Cirugía plástica ocular

¿Qué es la cirugía plástica ocular?

El ojo está protegido por los párpados y el sistema lacrimal y, en ocasiones, estas estructuras sufren alteraciones que requieren de medicación o tratamiento quirúrgico.

La cirugía plástica ocular o la oculoplástica resuelve la mayoría de patologías de estos órganos que, además de afectar a la visión, pueden afectar a la estética. En Oftalvist nuestros oftalmólogos especialistas en cirugía oculoplástica tienen una amplia experiencia en el diagnóstico y tratamiento de estas patologías.

Cirugía plástica ocular: Enfermedades frecuentes

Las enfermedades más frecuentes que afectan a los párpados son:

  • ECTROPION: el borde del párpado, habitualmente el inferior, está girado hacia fuera, de tal forma que se puede producir lagrimeo, conjuntivitis, ojo seco, etc. Se asocia a la laxitud de los tejidos, por lo que la técnica quirúrgica está encaminada a acortar el párpado inferior.

  • ENTROPION: en este caso el borde del párpado, habitualmente el inferior, está girado hacia dentro, produciéndose roce de pestañas y molestias que pueden llegar a ser importantes, lagrimeo abundante, fotofobia.
  • PTOSIS PALPEBRAL: es como llamamos a la caída del párpado superior que puede afectar tanto a niños como a personas adultas, pudiendo provocar una alteración tanto estética como funcional, interfiriendo con la visión si llega a tapar la pupila. La técnica quirúrgica más empleada persigue acortar el músculo elevador del párpado cuya disfunción es la responsable de la ptosis.
  • ALTERACIONES ESTÉTICAS: los problemas estéticos palpebrales provocados por procesos como la blefarocalasia o piel caída de los párpados, las bolsas palpebrales, los excesos de piel, las cicatrices antiestéticas o la caída de las cejas entre otras, son alteraciones que pueden ser corregidos quirúrgicamente.
  • EL ENVEJECIMIENTO PROGRESIVO y cierta predisposición personal pueden favorecer la aparición de bolsas en los párpados superior e inferior. La cirugía consiste en eliminar el exceso de grasa y piel acumulados en los párpados, personalizando el tratamiento para cada paciente mediante una técnica que llamamos blefaroplastia. 
  • TUMORES PALPEBRALES: los tumores de los párpados son muy comunes y aparecen como irregularidades o bultos. Normalmente son benignos pero en ocasiones pueden ser malignos por lo que conviene hacer un seguimiento de estas lesiones. Si encontramos un cambio en su forma, color, tamaño, notamos que sangran o que escuecen debemos acudir al oftalmólogo. Lo adecuado en estos casos es extirparlos y realizar un estudio anatomopatológico de la lesión.
  •  PEQUEÑAS LESIONES PALPEBRALES: con bastante frecuencia aparecen en los párpados pequeñas lesiones que en ocasiones son susceptibles de solucionar con tratamientos médicos, pero en otras debemos recurrir a pequeñas intervenciones quirúrgicas. Entre ellas están los orzuelos, chalación, xantelasmas, verrugas, papilomas.
  • HERIDAS PALPEBRALES: las heridas de los párpados recientes o antiguas (cicatrices) deben ser reparadas quirúrgicamente para evitar defectos estéticos o de motilidad de los párpados.

Cirugía plástica ocular: tratamientos

Los procedimientos quirúrgicos más comunes en la oculoplastia son los siguientes:

  • La blefaroplastia: la cirugía de blefaroplastia es una técnica quirúrgica que se realiza con anestesia local y sedación para la reparación de las bolsas en los ojos ya sea por una cuestión estética o no. La cirugía se puede aplicar tanto a los párpados inferiores (blefaroplastia inferior) como superiores (blefaroplastia superior).
  • Tratamiento de xantelasmas: un xantelasmas es un pequeño tumor benigno o levantamiento graso también llamado estrés de colesterol situado alrededor del párpado. Su intervención quirúrgica es muy frecuente, principalmente cuando se encuentran en el párpado superior.
  • Cirugía de pterigion: el pterigion es un crecimiento anormal en la superficie ocular beningo, desde la conjuntiva que pueden causar irritación y alteración visual. Es habitual que el oftalmólogo indique cirugía.
  • Tratamiento de prótesis ocular: como consecuencia de la pérdida del ojo, además del cambio estético, puede darse una retracción del saco conjuntival y deformidades por adherencias palpebrales. Una solución eficaz ante este problema es la colocación de una prótesis ocular fabricada a medida. 

Preguntas frecuentes

Tras una cirugía plástica ocular ¿Cuándo podré volver a maquillarme?

Depende de la intervención pero lo normal, por ejemplo, si es tras una cirugía de párpados (blefaroplastia), es a los 15 días.

¿Debo evitar el sol tras una intervención de oculoplastia?

Sí, recomendamos no exponerse a los rayos UVA del sol ya que la cicatriz que se puede quedar tras una cirugía plástica ocular puede provocar que se oscurezca. Aconsejamos tomar al sol un mes después de la cirugía, así como ponerse mucha protección solar. La única excepción es la blefaroplastia transconjuntival pues, una vez reabsorbidos los hematomas, no hay marcas de cicatrices visibles.

¿Puedo volver al gimnasio pronto?

Tras una cirugía de plástica ocular recomendamos esperar de una semana a 15 días para reincorporarse a las actividades deportivas habituales.

Si tengo ojo seco ¿Puedo someterme a una cirugía ocular?

No está contraindicado, sobre todo si es un grado leve o moderado. No obstante, en el caso de ptosis por ejemplo, sí se pude requerir una cirugía más conservadora. Tampoco existe ninguna contraindicación para pacientes operados de cataratas, retina, glaucoma, miopía, hipermetropía y astigmatismo.

¿Podré ducharme tras una cirugía de pstosis?

Sí, al día siguiente a menos que el especialista te indique lo contrario.