Córnea y superficie ocular

La Unidad de Córnea y Superficie Ocular tiene como objetivo ofrecer una asistencia especializada ocupándose del diagnóstico y tratamiento de patologías y trastornos oculares que afectan a la parte más externa de los ojos, la que está en contacto con el exterior.

¿Qué es la córnea y la superficie ocular?

  • La córnea es la ventana del ojo: Transparente y curvilínea actúa como la primera lente que encuentra la luz cuando penetra en nuestro globo ocular. De su transparencia depende la capacidad visual de cada persona; pero, a demás, la córnea cumple funciones defensivas frente a traumatismos e infecciones. Muchas enfermedades adquiridas o congénitas le afectan. Es de las especialidades que más innovaciones técnicas de diagnóstico y cirugía ha recibido en los últimos años.

  • Por su parte, la superficie ocular está formada por unas estructuras que trabajan de forma conjunta para proteger el ojo y proporcionar una buena visión. Son las glándulas lagrimales y los párpados, encargados de la producción y distribución de la lágrima, y la conjuntiva y la córnea, muy sensibles a las agresiones externas.

Tipos de trastornos oculares

Hay muchas patologías frecuentes que afectan a estas estructuras. Por su importancia podemos destacar:

  • Opacidad corneal: pérdida en la transparencia de la córnea, que puede producirse por traumatismos, inflamación o por causas hereditarias. En estos casos, un transplante de córnea soluciona el problema.
  • Infecciones: los procesos infecciosos pueden producirse en la conjuntiva (conjuntivitis), en el borde del párpado (blefaritis), o en la córnea (úlceras corneales, queratitis).
  • Síndrome del ojo seco: es la incapacidad del sistema lagrimal para mantener lubricada y protegida la superficie ocular. Se manifiesta por sensación de cuerpo extraño, enrojecimiento ocular, lagrimeo y sequedad ocular. Es especialmente frecuente en mujeres en la 5ª o 6ª décadas de la vida. Existen muchos tipos de ojo seco, de ahí que de su correcta identificación dependa el éxito del tratamiento.
  • Pterigión o palmera: crecimiento anómalo de la conjuntiva que puede llegar a cubrir la córnea, dificultando la visión.
  • Hay muchas enfermedades propias de la córnea, tanto hereditarias como adquiridas, y entre ellas el queratocono tiene una especial transcendencia.

Unidad de Córnea y Superficie Ocular

La Unidad de Córnea y Superficie Ocular tiene como objetivo ofrecer una asistencia especializada ocupándose del diagnóstico y tratamiento de patologías que afectan a la parte más externa de los ojos, la que está en contacto con el exterior.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Cuales son los motivos fundamentales para necesitar un trasplante de cornea?

A día de hoy suelen ser el padecimiento de un queratocono (a día de hoy tendríamos previamente otros procedimientos para retardar dicha intervención) y el herpes corneal.

Tras sufrir un trasplante de cornea por un herpes, ¿Puede afectarse la nueva cornea por el herpes de nuevo?

Efectivamente, siempre puede afectarse la cornea donada por un nuevo episodio de herpes.

¿Es decir que el rascado y frotamiento ocular puede afectar a la estructura de la cornea?

Es ciego, ayuda a adelgazar y hacer más frágil las uniones de colágena corneales y puede ser un factor importante para el padecimiento de un queratocono.

¿Qué es exactamente una queratitis? ¿Es grave?

Queratitis es una inflamación de la cornea, y puede ser un simple problema inflamatorio hasta, en el caso de infección, un serio y grave problema de no atajarlo a tiempo con medicación.

¿Es importante la superficie ocular si quiero operarme de las gafas?

Por supuesto, es imprescindible que la superficie ocular y la lágrima estén en buenas condiciones para poder someterse a una cirugía refractiva.

Como usuario de lentes de contacto, ¿es importante la lágrima que poseo?

La lágrima "se nutre" de nuestra lágrima, así que es importante que ésta sea de buena calidad y abundante para que el uso de lentes de contacto no sea perjudicial.

¿De qué manera puedo optimizar el uso diario de mis lentes de contacto?

Disminuyendo el uso diario a una serie limitada de horas (6-8 horas) coadyuvadas con el uso frecuente de lágrimas artificiales.

Tengo un pterigion ¿Tiene solución?

La solución definitiva es su exéresis quirúrgica, aun a sabiendas de que aveces pueda volver a recidivar el proceso.