presbicia

Presbicia

¿Qué es?

SOLICITA INFORMACIÓN

Presbicia ¿Qué es?

La presbicia o vista cansada es una anomalía visual que surge a partir de los 45-50 años y afecta al 100% de la población. Su aparición es debido a la disminución progresiva e irreversible de la capacidad de acomodación del cristalino o lente natural del ojo, responsable de realizar de manera automática el enfoque del ojo a cualquier distancia (acomodación).

Por tanto, el cristalino pierde su elasticidad natural lo que impide, en las primeras fases, que podamos ver de cerca con nitidez. Con el paso de los años esta situación se intensifica y necesitaremos el uso de gafas de cerca para compensar este defecto.

A partir de los 55 años la presbicia puede llegar a alcanzar el valor máximo de +3.00 dioptrías, es decir, lo máximo que puede llegar a enfocar el cristalino.

La presbicia, al igual que ocurre con las cataratas, está asociada al envejecimiento natural de nuestros ojos y, por tanto, no se puede prevenir. La solución actual es exclusivamente quirúrgica.

presbicia



Según distintos estudios, entre el 85% y el 95% de la población sufre presbicia a partir de los 45 años, alrededor de más de 17 millones de españoles.

¿Cómo es la aparición de vista cansada o presbicia con lentes trifocales?

Causas de la presbicia

La presbicia o vista cansada es una condición visual que se desarrolla como resultado del envejecimiento normal de nuestro cristalino o lente natural del ojo, cuya principal misión es la de enfocar a todas las distancias.

Su aparición, por tanto, está estrechamente ligado con la edad, a diferencia de lo que ocurre con los pacientes que padecen hipermetropía, que provoca pérdida de visión de lo objetos cercanos, y cuyas causas están asociadas principalmente con factores ambientales y genéticos, además de con su curvatura corneal.

Cuando el cristalino del ojo pierde su elasticidad y engrosamiento de forma progresiva, el ojo pierde su capacidad de enfoque de cerca en los primeros estadios y como consecuencia aparece la vista cansada.

La edad por tanto es la principal culpable de este endurecimiento de los tejidos y fibras del músculo dentro y alrededor del cristalino, que crece con los años y se endurece.

Cabe destacar pues que la presbicia no es una enfermedad que afecte a unas personas y a otras no de forma aleatoria, sino que es un proceso fisiológico normal que acaba afectando al 100% de la población.




Quizás también te pueda interesar:
Principales diferencias entre hipermetropía y presbicia




Síntomas de la presbicia

Uno de los principales síntomas es la visión borrosa e inicialmente suelen manifestarse cuando los pacientes con presbicia tienen que alejar, o colocar a mayor distancia, cualquier objeto o material de lectura para poder enfocar correctamente ya que se ralentiza el proceso de cambio de enfoque de cerca a lejos, y viceversa.

En las siguientes situaciones cotidianas también podemos sospechar que tenemos principio de vista cansada cuando vemos borroso:

  • Las letras de la pantalla de cualquier dispositivo electrónico: móvil, ordenador o ipad.
  • Un libro, la carta de un restaurante, la etiqueta de un envase de comida.
  • Al enhebrar una aguja.
  • Dolor de cabeza o fatiga visual si realizamos un excesivo esfuerzo de enfoque para intentar ver con mayor nitidez, principalmente, a última hora del día.

Asociado a la dificultad progresiva de enfocar objetos cercanos, el cristalino también pierde la capacidad de compensar defectos ópticos antiguos (por ejemplo: hipermetropías y astigmatismos), de forma que simultáneamente se puede producir un empeoramiento de la visión lejana.

El fallo de enfoque de cerca va aumentando progresivamente hasta los 60 años de edad cuando se estabiliza en un tope. Hasta entonces, cada dos o tres años hay que ir ajustando la graduación de unas gafas progresivas de cerca para un correcto enfoque.

Con los años, a partir de los 60, puede que el paciente deje de necesitar sus gafas de cerca para las citadas actividades como leer o coser, es lo que se denomina segunda visión, un síntoma muy común que precede a la aparición de las cataratas.




¿En qué consiste la primera consulta de vista cansada?

En cuanto sospechemos que podemos tener presbicia o vista cansada es recomendable acudir a un oftalmólogo especialista para que realice un examen completo oftalmológico del estado de nuestros ojos y confirmar el diagnóstico.

Esta exploración ocular es sencilla, indolora y fiable siempre y cuando se realice con los medios diagnósticos adecuados:

Una vez obtenidos todos los resultados de estas pruebas, el oftalmólogo especialista en cirugía de presbicia o vista cansada en consulta le explicará de forma detallada si es candidato o no para una intervención quirúrgica, así como cuáles son las opciones más adecuadas si está pensando en corregir su presbicia.




Medición de la tensión ocular con tonómetro.

Prueba de agudeza visual y graduación de la vista.

Diagnóstico del segmento anterior y posterior del ojo.

Contaje endotelial de ambos ojos.

OCT (Tomografía de Coherencia Óptica) de mácula de ambos ojos.

Estudio ocular pormenorizado (topografía corneal, aberrometría, paquimetría corneal y biometría láser).

¿Cómo se diagnostica la presbicia o vista cansada?

Preguntas frecuentes

Presbicia: ¿la padecen todos los seres humanos?

Se trata de una de las patologías visuales más frecuentes y afecta al 100% de la población española mayor de 50 años. Es parte del proceso natural del envejecimiento del ojo pero, afortunadamente, hoy en día se puede operar precozmente de forma más segura.

La corrección de la presbicia puede realizarse mediante lentes bifocales o progresivos (PAL, por su sigla en inglés). Otra opción son las lentes para leer que solo se usan para actividades que exijan visión de cerca. Por último, también se puede corregir con tratamiento quirúrgico mediante el implante de lentes intraoculares sustituyendo el cristalino o lente natural del ojo que ha perdido la capacidad de enfoque. Esta cirugía puede realizarse por la vía tradicional manual o con una plataforma láser de femtosegundo.

La mayoría de personas empieza a notar los síntomas de la presbicia a partir de los 40-45 años. Ahora bien, los pacientes con miopía previa pueden llegar a desarrollarla más tarde que los pacientes con hipermetropía o emétropes (sin graduación).

La operación de la presbicia es recomendable según se necesiten gafas también para lejos o solo para cerca. Si de lejos se ve bien y solamente se necesitan gafas para cerca, se puede plantear a partir de los 55 años. Si también se necesitan gafas de lejos, a partir de los 50años, sobre todo en hipermétropes. En los pacientes miopes depende de la graduación.

Depende de la evaluación del oftalmólogo, pero en principio no habría ningún problema ya que en una sola intervención se pueden operar los diferentes defectos refractivos.

La presbicia debe diagnosticarse mediante un exhaustivo examen oftalmológico en la consulta de un especialista para, una vez obtenidos los resultados, valorar el tratamiento y la técnica más adecuada para cumplir las expectativas del paciente.

La tecnología femtosegundo favorece un mejor centrado y diámetro de la capsulotomía para el implante de la lente multifocal de alta gama lo que repercute en una mejor recuperación, además de la fiabilidad y seguridad del resultado.

Aunque lo habitual es que surja a partir de los 40- 45 años, aquellos pacientes que pueden llegar a desarrollar una presbicia más temprana que otros puede ser debido a una serie de factores relacionados como por ejemplo por la genética y el envejecimiento individual de cada persona, así como por los hábitos de consumo relacionados con el exceso de horas dedicadas a trabajar o usar dispositivos electrónicos durante largas jornadas.

No. Se trata de una cirugía en la que se aplica anestesia tópica (gotas), por lo que es un procedimiento quirúrgico sencillo y nada doloroso. Además, el láser de femtosegundo favorece a la recuperación visual.

Para la cirugía con lente intraocular multifocal, primero operamos un ojo y tras una revisión post-operatoria al día siguiente, una semana después aproximadamente operamos el segundo.

Es la lente multifocal que sustituye, tras evaluación del oftalmólogo, al cristalino transparente (la lente natural del ojo). Es lo más similar hoy en día al cristalino ya que con ella el paciente puede enfocar tanto a distancias largas, cortas y medias. La lente trifocal tórica corrige además el astigmatismo pre-existente.

Sí. No obstante, la tendencia hoy en día es aprovechar la cirugía de vista cansada para eliminar en un futuro las cataratas en una sola intervención gracias a las lentes de última generación.

La presbicia no se puede prevenir, ya que al igual que las cataratas, su aparición está directamente asociada al envejecimiento natural de nuestro ojo que pierde la capacidad de enfoque a todas las distancias de forma gradual y, por tanto, afecta al 100% de la población.

Resolvemos las dudas más frecuentes sobre cirugía refractiva en nuestro canal de Youtube

Ver Playlist
Resolvemos las dudas más frecuentes sobre cirugía refractiva

Sigue con...

Suscríbete a la Newsletter

Suscríbete a la Newsletter

¿Quieres conocer lo último en las técnicas más avanzadas y consejos para el cuidado de tus ojos?