Córnea y superficie ocular

¿Qué es la córnea?

La córnea es la capa externa del ojo, es transparente, curvilínea y actúa como la primera lente que encuentra la luz cuando penetra en nuestro globo ocular. 

Para la correcta función de la córnea ésta debe mantenerse transparente y es necesario que posea una curvatura adecuada de modo que cumpla unas buenas propiedades ópticas de refracción. 

La córnea y superficie ocular es una de las especialidades que más innovaciones técnicas de diagnóstico y cirugía ha recibido en los últimos años. 

Por su parte, la superficie ocular está formada por unas estructuras que trabajan de forma conjunta para proteger el ojo y proporcionar una buena visión. Son las glándulas lagrimales y los párpados, encargados de la producción y distribución de la lágrima, y la conjuntiva y la córnea, muy sensibles a las agresiones externas.

Función de la córnea

La córnea cumple funciones defensivas frente a traumatismos e infecciones protegiendo al ojo de gérmenes y otros factores externos de riesgo. Muchas enfermedades adquiridas o congénitas le afectan. Por tanto, la córnea ayuda a proteger fundamentalmente la órbita ocular, el párpado, las lágrimas y la esclerótica (la parte blanca del ojo).

Además de la transparencia de la córnea depende la capacidad visual de cada persona por eso podemos considerar a la córnea como la primera lente del sistema óptico de nuestros ojos, ya que una deformidad o falta de transparencia causará una mala imagen en la retina. Por tanto, una de sus principales funciones es el enfoque de las imágenes adaptándose a la visión cercana y lejana.

Capas de la córnea

Epitelio corneal

El epitelio corneal se forma por 5/7 capas de células unidas entre ellas y a la membrana basal que queda sustentada mediante fibras de anclaje denominadas hemidesmosomas. La función del epitelio es mantener la transparencia de la córnea y protegerla de los agentes externos. Posee la propiedad de una rápida cicatrización. 

Estrato de Bowman

La capa de Bowman es una superficie lisa, acelular, no regenerativa situada entre el epitelio, el estroma y la córnea del ojo. Conforme envejecemos esta capa se hace más fina. Aunque todavía no queda clara la funcionalidad de esta membrana, los últimos estudios indican que actúa como barrera física para proteger el plexo nervioso subepiteliar y ayudar a la recuperación sensorial, así como la inervación del epitelio. También ayuda a la recuperación de la transparencia de la córnea. Está ausente en seres no primates como por ejemplo en gatos, perros y ratones. 

Estroma corneal

El estroma es la parte más gruesa de la córnea en el ojo. Se forma de fibras de colágeno, aproximadamente 200, ordenadas en láminas paralelas a la superficie, cuya dirección entre ellas es oblicua ayudando a la transparencia de la córnea.

Capa de Dua

La capa de Dua separa la última final de queratocitos en la córnea. Se trata de la última capa que forma la anatomía de la córnea.

Membrana de Descemet

La membrana de Descemet está formada por fibras de colágeno IV y, según la edad, esta capa aumenta una micra de espesor cada 10 años. Su principal funcionalidad es la de servir como membrana basal modificada del epitelio posterior o endotelio cornal.

Endotelio corneal

El endotelio corneal se forma por células hexagonales cuya función es la de deshidratar la córnea para mantenerla transparente. Como las células endoteliales no se regeneran se pierden con la edad. Eso, además de por la edad, puede ocurrir como consecuencia de alguna distrofia, patología o cirugía ocular. También puede ocurrir que cuando existe un número desproporcionado de células la córnea puede perder su humor acuoso y por tanto su transparencia.

Causas de daños en la córnea

Los más frecuentes son:

  • Arañazos en la córnea.
  • Lesión química: por líquido nocivo que entra en contacto con el ojo.
  • Abuso o mal uso de las lentes de contacto.
  • Contacto en el ojo de agentes externos: sensación de cuerpo extraño (polvo, arena…)
  • Exceso de rayos ultravioleta en el ojo.
  • Infecciones causadas por hongos, virus o bacterias.

Además, la transparencia de la córnea como se ha mencionado anteriormente, es una de las propiedades más importantes de la córnea. Esta transparencia puede verse perjudicada cuando existe una ausencia de vasos sanguíneos o linfáticos, cuando no contiene una cantidad adecuada de proteglucanos (de los que depende el ordenamiento regular de las fibras del estroma) o tiene una buena hidratación.

Nutrición de la córnea

Las fuentes para mantener la córnea nutrida son: los capilares del limbo (nutren la parte periférica de la córnea), las lágrimas (aporte de glucosa en la película lagrimal), y el humor acuoso (encargado de nutrir las capas más externas de la córnea al ser el endotelio una capa unicelular).

Enfermedades de la córnea

Hay muchas enfermedades propias de la córnea, tanto hereditarias como adquiridas. Por su importancia podemos destacar las siguientes. 

Opacidad corneal

La opacidad corneal es la pérdida en la transparencia de la córnea que puede producirse por traumatismos, inflamación o por causas hereditarias. En estos casos, un trasplante de córnea soluciona el problema.

Conjuntivitis

La conjuntivitis es un proceso infeccioso que se produce en la conjuntiva, membrana mucosa que recubre el interior de los párpados. Ésta puede extenderse y afectar también a la córnea comprometiendo por tanto también a la visión. 

Blefaritis

La blefaritis es la inflamación del borde de los párpados que se produce por un mal funcionamiento de las glándulas de Meibomio, encargadas de lubricar la superficie del ojo y evitar la evaporización del ojo. Un ojo con blefaritis implica una mala hidratación por tanto de la córnea al quedar obstruidas estas glándulas. 

Úlceras corneales

Las úlceras corneales implican como el propio nombre indica una úlcera en la capa externa del ojo, es decir, la córnea, generalmente producida por una infección. 

Queratitis

La queratitis es una inflamación de la córnea cuyas causas pueden darse por sequedad, infecciones víricas, infecciones bacterianas, o por ejemplo, excesiva exposición solar. 

Síndrome del ojo seco

El síndrome del ojo seco es la incapacidad del sistema lagrimal para mantener lubricada y protegida la superficie ocular. Se manifiesta por sensación de cuerpo extraño, enrojecimiento ocular, lagrimeo y sequedad ocular. Es especialmente frecuente en mujeres en la 5ª o 6ª décadas de la vida. Existen muchos tipos de ojo seco, de ahí que de su correcta identificación dependa el éxito del tratamiento.

Pterigion o Palmera

El Pterigion o palmera es el crecimiento anómalo de la conjuntiva que puede llegar a cubrir la córnea, dificultando la visión.

Queratocono

El Queratocono tiene especial trascendencia en la alteración de la estructura de la córnea, y por tanto la visión de distorsiona. Esto ocurre porque el queratocono es una alteración en las fibras de colágeno que componen el estroma y al ser más débiles de lo normal la córnea se deforma hacia adelante adoptando forma de esfera.  

Defectos refractivos

Los defectos refractivos como la miopía, hipermetropía y el astigmatismo también se producen en la córnea. Hoy en día gracias a la cirugía refractiva se puede moldear y cambiar la forma de la córnea en el ojo para prescindir de las gafas y lentes de contacto al mejorar su estado refractivo. 

Trasplante de córnea

Nuestra Unidad de Córnea y Superficie Ocular está estrechamente ligada con la Unidad de Trasplante de Córnea , a fin de ofrecer a nuestros pacientes un servicio médico-quirúrgico cualificado para el tratamiento de la patología ocular de la córnea.

Galería de imágenes Córnea y superficie ocular

Preguntas frecuentes

¿Cómo se nutre la córnea?

La córnea se nutre fundamentalmente de tres fuentes: de los capilares del limbo, las lágrimas y el humor acuoso. 

¿El rascado y frotamiento ocular puede afectar a la estructura de la córnea?

Sí, el rascado y el frotamiento ayuda a adelgazar la córnea y hacer más frágil las uniones de colágeno corneales. Puede ser un factor importante para el padecimiento de un queratocono.

¿Qué es exactamente una queratitis corneal? ¿Es grave?

Queratitis es una inflamación de la córnea, y puede ser un simple problema inflamatorio hasta, en el caso de infección, un serio y grave problema de no atajarlo a tiempo con medicación.

¿Es importante la superficie ocular si quiero operarme de las gafas?

Por supuesto, es imprescindible que la superficie ocular y la lágrima estén en buenas condiciones para poder someterse a una cirugía refractiva.

Como usuario de lentes de contacto, ¿es importante la lágrima que poseo?

La lágrima "se nutre" de nuestra lágrima, así que es importante que ésta sea de buena calidad y abundante para que el uso de lentes de contacto no sea perjudicial.

¿De qué manera puedo optimizar el uso diario de mis lentes de contacto para no perjudicar a la córnea?

Disminuyendo el uso diario a una serie limitada de horas (6-8 horas) coadyuvadas con el uso frecuente de lágrimas artificiales.

Tengo un pterigion ¿Tiene solución?

La solución definitiva es su exéresis quirúrgica, aun a sabiendas de que a veces pueda volver a repetirse el proceso.