se frota el ojo operado puede provocar un dislocamiento de la lámina corneal. Esto tendría fácil solución acudiendo al oftalmólogo.

Ectasia corneal (abombamiento de la córnea)

Esto solo ocurre si la córnea es muy débil. Esta complicación es muy poco frecuente. En la visita preoperatoria el oftalmólogo puede detectar que un ojo tiene riesgo de sufrir este problema y descartar la cirugía.

Por todos estos motivos, será una parte fundamental de la cirugía la primera visita preoperatoria. En ella, el especialista oftalmólogo mediante las pruebas de miopía, hipermetropía y/o astigmatismo, podrá valorar las características del ojo de cada paciente y la técnica más adecuada. Así se evitarán riesgos innecesarios.

El oftalmólogo también podrá descartar a pacientes no aptos para operarse de la vista con cirugía refractiva láser. Podrán ser descartados pacientes con cicatrices en la córnea, con infección ocular en el último año, con antecedentes de herpes u otros trastornos como el síndrome de Sjogren o el lupus, así como en pacientes con queratocono.

Resolvemos las dudas más frecuentes sobre cirugía refractiva en nuestro canal de Youtube

Ver Playlist
Resolvemos las dudas más frecuentes sobre cirugía refractiva

Sigue con...

Suscríbete a la Newsletter

Suscríbete a la Newsletter

¿Quieres conocer lo último en las técnicas más avanzadas y consejos para el cuidado de tus ojos?