Baja visión

¿Qué es la baja visión?

Según la definición de la Organización Mundial de la Salud la "Baja Visión" es la pérdida de agudeza visual y/o campo visual que incapacita para la realización de las tareas de la vida diaria (cocinar, leer, escribir, coser, ver la TV, andar, etc).

La agudeza visual tiene que ser igual o inferior a 0.3 (30% de visión) y el campo visual igual o menor a 20º. La pérdida afecta a los dos ojos, pero aún queda un resto visual útil. Se han agotado todas las soluciones ópticas o quirúrgicas convencionales siendo un proceso irreversible.

En el mundo hay más de 180 millones de personas discapacitadas visuales, de las cuales 135 millones padecen Baja Visión y los 35 restantes ceguera. En concreto, en Europa más de 20 millones de personas tienen Baja Visión, y en España 1,8 millones. La distribución de la Baja Visión es uniforme, afecta en mayor medida a los países menos desarrollados; aún así en los países desarrollados constituye un problema social debido al avance de la oftalmología y de la cirugía que evitan cegueras, al incremento de la esperanza de vida y al envejecimiento de la población.

Causas

La Baja Visión está causada por diferentes patologías que pueden estar asociadas a la edad, traumatismos o enfermedades congénitas; es un concepto distinto al de ceguera. Se entiende por Ceguera Legal en España a la agudeza visual igual o inferior a 0.1 (10% de visión) y al campo visual igual o menor a 10º en el mejor de los ojos.

Las principales patologías causantes de Baja Visión en los países desarrollados son:

  • Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE).
  • Glaucoma.
  • Retinopatía diabética.
  • Cataratas.
  • Retinosis Pigmentaria.
  • Miopía degenerativa.
  • Desprendimiento de Retina.
  • Otras en menor medida: acromatopsias, albinismo, aniridia, colobomas, distrofias, hemianopsias, nistagmus, uveítis y otras retinopatías y enfermedades congénitas.

Gabinetes de ayuda

Gabinetes de ayuda Baja Visión

La pérdida de visión produce efectos tales como la dificultad en las tareas diarias, la pérdida de independencia, la dificultad para encontrar trabajo o mantener el actual y dificultades comunicativas.

Todo esto puede desencadenar problemas físicos (accidentes, movilidad reducida...), problemas emocionales (depresión, ansiedad, baja autoestima, soledad) y problemas sociales (dificultades económicas y relaciones sociales afectadas).

En un afán por ayudar a la gente a usar la visión remanente más eficazmente y promover su independencia, Oftalvist ha creado unos Gabinetes de Ayudas para Baja Visión a través de la rehabilitación visual con el fin de minimizar los efectos de la discapacidad visual, a pesar de no cambiar el daño visual:

1. HACIENDO LAS COSAS MÁS GRANDES

  • Incrementando la imagen retiniana (libros con letra más grandes, teléfonos con teclas más grandes).
  • Disminuyendo la distancia (sentarse cerca de la TV, acercarse el papel, utilizar lentes positivas que permiten enfocar en la retina un objeto más cercano).
  • Magnificación inversa. CCTV.
  • Magnificación telescópica + angular (telescopios para cerca y lejos).

2. HACIENDO LAS COSAS MÁS CONTRASTADAS

  • Incrementando el contraste.
  • Utilizando colores.

3. HACIENDO LAS COSAS MÁS LUMINOSAS

  • Utilizando iluminación general.
  • Utilizando iluminación focal.
  • Utilizar la luz del día.
  • Evitar el deslumbramiento.

Objetivos a corto-medio plazo

En general, los objetivos de estos gabinetes de ayuda a la baja visión serán detectar la visión útil que conserva el paciente, valorar cuáles son sus necesidades visuales, prescribir las ayudas ópticas y no ópticas que sirvan para sacar el máximo partido al resto visual del paciente y adiestrar a los pacientes en el uso de esas ayudas.