Unidad de Optometría

¿Qué es la optometría?

La optometría es la ciencia que estudia el sistema visual, sus alteraciones no patológicas y los tratamientos óptico y optométricos, así como las normas de salud e higiene visual a cargo del optometrista.

En nuestra Unidad de Optometría, por tanto, el optometrista u óptico es la persona responsable de enseñar a nuestros pacientes que se inician en el uso de lentes de contacto, tanto a ponérselas, como en el manejo de las mismas, así como a explicarle detalladamente todas y cada una de las recomendaciones básicas.

Cada adaptación de lentes de contacto, además de estar supervisada por el Oftalmólogo, no conlleva ningún coste para el paciente.

Gabinetes de ayuda especializados

Tipos de lentes de contacto

En Oftalvist trabajamos con varios tipos de lentillas para poder dar servicio a todos nuestros pacientes.

  • Lentillas desechables de reemplazo mensual y diarias para todo tipo de pacientes.
  • Lentillas multifocales idóneas para pacientes présbitas (pérdida de visión cercana).
  • Lentillas convencionales para graduaciones estables.
  • Lentillas permeables para pacientes con miopías magnas, astigmatismos corneales elevados, queratoconos medios o avanzados, post-cirugía refractiva, control de miopía en jóvenes…
  • Lentillas semiesclerales para pacientes con queratoconos incipientes, post-cirugía refractiva, anillos intracorneales…
  • Lentillas terapéuticas indicadas para procesos inflamatorios, edemas, midriasis, ulceras corneales.
  • Lentillas cosméticas para corregir problemas estéticos como leucomas, aniridias y para protección de albinismo.

Recomendaciones de uso en lentes de contacto

La edad recomendada para iniciarse en el uso de lentillas oscila entre los 13-15 años, pudiendo haber excepciones como en el caso de graduaciones muy elevadas, práctica de deportes o enfermedades corneales como el queratocono donde el uso de la lentilla va a mejorar la calidad visual del paciente e incluso estabilizar su problema.

Cuidados básicos de las lentes de contacto

  • Lavarse bien las manos antes de ponerse o quitarse las lentillas. Manejarlas siempre con la yema de los dedos, nunca con las uñas.
  • Las lentillas sólo se deben usar 8-10h al día.
  • Hay que mantener el estuche de las lentillas limpio y dejarlo secar al aire abierto.
  • Se puede hacer deporte con las lentillas pero no se puede ir a la playa o a la piscina con ellas puestas.
  • Tampoco se puede dormir con ellas puestas.
  • No hay que ducharse con las lentillas puestas.
  • Si le molestan las lentillas, tiene los ojos rojos, le pican o tiene legañas, no debe seguir usando las lentillas. Quíteselas y pida que le vea su médico oftalmólogo.
  • Cuando se haga las revisiones anuales tiene que dejar de usar las lentillas 2 o 3 días antes de la cita.
  • Y por supuesto, no dude en contactar con nosotros ante cualquier duda o problema.

Preguntas frecuentes

¿Se puede dormir con lentillas? 

Nunca se debe dormir con ellas puestas, a no ser, que las que lleve el paciente  sean especiales e indicadas para ello por el fabricante, como podría ser el caso de una lente terapéutica y siempre bajo un control periódico realizado por el oftalmólogo.

¿Existen lentillas para astigmatismo? 

Si, existen lentillas para casi cualquier graduación, sólo es necesario que el paciente sea candidato para poder llevarlas.

¿Me puedo bañar con lentillas? 

Los especialistas recomiendan que siempre se quiten las lentillas antes de bañarse. Si éstas entran en contacto con el agua del mar o la piscina, tienen más posibilidades de tener una infección grave por un germen llamado Acanthamoeba. Este protozoo está muy presente en el agua y en algunos casos puede causar una úlcera corneal, muy dolorosa y extremadamente grave, que puede dañar de forma permanente la visión del afectado, llegando incluso a precisar un trasplante de córnea. Única y exclusivamente se podrían usar bajo el agua, siempre y cuando lo indique un oftalmólogo y por supuesto bajo su supervisión.

¿Puedo limpiar el estuche portalentes con agua del grifo? 

Nunca se debe limpiar el portalentes con agua del grifo, siempre se ha de hacer con solución única y se debe reemplazar muy frecuentemente para evitar infecciones.